LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Diputado ARI Walter Martello

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en mayo 2, 2006

Walter Martello: "Solá es un hombre neutro y resignado"
Para el legislador bonaerense, el resultado de las elecciones marcó el rumbo opositor a Felipe Solá. Definió al gobierno con los mismos rituales conservadores y que nada tiene que ver con el progresismo que se proclama.
Por Horacio Fuentes

Politica del Sur

Asumió como diputado provincial en diciembre del año pasado. Hasta entonces fue secretario técnico del bloque del ARI en la Legislatura y su participación en esa fuerza se concretó en 2002, cuando con la desilusión de la Alianza prefirió recorrer el camino que marcaba Elisa Carrió.

Hoy vicepresidente del bloque, es un crítico del gobierno de Felipe Solá. Mantuvo cruces dialécticos con el ministro Siccaro por la reciente reestatización de la empresa Aguas Argentinas y generó proyectos dirigidos a resolver el problema del agua contaminada en la zona sur del conurbano bonaerense. También expresó duras críticas al secretario de Ingresos Públicos, Santiago Montoya, a quien le pidió que abandonara los "shows mediáticos" que utiliza para "asustar" a los contribuyentes.

Martello, de características "parsimoniosas", se desenvuelve en la política con total "desparpajo", su militancia proviene de los años ´80 con la llegada de la democracia. Asiduo lector de Eduardo Galeano, marcado tal vez por aquel libro Las venas abiertas de América Latina, propone luchar "por los ideales y los principios que cada uno tenga, sin abandonar los valores que hacen de la política una herramienta de transformación".
Hoy es uno de los cuatro diputados del ARI en la Legislatura bonaerense.

¿Por qué marca tanto su oposición al gobierno de Solá?
Fui electo el 23 de octubre del año pasado y la gente votó al ARI para ejercer una de las premisas fundamentales de la democracia: controlar. El resultado de aquellas elecciones nos marcó el rumbo opositor a este gobierno que se muestra progresista y que en realidad se maneja con los mismos rituales conservadores de Carlos Ruckauf y de Eduardo Duhalde.

Sin embargo, el apoyo del presidente Kirchner al Gobernador darían muestras de su espíritu progresista.
No se puede pensar en progresismo por el apoyo de un Presidente, cualquiera sea el mandatario. Las posturas progresistas no son dialécticas ni discursivas. Son en realidad posturas de acción y de coherencia.

Pero, ¿no cree que se están dando dos vertientes en el país: de centroizquierda y de centroderecha?
El ARI tiene una postura bien marcada con relación a ello. Nosotros creemos que la política esta fundamentada con el accionar coherente y la honestidad suficiente para ocupar cargos, y reivindicamos esos postulados porque la gente lo pide a gritos. No se trata de resolver problemas con parches. En la provincia de Buenos Aires venimos marcando una política de oposición real, pero argumentando y aportando soluciones a través de diferentes proyectos…

¿Cómo cuáles?
Desde el bloque del ARI presentamos un proyecto tendiente a resolver el aumento de tasas que se generó desde algunos municipios. Presentamos un proyecto de ley para crear un Fondo de Estabilización de las Finanzas Públicas Municipales de hasta 100 millones de pesos. La iniciativa permitiría derogar las ordenanzas impositivas que aumentaron las tasas entre un 40 y un 300 por ciento en diferentes municipios de la provincia; fue un aporte a algo que, después de los dichos del Presidente, algunos intendentes dieron marcha atrás.

¿En qué quedó ese proyecto?
Se encuentra en estudio en la Comisión de Asuntos Municipales.

La composición de la Legislatura bonaerense no les debe ser favorable.
Nosotros advertíamos sobre esta situación. Era obvia con el resultado de las elecciones, pero no pensábamos que pudiera existir un pacto entre el Frente para la Victoria y el radicalismo para dejar sin representación en la conducción al resto de las minorías de la Legislatura. Pero estas prácticas se vienen manteniendo desde hace tiempo entre la UCR y los sectores justicialistas, en cualquiera de sus versiones, kirchneristas o duhaldistas; ellos siempre se acomodaron y fueron funcionales a quienes ejercen el poder en la provincia, y la gente se da cuenta de ello, eso es lo que fundamenta el resultado de la UCR de las últimas elecciones.

Una de las fuertes discusiones que mantuvieron fue sobre el tema del presupuesto…
El problema de este gobierno es creer que el Estado es una empresa; la eficiencia de un gobierno debe medirse en su capacidad de contribuir a la gestación del bienestar del pueblo bonaerense. El presupuesto provincial debe tener como ejes vertebrales el trabajo, la producción, pero, fundamentalmente, la consolidación de la participación de los distintos sectores sociales. Los problemas que vemos hoy con el reclamo salarial y las paritarias se tenían que dar, porque esos aumentos no estaban contemplados en el presupuesto.

Parece que ustedes hacen política ficción.
– No, no es así. Lo que hacemos es interpretar las necesidades de la gente, de los distintos sectores. Se trata de escuchar a todos los que componen el tejido social. Es sentido común, no es otra cosa. No somos ni Pol-ka ni Ideas del Sur.

¿Qué pasa finalmente con la coparticipación?
Solá abandonó el reclamo de mejorar la coparticipación nacional, para asociarse a la distribución antojadiza del presidente Kirchner y su operador Alberto Fernández, con un claro detrimento en la defensa de los bonaerenses. Lo que debe hacer el gobernador es reclamarle a Kirchner el aumento que le corresponde a Buenos Aires por la coparticipación federal de impuestos. A Buenos Aires le corresponde el 28 por ciento y no el 21,7 como se fijó para este año.

¿A qué le atribuye esa falta de reclamo?
A que el gobernador es un hombre neutro y resignado. Solá se olvida de los intereses de los bonaerenses para favorecer la acumulación de poder político interno, seduciendo intendentes con promesas de generación de obra pública.

¿Ustedes se opusieron a los superpoderes otorgados a Santiago Montoya?
Montoya debería renunciar, en lugar de anunciar nuevos shows. Mantiene una política histriónica, que no le da buenos resultados, por lo cual el gobernador debería pedirle que se aparte del cargo, ya que aun teniendo todas las facultades especiales, incluidos poderes inconstitucionales, no alcanzó siquiera las pautas de recaudación previstas en el presupuesto. Ya nadie teme las "puestas en escena" y la "vocación mediática" de sus operativos antievasión. Sugiero, desde mi lugar de ciudadano, que el gobernador inicie una etapa más seria si quiere obtener mejoras en la política tributaria.

¿Aún considera que los planes sociales son manejados de manera clientelar?
Nosotros creemos que los nuevos planes sociales son lo mismo que antes. Que siguen siendo clientelistas y prebendarios y que les falta universalidad. Ya Carrió cuestionó los nuevos programas sociales con los que el gobierno anunció su reemplazo; en lo sustancial, siguen siendo lo mismo que antes. No implican un ingreso ciudadano, atan a las familias a las decisiones del gobierno a cambio de un voto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: