LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Entrevista a CATHERINE FULOP

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en septiembre 10, 2006

«A los 20 me quisieron violar»


 

Terra / Agencias - Catherine Fulop

Terra / Agencias - Catherine Fulop

 

 

Terra / Agencias - Catherine Fulop


–>

Fue en Venezuela, cuando con la excusa de un casting la llevaron a un hotel. Catherine se confiesa en un reportaje que no deja tema sin tocar: infidelidad, celulitis, cine iraní, Ova y Gaby.

En el camarín hay una botella de agua y una especie de pulsera para brazos gigantes, como los de uno de esos basquetbolistas que ahora están de moda. «¡Eso no es una pulsera, es un conchero! Me lo regaló Moria (Casán), pero no lo puedo usar… Llegué tarde para el conchero: va tan al cuerpo que si lo uso se me notaría la celulitis, una batalla que ¡ay! —gritito chevere—, voy perdiendo». Gauchita Catherine Fulop: que la amazona tropical diga que pierde contra la celulitis es, cuanto menos, un mensaje solidario para miles de amas de casa desesperadas.

Para ser una buena vedette no sólo te está faltando conchero…

Sí, sí (interrumpe), ya sé: me falta suspicacia, picardía…

Me refería a alguna peleíta con Nazarena Vélez.

Nooo. Algunos chimenteros quisieron enemistarme con Laura Fidalgo (compañera en Un país de revista), pero soy lo menos competitiva que hay.

Tardaste cinco años en aceptar la propuesta de ser vedette. ¿Especulabas con que te tuvieran en cuenta para otra cosa o no te animabas?

Quería que me tomaran más en serio.

Aceptaste por resignación…

Estaba resignada, sí. Y encima ahora de vedette (mete una mueca de lamento) es echarle más leña al fuego de la mujer sexy.

Claro, va a ser difícil que te tengan en cuenta para Edipo Rey.

Tampoco quiero meterme con esos personajes complicados. Sí me gustaría hacer un Mujeres asesinas

Cuando tu cuerpo no sea objeto de deseo, ¿vamos a verte conduciendo un programa en el canal 1445?

La conducción no me gusta. Pienso seguir estudiando teatro con Augusto Fernandes.

¿Y qué dice Augusto? ¿Te evalúa?

Me caga a pedos, me reta, es duro, pero vamos evolucionando…

Siguiendo tu línea darwiniana, te gustás más en los avisos de las papas fritas que en «Abigail».

Creo (se ríe) que lo de las papas estuvo bien: se triplicaron las ventas.

Cuando fuiste «Miss Amazonas», ¿surgieron más propuestas indecentes o de trabajo?

De todo, hasta me quisieron violar. Yo era una tierna, 20 añitos. Un conocido me dijo que iba a llevarme a un casting y terminamos en un telo. Le dije que estaba equivocado, y sacó una pistola. «Si quieres, mátame», le dije. «Cinco minutos, dale, qué te cuesta», insistía. Me dejó ir. No sabés cómo lloré.

Cambiemos de tema, por favor. ¿Fernando Carrillo, tu ex, era gay y golpeador?

¡Qué pregunta encantadora! No, no era golpeador y a mí no me consta que fuera gay. Es más, en nuestra noche de bodas me dijo que había estado con otra chica.

El sí era un encanto.

Divino. Igual estuvimos cuatro años casados.

¿Y cuánto tardaste en tomar revancha?

Cuando conocí a Ova estaba casada…

De entrada, ¿qué te sedujo de un hombre cuya virtud era acompañar por el mundo a Gabriela Sabatini, su hermana?

Mira (sin acento en la «a», pero con tonito de advertencia): me sedujo su calidez.

Decías: «Qué cálido es el hermano de la Sabatini».

¿Gabriela? ¿Qué Gabriela? Yo no entendía de tenis. A mí me llamó la atención Ova. Lo vi y pensé: qué buena chance para ser infiel.

Y desde que estás con Ova, ¿cuántas veces pensaste lo mismo?

Nunca (las manos juntas como en misa). Pero atravesamos una crisis seria. Sentía que había perdido la libertad. Hicimos terapia y sirvió. Por suerte no perdimos la pasión. Lo sigo viendo bello.

Con ustedes no corre eso de que «lo esencial es invisible a los ojos», ¿no?

Si fuera por nosotros, «El Principito» moriría de hambre (se ríe).

¿Existe el punto G?

Obvio. Es el que está al final de la palabra shopping.

¿Sartre dijo que lo importante no era ser viejo o ser joven, sino ser nuevo. ¿Hablaba de cirugías estéticas?

Para mí que hablaba de hacer ejercicio. Hoy prefiero las cremitas al botox.

¿Nunca le presentaste un amigo a tu cuñada? Siempre tan sola con sus perfumes y sus trofeos…

Ella es introvertida. No es una chica salidora.

¿Cómo se conjuga la vedette con la mujer que vuelve a casa y le pregunta a sus hijas si hicieron la tarea?

Es incompatible. Me acuesto a cualquier hora y mis hijas quieren que los sábados las acompañe a hockey…

¿Sos de las que dicen que el libro es mejor que la película, pero jamás leyó el libro?

Cuando leo un libro, lo digo.

¿En casa tenés uno?

Leer me da sueño. No soy fanática de la lectura.

¿Leer o ver una de cine iraní?

El cine iraní. Chejov me mata.

¿Los CD de Arjona habría que coleccionarlos o usarlos de apoyavasos?

¡Me encanta Arjona!

Si te preguntan por qué luchas, ¿qué respondés?

Lucho por ser mejor persona.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: