LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

DERECHOS HUMANOS : A DIEZ DIAS DE LA DESAPARICION DEL TESTIGO CLAVE DEL CASO ETCHECOLATZ

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en septiembre 28, 2006

RECLAMO. “El aparato represivo sigue impune”, fue una de las frases mas escuchadas anoche en la Plaza de Mayo, durante el acto

El mensaje no llevó impreso el nombre de Néstor Kirchner, pero los dardos más filosos apuntaron hacia la Casa Rosada. Diez días después de la desaparición del albañil Jorge Julio López, una multitud exigió ayer en Plaza de Mayo que el tes tigo clave del juicio que derivó en la condena del represor Miguel Etchecolatz aparezca con vida y denunció una campaña tendiente a instalar la idea de una desaparición accidental. “El aparato represivo sigue impune”, se oyó una y otra vez.

Un fantasma sobrevoló la marcha: que el paso del tiempo convierta al albañil López nuevamente en un desaparecido.

“Venimos para impedir que eso suceda”, dijo a Clarín Nilda Eloy, otra militante que sufrió tormentos durante el proceso y que, además de compartir cautiverio con López, fue determinante cuando se sentó en Tribunales para comprometer aún más la situación de Etchecolatz.

“No admitimos que nos digan que puede estar perdido debajo de un puente”, gritó Eloy desde el escenario, en una de las partes más aplaudidas del comunicado que leyó de cara al Cabildo, previamente acordado con más de cien agrupaciones sociales.

Fuentes de la organización revelaron que el párrafo apuntaba al ministro del Interior, Aníbal Fernández, quien dijo que López “podía estar en la casa de una tía”. “López fue secuestrado por las patotas de la bonaerense y la derecha fascista”, leyó Eloy.

En su denuncia, sin precisar más nombres que el de la Policía bonaerense, la mujer sostuvo que hay “una operación mafiosa destinada a desesperar, amedrentar y atemorizar”. Y agregó: “Denunciamos la campaña a instalar una desaparición accidental. El lunes 18 a la madrugada Julio estaba con vida. Hoy debe aparecer con vida”.

Antes, durante poco más de una hora, organismos de derechos humanos, militantes de partidos de izquierda e independientes habían caminado desde la plaza Congreso hasta la Plaza de Mayo.

Al frente, aferrados a una larga bandera que rezaba “Exigimos al Gobierno aparición con vida ya de Julio López” se veía a varios de los dirigentes más representativos de la izquierda como Patricio Echegaray, Patricia Walsh, Vilma Ripoll, Jorge Altamira y Néstor Pitrola. Mezclados entre la gente también caminaron los diputados del ARI Marta Maffei, Elsa Quiroz y Eduardo Macaluse; el ex diputado de Autodeterminación y Libertad, Luis Zamora; el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel; el diputado que responde a la CTA, Claudio Lozano; María José Lubertino, titular del INADI, y el director de cine y ex diputado Pino Solanas. HIJOS, Madres-Línea Fundadora, la APDH y Familiares de Detenidos y Desaparecidos se ubicaron en la cola de la marcha, en desacuerdo con el documento.

Es que hubo algunas notorias diferencias en la forma de interpretar el contenido de la movilización. Si bien nadie dejó de cantar las estrofas de los cánticos más difundidos en este tipo de marchas (“como a los nazis les va a pasar, adónde vayan los iremos a buscar”, fue la más oída), algunos apagaron su voz cuando se mencionó a Kirchner.


“Han pasado 30 años/Kirchner dice nunca más/pero el compañero López/no se sabe donde está”, gritaron los militantes de izquierda y tuvieron en ese momento un marcado cortocircuito con quienes simpatizan con el Gobierno. “Esto no es contra el presidente, aunque le exigimos que esto no quede impune”, dijo Eloy, en medio de una maraña de grabadores y micrófonos.

La lenta peregrinación por la Avenida de Mayo, que ocupó varias cuadras (cuando la primera columna llegó hasta el escenario, montado en el medio de la Plaza, la última iba por Chacabuco y se veía gente en las Diagonales Sur y Norte) generó algunos encontronazos entre los militantes y los automovilistas. En el incidente más serio tuvo que intervenir la Policía, que hasta entonces no se había visto. Fue cuando un automovilista se bajó del auto y les espetó en la cara a varios manifestantes que si la marcha era democrática él prefería la dictadur

En la marcha que unió la plaza Congreso con la Plaza de Mayo hubo, sin embargo, manifestantes que se diferenciaron y optaron por no culpar al oficialismo. La tesis de la “desaparición accidental” causó rechazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: