LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

ESTA MUJER ES LA QUE MAS SABE DE VINOS..SALUD

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en septiembre 17, 2006

GANO EL CONCURSO DE «MEJOR SOMMELIER DE ARGENTINA«

Es María Mendizábal, tiene 29 años y dejó Derecho para seguir gastronomía. Ahora irá a España para competir contra 50 expertos y ser la mejor del mundo.

SALUD. Mendizabal venció en la final a dos hombres y a otra mujer.

 

Vuelve a girar la copa de vino y la acerca a su nariz. Toma un pequeño sorbo y lo mantiene en su boca. En seis pasos, la mujer acierta en variedad, añada, producción, precio estimado del mercado y región de la cosecha del vino. Así, María Mendizábal se convirtió en la ganadora del concurso «Mejor Sommelier de la Argentina», organizado por la Asociación Argentina de Sommeliers (AAS). Y en marzo, competirá para ser la mejor del mundo en Barcelona, España.

La joven sommelier de 29 años venció en la final a dos hombres y a otra mujer, que quedó en segundo lugar. Pero antes, debió superar las pruebas de conocimiento de cata, reconocimiento de productos, corrección de carta y decantación de vino.

La campeona argentina nunca imaginó que su juego preferido de niña —»cocinar»— se convertiría en su profesión. «Mi mamá no se lleva bien con la cocina, así que la señora que me cuidaba en nuestra casa de Junín preparaba la comida y yo siempre la ayudaba», recuerda Mendizábal.

Pero a pesar de su pasión por la cocina, prefirió seguir la tradición familiar: comenzó a estudiar Derecho. Aunque pronto cambió de rumbo y a los 20, ya se encontraba trabajando como cocinera en el Hotel Ritz de Madrid. Y su mano para los platos internacionales la llevaron a obtener una beca completa para especializarse en comida asiática en el Colegio Birmingham de Gran Bretaña. Y en ese país, por curiosidad, tomó un curso para estudiar los vinos.

De regreso en Buenos Aires, Mendizábal ingresó —aconsejada por su madre— en la Escuela Argentina de Sommelier de Marina Beltrame.

No se puede mostrar la imagen “https://i0.wp.com/www.clarin.com/diario/2006/09/17/thumb/tapa.jpg” porque contiene errores.

La joven no tardó mucho en destacar y convertirse en docente de la escuela. Y al poco tiempo, ya estaba en busca de un nuevo desafío. Fue así como ingresó al segundo concurso de la AAS —el primero se hizo en 2002—, para convertirse en la mejor sommelier de la Argentina.

Primero superó un examen teórico sobre geografía vitivinícola, destilados, conocimiento del mercado y tipos de aguas minerales, cafés, coctelería y cervezas.

Luego, continúo sumando puntos en el práctico, con decantación (ceremonia con una botella de vino acostada); con dos catas a ciegas de vinos (blanco y tinto), y con maridaje (combinar un vino con una comida).

Con más de un centenar de profesionales de la sommelierie, empresarios vitivinícolas y ejecutivos del sector hotelero y gastronómico que controlaron de cerca a los cuatro competidores que se disputaron la final y en la que se impusieron las mujeres por sobre los hombres, Mendizábal se llevó el primer puesto. En segundo lugar quedó Mariana Pando Amil, sommelier del hotel Hilton. Y más atrás, Marcelo Rebolé y Alejandro Iglesias.

Pero más allá de las ubicaciones del podio, los especialistas del sector destacaron el excelente nivel de los participantes. «En los últimos diez años la profesión ha crecido, logrando un nivel internacional», expresó el catalán Antonio Alvarez Campillo, director de operaciones del Park Hyatt Palacio Duhau.

Por su parte, el presidente del Fondo Vitivinícola Mendoza y jurado del evento, aseguró que se comenzó a construir un nuevo futuro para el vino argentino y para sus especialistas.

En marzo, a Mendizábal la esperan en España para competir —vino de por medio— contra 50 sommeliers de todo el mundo.

Consejos de experta

Para degustar un vino primero se debe colocar la copa hacia adelante a 45 grados sobre una superficie blanca. Así se observa el color, la intensidad, los tonos y matices. El color nos informa sobre la edad y el estado del vino.

La fluidez de un vino se refleja en la viscosidad al girar la copa. Como resultado, da un efecto llamado lágrimas sobre las paredes de la copa.

Para apreciar la calidad e intensidad aromática hay que oler el vino en reposo. La primera nariz brinda las características más marcadas en el vino.

Luego, hay que girar la copa y oler nuevamente los aromas del vino; estos se expresarán con mayor intensidad. Ahora sí se puede tomar un sorbo de vino y mantenerlo en la boca para analizar los aromas de boca, gusto, la estructura y la persistencia. En cada cata profesional es recomendable no ingerir el vino.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: