LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Entrevista a la Diputada Elisa Carrió en el Diairo la Razón

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en septiembre 22, 2006

Creo que lo que viene es un escenario de concordia”

DIPUTADA. LIDER DEL ARI. Elisa Carrió.

POR ANDRES FEVRIER

¿Por qué decidió lanzar su candidatura presidencial tantos meses antes de las elecciones?

Nosotros sólo fijamos la candidatura, porque me parece que en las sociedades civilizadas las personas saben un año antes quienes van a ser los candidatos. Pero no hacemos campaña.

¿Por qué?

Porque no. Me parece que es un tiempo importante de moderación, de silencio, de no ingresar a la confusión general ni a los extremos en los que se está debatiendo la política argentina. Hay otros que necesitan instalarse.

¿Es una estrategia política?

Lo mejor que se puede hacer en estos tiempos es quedarse en la retaguardia, no contaminarse, resistir las alianzas espúreas, los contubernios. Parece que uno se queda atrás, pero a veces es mejor. Yo, que siempre lideré las encuestas en todos los procesos electorales, esta vez me parece que me ha tocado el mejor lugar: empezar desde atrás con consistencia (desde el 10% de intención de votos que nosotros tenemos) e ir despacio.

¿Por qué ve todo tan complejo?

Hay un escenario simbólico de partición en Argentina. Hoy en América latina hay dos modelos: uno de integración social y otro de partición, de quiebre. El escenario de la semana pasada, en la marcha de (Juan Carlos) Blumberg, es un modelo de partición propiciado por el Gobierno. ¿Qué es lo que viene después de esta violencia simbólica, que parece irreconciliable? Creo que lo que viene es un escenario de concordia, que es lo que va a dar solución a este país, lo que genera desarrollo.

¿No teme que en este contexto el ARI termine siendo sólo un partido de denuncia?

Un testimonio no es un mero discurso. Los testimonios son rocas, eh. Yo soy testimonial, eso está claro. Pero creo que lo que rompe la cultura son los testimonios, las personas que se sostienen en un mismo lugar a pesar de que los demás deambulan. Cuando me fui de la UCR y me acusaban de traidora, Alfredo Bravo me dijo: “No te preocupes por quedarte sola cuidando la bandera. Después vuelven todos”. Eso yo lo vi. Aunque para esto hay que saber transitar una elección en derrota.

¿Dar testimonio sirve para cambiar la realidad?

Ghandi, que era puro testimonio, cambió la historia de la India. Cristo cambió la de la humanidad. Mitterrand perdió seis elecciones y fue el gran presidente socialista de Francia. Los que no cambiaron la historia fueron los que no dieron testimonio, los que se dejaron comprar, los que quisieron acumular poder.

Por el alejamiento de Graciela Ocaña y Fernando Melillo, ¿el ARI padece una fuga de dirigentes?

No. Ya nos pasó, siempre tenemos embates con el poder. El sistema de poder quiere que desaparezcamos de la escena política y no lo logra. Y siempre, cada dos años, te lleva uno o dos… Es normal. En otros partidos se llevan la mitad. Además, yo tengo que agradecerle profundamente a Alberto Fernández porque me está limpiando el partido de manera maravillosa.

En la campaña pasada usted dijo que prefería un liberal honesto a un socialista corrupto. ¿El problema de Argentina es de honestidad, y no de políticas?

Sí, de conductas. El problema más profundo es un problema de reglas. Personas con determinadas conductas, aún pensando diferente, puede construir un gran país. Lo que pasa es que hay determinadas ideologías o posiciones políticas que esconden una mala conducta. Por ejemplo, si yo trabajo por el empobrecimiento de la sociedad no puedo escudarme en la ideología, no puedo decir “soy buena gente y trabajo por la exclusión”. En realidad soy mala gente.

También dijo que este gobierno es fascista. ¿No es una exageración?

Lo ratifico. Siempre dicen que soy exagerada. Hay un libro de Humberto Eco sobre escritos morales donde están las categorías del fascismo universal. De catorce Kirchner cumple once. O sea, que es casi: exagero porque faltan tres. El problema es que en los fascismos siempre se ve el final -por eso parece tan cruento- pero no el comienzo. Tenemos la foto del final de Mussolini, pero hay que ver la del principio. Soy exagerada en relación al final, que aún no se ve.

¿Está en un período de gestación?

Ya no. El chico está grande, tiene como seis meses

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: