LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

FANATISTO O AMORES, AMORES LOCOS….

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en septiembre 23, 2006

Entender la admiración exacerbada para quien no profesa amor por algún músico, deportista, autor o club puede ser una tarea difícil. Sin embargo los profesionales insisten en que el fanatismo no es una cuestión de locura, sino algo “intrínseco a la pasión humana”.

Sandro, mirame, yo soy tu rosa”, grita una mujer vestida del color que nombra, con un cartel en el que puso por escrito sus palabras y un ramo en la mano, que la asemeja a una novia que espera a su galán.
– “El rojo es mi vida”, asegura Fernando, antes de contar con cierto orgullo que hasta faltó al casamiento de su hermana para ver un partido de su equipo, hecho que desató una pelea que lo enfrentó con toda su familia.
– “Siento que estoy loca, pero no puedo evitarlo”, confiesa Noelia a la hora de relatar su pasión por Joaquín Sabina, ese hombre que le roba el sueño y que hasta la enfrenta con su novio, al que le aclaró “que eso (la pasión que profesa por el español) no va a cambiar nunca”.
Presos del mismo convencimiento, Juan asegura que vio a gente casarse en la «iglesia maradoniana», unida «por el poder de Diego», y Gabriela relata que fue capaz de pasar 21 días fuera de su casa, a la intemperie, sin baño y sin resguardo con tal de conseguir la entrada número uno para un recital de Ricky Martin.
Hablar de fanatismo, en el sentido popular que se le otorga al término, supone escuchar relatos de pasión inexplicable, anécdotas de hazañas en donde no son condicionantes la edad, el sexo, el estado civil o la profesión. Asimismo implica también enfrentarse a un fenómeno que parece no tener una explicación definitiva.
Entender cuál es el motivo que impulsa a una joven a pasar días sin ver a su familia con tal de acercarse a su cantante favorito, saber qué lleva a una mujer a apostarse una semana frente a la casa de Sandro sólo para desearle feliz cumpleaños, o comprender la adoración de quien sostiene que Diego Maradona es un Dios, y por tanto le reza un Padre Nuestro especialmente adaptado, puede ser algo difícil si no se comparte la misma admiración. Sin embargo, conductas similares se evidencian en el hombre desde tiempos muy remotos, por lo cual algunos profesionales sostienen que “cierto fanatismo es intrínseco a la pasión humana”.

“Que digan lo que quieran”

“Yo sé que nadie me entiende, que piensan que no coordino, y que pasan por todo tipo de conjeturas: que lo que me falta, que lo que me sobra, que si no tengo proyectos, que si soy inmaduro… Pero hay una sola razón: mi equipo (al cual no se menciona para no herir susceptibilidades) es un sentimiento, es una pasión, es algo que va más allá, ¿entendés?”, pregunta Fernando Torres (25) a la cronista, paradójicamente, en un intento por dar una respuesta a su fanatismo por un club de Avellaneda, ese que lo llevó, inclusive, a faltar al casamiento de su hermana, actitud por la que estuvo peleado un mes entero con su madre, y por supuesto, con la hermana, a las que intentó explicarles –sin éxito- que «ese era un partido que no podía perderse, definitivo”.
Un color, un grupo musical, un autor o un artista, da lo mismo, todos los fervientes admiradores coinciden en un punto: lo que sienten es “amor desmedido” que les impide ver defectos en sus objetos de adoración, y entender la razón de sus acciones.
“Yo soy fanática de Sabina. Me dicen que las cosas que hago son una locura, pero las hago porque él me encanta. Es como una adrenalina- le contó a Info Región Noelia Santelices (23)- Cuando sé que viene me desespero, y sí, a veces pienso que estoy trastornada, pero volvería a hacer todo lo que hice”, agregó la joven, que la última vez que el cantante pisó suelo argentino lo siguió en un rally por Buenos Aires hasta conseguir una foto, después de horas de espera en el hall del hotel adonde se hospedaba el español, y sabiendo que al otro día el trabajo la esperaría temprano y que su novio le regañaría la hazaña, para ella “gloriosa”.
Una explicación lógica

Para la psicóloga Sandra González, una de las razones del fanatismo tiene su origen en la posibilidad de obtener satisfacción sin la necesidad de atenerse a un compromiso y de alejarse, al menos ilusoriamente, de las inquietudes que todo ser humano posee respecto de su propia vida.
“La imagen de un ídolo es aprovechada por el mercado porque es tomada por cada fan para volcar en ella sus contenidos de lo que quisieran ser o poseer, sin el riesgo que implica un lazo con el otro. Siempre hay un lazo amoroso entre la masa y el líder, que se sostiene por la red de identificaciones, generando cohesión. Ser por un rato jugador de fútbol o la amada del número uno, hace que por ese rato se ahorre displacer y se descanse de las propias iniciativas”, aseguró.
Con la profesional coincidió el psicólogo social Alfredo Moffatt, que destacó a su vez la diferencia entre el fanatismo que se basa en la admiración y aquel más profundo y que se hace extensivo, hijo de los procesos sociales conflictivos.
“Hay dos tipos de fanatismo, el que surge en el momento de fuertes crisis sociales, ese que frente a situaciones ambiguas se ofrece como definición tajante, y otro tipo de fanatismo es el que está emparentado con la exaltación de la admiración, que es el que se tiene por un ídolo, por un equipo de fútbol, por un músico. Es la concentración del ideal

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: