LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Borges por el mundo, a través de fotos que disparan recuerdo

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en septiembre 13, 2006

Una selección de más de cien fotografías, acompañadas por textos y proyecciones recorren el itinerario borgeano por distintos países y deja al descubierto las percepciones del escritor. Minutos antes de la inauguración de la muestra en el Centro Cultural Recoleta, su viudad, María Kodama, dialogó con Télam.



Una selección de más de cien fotografías, acompañadas por textos y proyecciones recorren el itinerario borgeano por distintos países del mundo y deja al descubierto las percepciones del escritor, como subrayó su viuda, María Kodama, minutos antes de la inauguración de la muestra «El Atlas de Borges» en el Centro Cultural Recoleta.

«Una vez en Egipto fuimos a ver el espectáculo de luz y sonidoque se realiza en las pirámides. En ese entonces era desierto absoluto, no llegaban los micros como ahora y era precioso. Durante el show, de noche, Borges pasó caminando frente a la esfinge, entonces se nos acerca un argentino que estaba allí y
asombrado nos dice: ’Son ustedes, yo pensé que era una visión, parte del show», contó sonriente Kodama, en una entrevista con Télam.

«Estas fotos tiene más de veinte años y yo no las había vuelto a ver desde aquel entonces, así que las que están exhibidas fueron un poco elegidas al azar, también porque soy desordenada. Es como si hubiesen salido del arcón de los recuerdos», disparó Kodama, de prolijo traje blanco.

La muestra exhibe a Borges realizando diversas actividades en más de veinte ciudades del mundo, a modo de album de viaje, y basada en el libro «Atlas» que escribió en colaboración con Kodama, hace 22 años.

«En el grato decurso de nuestra residencia en la Tierra, María Kodama y yo hemos recorrido y saboreado muchas regiones que sugirieron muchas fotografías y muchos textos», señala en letras grandes el comienzo de la muestra, cita tomada del prólogo del volumen.

El autor del «El Alpeh» sentado, en una plaza, parado, cerca de una fuente, situaciones diarias y de viaje, retratadas por su propia viuda, excepto en las que ella aparece.

«A diferencia de otras ciudades, Ginebra no es enfática. Parísno ignora que es París, la decorosa Londres sabe que es Londres, Ginebra casi no sabe que es Ginebra. Las grandes sombras de Calvino, de Rousseau, de Amiel y de Ferdinand Hodler están aquí, pero nadie las recuerda al viajero», reza el texto de las fotos que muestran a Borges en la que fue su ciudad preferida.

«A él le gustaba tanto Ginebra porque la gente allí preserva mucho su intimidad y la del otro. Y cuando paseábamos nos miraban y sonreían, porque lo reconocían pero nadie nunca se acercaba y eso a él le encantaba. Decía que volvía a ser un hombre anónimo, secreto, tranquilo. Y yo a veces para jugar le decía: ’Pero lo reconocen’, ’Sí’, me respondía, pero no me fastidian preguntándome si soy Borges y qué escribí y que voy a escribir», contó la viuda del gran escritor.

La exposición también recorre Borges por Europa, con fotos quelo muestran en Berlín, «cuando todavía existía el muro», en el museo donde exhibían la cabeza de Nefertiti, en España, en un majestuoso hotel de París, y un banco de plaza, donde aparecen Kodama posando un laurel sobre la cabeza de su marido. «’El poeta coronado’, le decía en broma».

La «parte latinoamericana» de la exhibición muestra a Borges a los pies del Machu Picchu, junto a amigos en México y hasta en «la fiesta del coleo» en Venezuela.

«No sé dónde él había leído sobre las fiestas de coleo y queria verlas. Yo dije, si matan al animal yo no voy, pero no lo matan es la destreza con que el jinete agarra corriendo al novillo, le da una vuelta de carnero y lo hace caer parado», relató la viuda frente a la foto que muestra esta diversión.

«La muestra no es muy rígida, porque nuestra vida no era muy rígida: nosotros íbamos, veníamos, salíamos, volvíamos, al mismo lugar, era algo transhumante».

También se puede ver a Borges y a Kodama en Japón, realizando la ceremonia del té, en un templo o junto a un cerezo.

El recorrido final de la muestra encierra una sorpresa constituida en un recoveco en el que hay que seguir el hilo de Ariadna, para ver las fotos tomadas en Creta, y a Borges allí sentado.

Curada por Fernando Flores, la exposición se podrá visitar hasta el 8 de octubre, de martes a viernes de 14 a 21 y sábados, domingos y feriados de 10 a 21, en la sala C del centro cultural ubicado en Junín 1950.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: