LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Cabral, soldado heroico, cubriéndose de gloria.

Publicado por LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en diciembre 7, 2006

MUERO CONTENTO… La batalla de San Lorenzo: Cabral salvó a San Martín

¡Muero contento! ¡Hemos batido al enemigo!”. Estas fueron las últimas, célebres palabras de Juan Bautista Cabral, según una carta del propio José de San Martín al Triunvirato en la que solicita ayuda para las viudas de los caídos en la batalla de San Lorenzo. San Martín agrega: “…atravesado con dos heridas no se le oyeron otros ayes que los de viva la patria”.

Aunque hay quienes sostienen que faltan certezas sobre el episodio, el mismísimo general, con esta carta, sentó las bases para que Cabral se transformara en un héroe. Entre los 15 muertos sólo hubo un correntino; y gracias a Cabral ése no fue San Martín sino él mismo.

Nacido en Saladas en 1789, sus padres fueron Carmen Robledo y Francisco Cabral, ambos al servicio de una familia estanciera. Durante las Invasiones Inglesas, hacia 1806 y 1807, Cabral estaba en Buenos Aires. Se conoce este dato por una carta enviada a Don Luis, dueño de la estancia. En ella Cabral admite haberse salvado milagrosamente de ser degollado por las tropas inglesas.

A los 23 años, el futuro sargento Cabral se unió el 3 de noviembre de 1812 a un grupo de 89 jóvenes correntinos destinados a la milicia, a las órdenes del teniente Juan Parreti. El 29 de diciembre se integró al Regimiento de Granaderos en Santa Fe.

A partir de entonces hay dos versiones sobre su carrera. La primera supone un meteórico ascenso hasta llegar a sargento. La otra hipótesis lo imagina soldado raso en la fecha del recordado combate y la concesión post mortem

Las escaramuzas relatadas en la Marcha de San Lorenzo comenzaron en la mañana del 3 de febrero de 1813. Las tropas de San Martín debían defender las costas del Paraná de los realistas.

El Libertador instaló su cuartel general en el convento de San Carlos, cerca de la posta de San Lorenzo. Iniciado el enfrentamiento, San Martín recibió una descarga de fusilería que mató a su caballo, que era bayo de cola cortada y no blanco como popularmente trascendió. El animal cayó sobre su pierna, atrapándolo. Los sucesos posteriores son detallados por Bartolomé Mitre en Historia de San Martín y la emancipación sudamericana: “San Martín habría sucumbido en aquel trance, si otro de sus soldados no hubiese venido en su auxilio echando resueltamente pie a tierra y arrojándose sable en mano en medio de la refriega. Con fuerza hercúlea y con serenidad desembaraza a su jefe del caballo muerto que lo oprimía… y recibe en aquel acto dos heridas mortales… Llamábase Juan Bautista Cabral este héroe de última fila”  del grado de sargento.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 39 seguidores

%d personas les gusta esto: