LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

A VEINTE AÑOS DE LA MUERTE DEL ESCRITOR MENDOCINO

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en septiembre 13, 2006

Lanzan un libro con todos los cuentos de Antonio Di Benedetto

Muchos fueron escritos en cautiverio, desde la prisión, durante la dictadura. Su escritura dejó una huella imborrable para los escritores argentinos de hoy.

DESDE EL ALMA. Di Benedetto, cuando regresó del exilio europeo.

Anoche tuve un sueño muy lindo: voy a contártelo…» Esta frase bien podría ser el puntapié para algun flashback en cualquier filme clásico, pero nada más lejos que eso. Se trata de palabras ciertas escritas por Antonio Di Benedetto desde la cárcel a su amiga, la escultora Adelma Petroni. De esta forma, simulando sueños, Benedetto lograba seguir escribiendo cuentos y que pudieran conocerse fuera de prisión. Hacia 1978, estos relatos fueron editados por primera vez en España bajo el título de Absurdos.

A poco de cumplirse 20 años de su muerte la editorial Adriana Hidalgo prepara para octubre la edición de sus Cuentos Completos. Así se cumple un merecido homenaje a este hombre de las letras que transitó el periodismo, el cine y la literatura. Secuestrado por el ejército en 1976, Benedetto padeció 19 meses en cautiverio y 4 simulacros de fusilamiento. Recuperó su libertad, sí, partió al exilio europeo y volvió en 1985.

La edición incluirá un total de 90 cuentos, «habrá catorce cuentos que fueron publicados en distintos medios y luego no retomados en libros, y cuatro relatos absolutamente inéditos («La prematura espera», «Epístola paternal a Fabia», «Trencito de la infancia», «Muy de mañana, en el cementerio») —adelanta Jimena Néspolo, biógrafa de Benedetto—.

A la edición de sus cuentos hay que sumarle para octubre el estreno de Los suicidas de Juan Villegas, adaptación de la novela de Benedetto, más una serie de actividades que se realizarán en la Biblioteca Nacional.

Si bien la figura de Di Benedetto es casi indisociable de sus novelas Zama (1953), El silenciero (1964) y Los suicidas (1969), para muchos una trilogía, su producción de relatos también acompaña toda su carrera. Según Néspolo, Mundo animal (1953), su primer libro de cuentos, «reúne los primeros relatos de un Di Benedetto joven e inquieto, que busca y ensaya en todas las modalidades de lo fantástico, una alternativa estética más cosmopolita que le permite distanciarse de cierto tradicionalismo que definía, entonces, el deber ser de la literatura de las provincias». Treinta años después, Di Benedetto publica en 1983, un año antes de regresar a la Argentina, su último libro de relatos con el que marca otro momento de su escritura. «Cuentos del exilio está atravesado por otra problemática: la del exilio. Son relatos muy breves, casi apólogos, que mayormente delatan la lectura de la Biblia judeocristiana antes que de cualquier otro texto», concluye Néspolo.

Más allá de la importancia que suele adjudicarse a su obra en función del objetivismo literario, para Noé Jitrik —director del Instituto de Literatura Hispanoamericana de la UBA—, la importancia de Benedetto radica en que «propuso una ética de la escritura, cuyos imperativos están presentes desde el principio de su obra hasta el final».

Para Néspolo, si se toma en cuenta que relatos como «Aba llay», «Los Reyunos» y «Onagros» y «Hombre con renos» fueron escritos en cautiverio, «su excepcionalidad estética adquiere necesariamente otra dimensión: una dimensión ética, política y humana».

En una conferencia memorable, hablando de su obra cumbre, Juan José Saer señaló: «Zama es, por ciertos aspectos de su concepción narrativa, comparable a las obras mayores de la narrativa existencialista, como La náusea y El extranjero. Yo creo, sin embargo, que por las circunstancias en que fue escrita y la situación peculiar de la persona que la escribió, Zama es en muchos sentidos superior a esos libros».

La obra de Benedetto ha ejercido influencia entre los jóvenes escritores o como prefiere decir Washington Cucurto —autor de La máquina de hacer paraguayitos— ha resultado «inspiradora» por «su relato, su manera de elaborar personajes y cierto delirio más de tono fantástico que puede aparecer en sus cuentos, por ejemplo en Caballo en el Salitral». Para Marcelo Damián —autor de El sentido de la vida—, Benedetto está presente en su obra a partir del «gusto por las novelas construidas con cuentos o narraciones que también pueden funcionar independientemente de la novela que arman» sumado a «su mirada cinematográfico-filosófica de la narrativa».

Es leyenda que los relatos que integran Absurdos fueron escritos en letra tan minúscula que tuvieron que leerse con lupa; así Benedetto se aseguraba que pudieran llegar a destino. Llegaron.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: