LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

ENTREVISTA A EMILIO ESTEVEZ

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en octubre 8, 2006

Entre el thriller y la telenovela


El actor y director habla de «Bobby», su película coral, con 22 personajes, sobre el día que asesinaron a Bobby Kennedy en Los Angeles.

¿PARA EL OSCAR?. Estevez, de familia de actores, podría ser candidato al premio de la Academia de Hollywood.

Uno no puede evitar sonreír cuando Emilio Estevez sugiere que podría ser blanco de un intento de asesinato por parte de «uno de esos hombres con tres apellidos». ¿Por qué diablos un Lee Harvey Oswald en potencia querría criticar a un ex mochilero estrella que está envejeciendo? Sí, Estevez podría haber trabajado en El club de los cinco, pero no es lo suficientemente provocativo.

Es posible que la idea no sea tan estrafalaria, después de todo. Bobby, el nuevo filme de Estevez, realizado de forma admirable, y que él mismo escribió y dirigió, podría colarse bajo la piel de algunos fanáticos de la supremacía blanca. Ofrece un idealizado y nostálgico retrato de Robert F. Kennedy. La tesis de Estevez es que Kennedy fue el gran líder perdido de los EE.UU. Si hubiera sido electo presidente, un Watergate era imposible. «Kennedy —insiste Estevez— tenía el carisma suficiente como para saldar la brecha entre blancos y negros, entre la contracultura y el establishment, por lo que su asesinato en el Hotel Ambassador de Los Angeles, en junio de 1968, fue un hecho tan conmovedor.»

«Creo que fue uno de los acontecimientos más importantes del siglo XX —asegura Estevez—. Nos volvimos cínicos y nos resignamos. El asesinato de Bobby fue la muerte de la decencia y de la esperanza, la muerte de los modales, de la afabilidad y de la formalidad. Después de su muerte, fue como que todo se trastocó desde el punto de vista cultural y espiritual.»

«Bobby defendía a la gente indefensa —continúa Estevez—. Y la familia Kennedy es lo más parecido a la familia real que tenemos nosotros. Su pena fue nuestra pena. Para mejor o para peor, la familia Kennedy le pertenece a todo Estados Unidos. Compartimos una afinidad con ellos porque se vieron obligados a sufrir públicamente. Les perdonamos todas sus debilidades. Yo lo hago, al menos.»

Estevez habla sobre Kennedy como si lo hubiera conocido. Confiesa que allá por 1967 estrechó de hecho su mano. Y ofrece acto seguido una conmovedora imagen de él mismo cuando tenía cinco años (nació en 1962) y conoció a Kennedy durante un acto político apoyado sobre los hombros de su padre. «Bobby se estiró y me tocó la mano. Se podría decir que ese fue el momento en que comenzó todo este viaje.»

Dos años después, en 1969, cuando su padre (el actor Martin Sheen) fue contratado para Catch 22, de Mike Nichols, la familia decidió mudarse de Nueva York a Los Angeles para que Sheen pudiera hacer una carrera en el cine. Cruzaron toda California. «Nuestra primera parada fue el Hotel Ambassador. Recuerdo haber caminado por los pasillos y el lobby, agarrado de la mano de mi padre, y haberme sentido impactado por lo que me contó. ‘Aquí fue donde murió Kennedy’, me dijo. El día en que la música murió.»

La película de Estevez es mitad thriller político, mitad telenovela. Ambientada en el Hotel Ambassador el día que murió Kennedy, los protagonistas (interpretados por un elenco de muchas estrellas entre las que figuran desde el padre de Estevez a su ex prometida Demi Moore, Sharon Stone y Lindsay Lohan) provienen de todos los sectores de la vida norteamericana. Hay universitarios que hacen campaña por Kennedy, cocineros hispanos, manifestantes contra Vietnam, gerentes de hotel de mala fama, peluqueras y aspirantes a estrella de cine.

Con la intención de llegar a un público masivo, Estevez mezcla las referencias políticas con tramas secundarias sobre temas ilegales, narcotráfico, rivalidades de oficina, la desesperación de un mozo por ver un partido de béisbol y matrimonios en crisis. Uno de los placeres de la película es identificar todos los rostros. ¿Es realmente Heather Graham la que trabaja en los teléfonos? ¿No se parece Demi Moore a Joan Crawford? Todos los actores trabajaron en esta película por el cachet del sindicato. Según el mismo Estevez sugiere, el truco para poder reunir a un elenco tan ilustre como éste fue contratar temprano a nombres como Anthony Hopkins y William Macy. «Son los mejores actores. Son como imanes. Todos son famosos por su capacidad, y no por su fama. Cuando uno aparece en una escena junto a ellos, nos dan credibilidad.»

Estevez admite que en sus momentos más masoquistas, suele tipear su nombre en Google para ver qué encuentra. «Hay un mundo cruel ahí afuera (…) Cuando los periodistas piensan que los actores no leen lo que se escribe de ellos, se equivocan». Se comenta que Bobby es seria candidata a los Oscar y a los Globo de Oro.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: