LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Kevin Costner protagoniza “Guardianes de alta mar”

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en octubre 5, 2006

No se puede mostrar la imagen “https://i0.wp.com/www.losandes.com.ar/2006/1004/vr1149131.jpg” porque contiene errores.

Nunca lo admitirá en estos términos, pero su vuelta a un privilegiado lugar protagónico en una superproducción con todas las marcas que identifican a Hollywood es también como el regreso al hogar de quien hoy encarna como pocos al héroe clásico del cine norteamericano.

En persona, Kevin Costner prefiere transmitir la imagen de un hombre tranquilo, relajado, satisfecho con su carrera y orgulloso de haber acumulado experiencia suficiente como para afirmar, sin vueltas, que una película tiene éxito «en la medida en que cada uno de sus intérpretes sepa asumir la edad que tiene. Y yo estoy feliz a mis 51 años».

En “Guardianes de alta mar” (The Guardian, en el original ), cuyo estreno se anuncia aquí para mañana, Costner es Ben Randall, una leyenda viva entre los rescue swimmers (rescatistas expertos en nado) que se arrojan desde helicópteros a aguas encrespadas o golpeadas por alguna tormenta para asistir a personas que se encuentran a la deriva. Hasta que las secuelas de una misión que resulta casi tan fallida como su matrimonio llevan a Randall a convertirse en instructor de los aspirantes a sumarse al cuerpo, equivalente norteamericano a nuestra Prefectura. Allí se encontrará con su alter ego, el arrogante campeón de natación Jake Fischer (Ashton Kutcher, en su primer papel estelar para un film de acción), con quien se enfrentará en aguas más quietas, pero igual de turbulentas.

«Ya tengo bastante experiencia en hacer películas bajo el agua -dice Costner a propósito de la tan comentada en su momento “Waterworld”-, pero las cosas aquí fueron bien distintas. Trabajamos mucho de noche, con máquinas y equipos especiales para reconstruir complicadísimas situaciones de rescate, y debíamos tener especial cuidado de no equivocarnos, porque estábamos muy expuestos. Había que estar bien atentos y protegernos a nosotros mismos.»

Sin que medie pregunta alguna, Costner quiere dejar sentado el «respeto especial» que siente hacia los integrantes de la Guardia Costera, que prestó aquí una colaboración tan amplia que no faltan quienes sostienen que “Guardianes de alta mar” puede despertar en Estados Unidos un interés equivalente por sumarse a ese cuerpo que el que suscitó en su momento “Top Gun” para la Fuerza Aérea.

«La Guardia Costera comenzó a ser realmente valorada sólo después de Katrina. Sus integrantes no son tan sexies como los marines y se dedican a salvar vidas sin ser reconocidos. Viven con poco, cobran todavía menos y lo único que conservan es el orgullo», señala con voz tan calma como firme, rodeado de cámaras y reflectores apagados.

«Estos muchachos hacen algo para que muy pocos se sienten capacitados, porque nadie dice ‘Yo quiero trabajar en un lugar donde se rescata a todo aquel que está en peligro’. Ellos no son atletas y jamás podrían ser identificados en un aeropuerto, como ocurre con un equipo de basquetbol. Lo que hacen depende de una cuestión mental, no física. Mi personaje es el de un instructor que no sabe enseñar, pero sí sabe de lo que enseña. Y en un momento descarta a un recluta muy fornido, al que le dice que los músculos no flotan», explica.

-En esta película usted vuelve a encarnar a un personaje que conoce bien, el del gran héroe norteamericano. Esta vez con una carga de humanidad que parece haber crecido desde el 11 de setiembre de 2001.

-Creo que hay algo básico en el cine norteamericano acerca del heroísmo. Y también creo que la gente no se cansa de ver ese tipo de actitudes en el cine. Y no me refiero sólo a los héroes de acción. Pienso en una madre soltera que se levanta bien temprano a la mañana, se sube a un ómnibus y luego a otro, llega al trabajo y se preocupa en alimentar a sus hijos de la mejor manera. En cuanto a mí, la cosa más valiente que hice fue escuchar una vez el latido de mi corazón y tomar una decisión, la de actuar, que no tenía éxito garantizado.

-¿Qué le gustaría hacer que no haya hecho hasta ahora?

-Tengo muchas ganas de hacer un musical. Y trabajar con directores que se animen a correr riesgos, que no hagan películas dependientes del molde, de encuestas o estudios de marketing. No me gusta para nada esa clase de películas. Más bien las odio. Pero ojo, no hablo sólo del cine de vanguardia. Yo estoy a favor de aquel cine industrial o comercial que trabaja mucho sobre los personajes.

-Usted acaba de recibir un reconocimiento en Hollywood. ¿Cómo vive hoy su carrera desde un lugar tan considerado como el que ocupa hoy?

-De ninguna manera me siento como alguien que haya inventado el cine, o algo así, ni quiero que me consideren de ese modo. No me gusta recibir tantos premios a la trayectoria, aunque me honra hacerlo, porque prefiero seguir viviendo mi relación con el cine desde una perspectiva mucho más romántica. Lo que sí llevo con orgullo sobre los hombros es el legado de otros actores a los que admiro mucho. Sigo creyendo en Spencer Tracy, en Peter O Toole, en Rod Steiger, en Paul Newman, en Sean Connery. Amo la tradición en el cine y a los actores que ayudaron a consolidarla. A ellos les pertenece ese lugar, no a mí.

-Es raro verlo en papeles oscuros como el que hizo en “Un mundo perfecto”, de Clint Eastwood. Pero pronto lo veremos haciendo de asesino serial.

-Sí, en una película llamada “Mr. Brooks”, que es un personaje muy interesante, al estilo de Jekyll y Hyde. Hago esta clase de papeles por elección personal, porque no trato de ser popular o de llevar al público a ver la segunda o la tercera versión de la misma película. Mi única meta es tratar de sorprender al espectador y si el tema es conocido, tratar de buscarle el lado original. Por eso voy a dirigir el próximo verano otro western. No le tengo miedo al género y mucho menos creo que haya que desestimarlo, como si estuviese extinguido. No lo acepto.

-Cuando joven fue guía turístico en Hollywood y ahora su nombre está en esas mismas guías…

-Es casi una vida entera, muy bien vivida por cierto, y con mucho todavía para dar. Si lo pienso, todo se parece a una película. /

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: