LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

VI CONGRESO INTERNACIONAL SOBRE LA EPIDEMIA EN CANADA

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en agosto 16, 2006

Dramática apelación para evitar que el sida mate en el mundo a un chico por día


Padecen el mal 2.3 millones de menores de 15 años, la mayoría de ellos africanos. Son contagiados por la madre durante el parto. El año pasado se infectaron 540 mil.

fotosrc = new Array( ‘/diario/2006/08/15/thumb/t030dh01.jpg’ ); var epigrafe = new Array( ‘MARCHA. Centenares de mujeres manifestaron ayer por el preservativo femenino, una demanda que también es de igualdad en la lucha contra el mal.’ ); var idfoto = new Array( ‘600425’ );

MARCHA. Centenares de mujeres manifestaron ayer por el preservativo femenino, una demanda que también es de igualdad en la lucha contra el mal.

 

 Es la peor epidemia dentro de la epidemia», se escuchó decir ayer en una de las presentaciones del Congreso Internacional de Sida 2006. Y la que menos se ve.

Son los chicos que viven con VIH/Sida y a quienes ahora apuntan todos los esfuerzos para que simplemente se sepa que son ellos los más vulnerables y los que no se pueden defender ante la amenaza de la epidemia.

Para lograr este objetivo ayer Unicef y Onusida presentaron un nuevo informe sobre los chicos que viven con HIV en los orfanatos de Africa. Una muestra pequeña de cómo es la situación mundial de los más chicos.

Los duros números dicen que de los 40 millones de personas que viven con HIV/Sida en el mundo, 2.3 millones tienen menos de 15 años. En América latina son 54.000. Y tan sólo el año pasado se infectaron 540.000 a nivel mundial. La mayoría de ellos se contagiaron a través de su mamá en el momento de nacer. Esta es la llamada transmisión vertical y es evitable: pero como las embarazadas no llegan a los controles, no saben que viven con HIV e infectan a sus hijos en el parto.

Las cifras son frías pero estremecedoras. Según los cálculos cada día muere un chico por una enfermedad relacionada con HIV. Y eso —explicaron ayer durante la presentación— es lo que intenta evitar al mostrar la cara más oculta de la epidemia.

La realidad muestra algo que por obvio no es menos importante: detrás de cada número hay una historia (Ver «Las sandalias….») Ya son 14 millones de menores de 15 años quienes perdieron a su padre o a su madre por la epidemia.

«Cuatro de cada cinco de ellos viven en Africa», informó Michel Sidibe, de Onusida e hizo un mea culpa: «Hemos puesto el esfuerzo por conseguir una vacuna, por el acceso libre a los tratamientos, por terminar con el estigma de la enfermedad. Pero cuando se trata de los chicos, el mundo ha fallado».

Para el 2010 si nada cambia, el funcionario calculó que muchos países tendrán el 25 por ciento de su población huérfana. Serán 25 millones de niños sin padres. «Y esta realidad, las de chicos, no está en la agenda mundial».

Hoy 12.5 millones de chicos huérfanos por la epidemia viven en Africa Subsahara, una región integrada por la mayoría de los países de ese continente salvo los seis que están al norte sobre el Mediterráneo. Muchos de ellos viven en orfanatos y con HIV. Y están en riesgo de morir.

«En el resto de los países del mundo no podemos decir cuál es la realidad. Las cifras parecen ser más benévolas, pero no son exactas o no las tenemos», explicó Mary Mahy, de Unicef. Lo que sí pudieron determinar desde Unicef es que, durante 2005, fueron 5.5 millones los menores de 15 años que perdieron a uno de sus padres en el mundo. Y que las posibilidades de que un chico menor de 3 años muera antes o después de su madre es hoy 3.9 veces mayor.

La presentación de estas cifras —explicó Kent Hill de la Oficina de Salud Global del gobierno de los Estados Unidos— «es el primer paso para terminar con la vulnerabilidad de los niños.» La presencia de Hill fue llamativa. A lo largo de estos años las críticas al gobierno de George W. Bush fueron tan grande que no se ven funcionarios de su administración.

Minutos antes un grupo de activistas había tomado el hall central. Uno de ellos gritó: «Todos ustedes están acá porque el presidente Bush no destina los fondos suficientes para la lucha contra el HIV». Y arrancó un aplauso.

Media hora después Hill informó que su gobierno destinaría el 10 por ciento de los fondos para la lucha contra el HIV en los chicos. «Pero primero —dijo el funcionario— debemos asegurarnos que no sean huérfanos».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: