LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

ENTREVISTA CON ALBERTO MUÑOZ

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en septiembre 17, 2006

EL CRUCE. Sueña con una opera del libertador San Martín en la Cordillera de los Andes. El formato radiofónico se le quedó impregnado de su infancia. Le remitía a todos sus fantasmas.

Todas las voces del mundo

El formato radiofónico en las creaciones de este poeta, músico y psicoanalista que no se parece a nadie.

 La epopeya de Muñoz se explaya en su escritorio. Allí, por encima de la Suma Teológica de Santo Tomás de Aquino, el hombre sueña con la voz de San Martín. Los sonidos del prócer al cruzar los Andes lo obsesiona: desea una poética auditiva que reproduzca el vértigo de esa montaña. El autor de Venecia Negra, promete que en algún momento este proyecto será una ópera. Por ahora, está ocupado en transitar el registro vocal de Abel, Caín y Seth; episodio bíblico que disparó su nuevo espectáculo La marca de Caín.

Muñoz, es un personaje que se construye a sí mismo y toma una forma omnipotente para devorar la multiplicidad de sus creaciones. Psicólogo, músico, poeta, dramaturgo; ex integrante de Músicos Independientes Argentinos y esporádico guionista de cine y tele (hizo algunos capítulos de Cha-Cha-Cha, entre otras cosas). Muñoz es todo y todo al mismo tiempo. «Y eso tiene sus secretos—dice— Uno de ellos es algo que una sociedad condena: la dispersión. Si hubiera hecho caso a la condena el que mucho abarca poco aprieta, me hubiese dedicado a una sola cosa. Pero fue más fuerte el impulso a todo y eduqué esa dispersión «.

Rodeado de una biblioteca exquisita, este maestro de música, editor, entre otros, del gran poeta sanjuanino Leónidas Escudero, tiene una obsesión con los pliegues de voces heroicas o bíblicas. Voces, en todo caso, íntimas que lo transportan a sus propios espejos y fantasmas. A los siete años, Alberto Muñoz se sentaba en la cocina de su casa a transcribir lo que escuchaba en la radio. «Empecé a escribir —dice— con esos redioteatros de fondo. Recuerdo una escena, donde alguien gritaba: Salvador cállate, cállate y yo estaba jugando con los autitos y repetía eso durante mucho tiempo. Sentía que en esos radioteatros, había cosas parecidas a las que sucedían en mi casa por eso estaba atento a cómo se solucionaban. Para mí, aquella radio era oracular».

No es casualidad, entonces, que La marca de Caín, al igual que sus otras creaciones teatrales, tenga un formato radiofónico: Muñoz, sentado, lanza sus voces y efectos sonoros al espacio. El espectáculo se estrenó en el Festival Internacional de Teatro de Porto Alegre y fue grabado como disco doble. «Hago un teatro para oídos —define—. La marca, es un gran poema dramático. Desde la voz construyo todos los personajes. A tal punto, que leo en vivo el texto, como se hacía en los estudios de radio».

Ahora bien, ¿cómo encuentra las voces para desarrollar los personajes? «Tengo —dice— una claridad sobre cómo son las voces de los personajes, el sonido de cada uno de esos mundos porque los construyo a través de sus cajas de resonancia. Para la ópera que quiero hacer sobre San Martín, por ejemplo, escucho la voz a partir de leer sus cartas. Después pienso en el cruce de los Andes porque es una epopeya única. Imagino el sonido de los Andes, del viento en la altura, de las mulas, del roce de los trajes de los soldados. San Martín cruzó los Andes y yo quisiera cruzar a San Martín. Y sé que lo voy a hacer.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: