LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Por Daniel Muchnik

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en septiembre 19, 2006

LA ARGENTINA DEPENDE DE LA EXPORTACION DE ESTOS PRODUCTOS Y ESO REPRESENTA UN RIESGO

La debilidad de las materias primas


La baja en sus cotizaciones es un llamado de atención para el país.

var ii = 0; var mm = Array(); var mmNro = Array(); mmFotos = false; mmVideos = false; mmInfos = false; var mmMin = 0; for(var ii = 1; ii

 

Desde 2002, los precios de las materias primas registraron un ciclo alcista que dura ya cuatro años y que obedece a la mayor demanda mundial, especialmente de China e India. Y eso explica el crecimiento económico que venía experimentado el mundo, favoreciendo claramente a los países de América latina.

La demanda de materias primas de los países desarrollados como Estados Unidos, o emergentes como China, impulsó los precios con alzas superiores al 100 por ciento. Sin embargo, en el último mes, los valores de los metales y las materias básicas comenzaron a caer en gran parte a partir de los comentarios periodísticos y de especialistas de que la economía estadounidense se está desacelerando. Los precios actuales son comparados, en dólares, a los de la década del 70, denunció un documento presentado en las Naciones Unidas. El bajón impactó en las Bolsas.

Es sabido que el fuerte déficit comercial norteamericano es la contracara, por ejemplo, del incremento de las exportaciones latinoamericanas. Pero Estados Unidos no puede ya seguir financiando ese déficit y por eso, a través de la suba de la tasa de interés, comenzó a “enfriar la economía”. Para agravar la cosa, paralelamente continúan los subsidios agrícolas de las naciones ricas, para castigo de las naciones pobres. En junio pasado el presidente George Bush promulgó una ley que representa 180.000 millones de dólares en subsidios para sus productores de maíz, arroz, trigo y soja.

Varias consultoras pronostican que el ciclo alcista de las materias primas estaría llegando a su fin. Otras, en cambio, plantean la posibilidad de que se haya creado una burbuja en las inversiones por la enorme cantidad de fondos que se dirigieron a activos como materias primas o inmuebles.

El Fondo Monetario Internacional, por otras razones, coincide con este pronóstico. “Creemos que se avecina un aumento de la oferta debido al mayor nivel de inversión”, afirmó Raghuram Rajan, economista jefe del organismo financiero en Washington, al presentar un estudio sobre las perspectivas económicas mundiales.

En el terreno de las materias primas agropecuarias, esas mismas consultoras afirman que los precios de los granos no caerán sólo por las mayores cosechas sino porque las bajas en las cotizaciones del oro, del petróleo y otros commodities terminarán contagiando, en menor proporción, a la soja, el maíz o el trigo.

En definitiva, no habría que esperar subas en esos productos clave para la Argentina, sino más bien, una baja. El bienestar económico que siente el país en grandes términos (porque persiste el dramático desequilibrio en la distribución del ingreso) se debe a las exportaciones de materias primas, a las que se les aplican retenciones que engrosan el superávit fiscal y ayudan a mostrar cuentas públicas récord.

Pero a estas sombras que se avecinan se les agregan, en la Argentina, dos problemas adicionales: la sequía y las previsiones sobre la eventual falta de energía, que el Gobierno insiste en minimizar. Ambas variables podrían debilitar los niveles de producción. Es un panorama a monitorear día a día porque puede aparejar un achatamiento del crecimiento y ello traería derivaciones difíciles de revertir.

La dependencia de las materias primas como matriz exportadora ha sido un motivo de crítica a este Gobierno y a los anteriores porque se trata de una estructura de política económica que no toma en cuenta los riesgos. Se ha trabajado desde el Estado en el corto plazo y no se han diseñado alternativas productivas ni una política industrial que rompan con esta histórica dependencia.

Es verdad que el país ha presenciado un repunte de las exportaciones fabriles pero lo que predominó por sobre todas las cosas para poder seguir tirando con los bolsillos llenos es el factor SS: Suerte y Soja.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: