LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

EL EXITO DE LA NARRATIVA JAPONESA EN LA ARGENTINA

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en septiembre 23, 2006

Fiebre amarilla: el sushi, el animé y el boom de la «novela suicida»

 

En los últimos dos años se vendieron casi 100 mil libros de escritores japoneses. Un fenómeno que sigue la influencia de la estética pop del manga y el nuevo cine nipón.

En las novelas japonesas siempre muere alguien. Pero la muerte no es un tema de fondo ni un ruido externo, es parte determinante de la trama. Y no es extraño porque la muerte está presente en la cultura japonesa y muchas veces los protagonistas de las novelas, y de la vida real, mueren y deciden morirse de diferentes formas.

Esas tramas, a veces oscuras, a veces indefinidas, están captando numerosos lectores en nuestro país donde vive la tercera comunidad japonesa en el mundo después de Brasil y Perú.

Por un lado se han multiplicado los autores y los títulos a los que se accede. Y por otro, la literatura japonesa es una novedad en su paseo distinto por cada historia que hace que lo imprevisto rompa calmas que parecían de piedra o que la trama psicológica, de suspenso, se mezcle con lo místico, con la muerte y con la vida más allá de la muerte.

Hoy son tres son los autores más populares en ventas entre nosotros. Uno es el Premio Nobel de Literatura de 1968, Yasunari Kawabata, suicidado en 1971. La mayoría de sus novelas han sido publicadas o reeditadas en los últimos dos años por Emecé. Seis de sus libros llevan vendidos aquí cincuenta mil ejemplares en los últimos años, treinta mil de ellos entre 2005 y 2006 y para este año está prevista la publicación, por primera vez en español de El sonido de la montaña, con una tirada de 10 mil ejemplares. Banana Yoshimoto y Haruki Murakami son un éxito en ventas especialmente entre los jóvenes. Es el segmento que accedió a una cultura extraña a través del manga y animé japonés: las temáticas seducen desde el exotismo o porque trasuntan angustias globales. Desde Japón, Yoshimoto habla sobre los argumentos de sus libros: «Mis sueños a veces son más importantes que mi vida despierta. Veo diversas cosas en ellos y mis novelas contienen mucho de lo que soñé». Yoshimoto, autora de Kitchen y Sueño profundo (Tusquets), lleva vendidos aquí alrededor de 22 mil ejemplares de sus cuatro libros traducidos (escribió más de quince) y Murakami, también con cuatro títulos, 20.100 ejemplares vendidos. La mitad de esta cifra corresponde a Tokio Blues, la última novela aquí publicada. Otro, Crónica del pájaro que da cuerda la mundo, está agotado. Tanto Yoshimoto como Murakami sienten la identidad japonesa como una carga, Yoshimoto ha dicho que le gustaría vivir fuera de Japón, pero ambos siempre vuelven a la isla. De hecho Murakami se fue en 1986 y volvió en 1995 tras el terremoto de Kobe y los ataques en el subte japonés con gas sarín, un hecho que lo inspiró a escribir un libro. En tanto, Tusquets tiene preparada la edición de Kafka en la orilla.

A ellos se suman otros títulos como el legendario El libro de la almohada (Editorial Adriana Hidalgo) de Sei Shonagon, un clásico del siglo X que narra la vida cotidiana en la corte durante el período Heian (794-1185); el maravilloso Gestualidad japonesa, de Michitaro Tada, o En construcción de Mori Ogai, de la misma editorial; El gran espejo del amor entre hombres (Interzona) de Ihara Saikaku. Otra muestra del fenómeno es la venta de 800 ejemplares del reciente Vibrador (Emecé) de Mari Akasaka en tan sólo tres semanas. En esta lista también se ubica el legendario Yukio Mishima de quien es imposible conseguir sus libros porque están agotados.

Mucha información circula en Buenos Aires a través de la revista de cultura japonesa Tokonoma. Editada desde 1994 por la traductora y escritora Amalia Sato, espera la salida del Nº 11.

Pero ésta es sólo la punta del iceberg oriental. Escritores jóvenes y populares como Katayama Kioichi y Kanehara Hitomi entre muchos otros se destacan y ya se reconocen como sucesores influidos por Yoshimoto, Haruki Murakami y Ryu Murakami. De este último se publicó recientemente el thriller Sopa de miso. También allí, como una marca que recorre la ficción y la realidad japonesa, la muerte tiene el papel principal.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: