LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Lula anticipa que pactará con la oposición socialdemócrata

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en octubre 20, 2006

Por primera vez reconoció su afinidad con los posibles candidatos opositores para el 2010. Y habló de su mala relación actual con el ex presidente Cardoso. También dijo que la presidencia es como una prisión.

APUNTANDO AL FUTURO. Lula, el miércoles, en el Palacio Presidencial.

Decidido a dar pelea en la avanzada del campo de batalla, en vísperas de la segunda vuelta electoral, el presidente Lula da Silva aceptó de buen grado dar dos horas de entrevista al diario Folha de Sao Paulo. De ese examen que le tomó el matutino paulista hay una conclusión inmediata: el anticipo de que pactará con la oposición socialdemócrata que ahora le quiere disputar la presidencia.

Lula dio por descontado que el próximo presidente en 2010, después de esta contienda electoral, serán o el gobernador electo paulista José Serra o el gobernador reelecto de Minas Gerais Aécio Neves. El presidente brasileño descontó que para ese entonces, el Partido de los Trabajadores ya no tendrá una figura carismática capaz de seguir al mando de la administración del país.

Interrogado sobre su nivel de diálogo con el Partido Socialdemócrata, Lula respondió sin vacilar: “Dije y voy a repetir que tengo una buena relación con José Serra (gobernador electo de San Pablo) y con Aécio Neves (gobernador reelecto de Minas Gerais). Esa relación no es de hoy: es un vínculo político, de pensamientos próximos, con divergencias de detalles que pueden ser arregladas”.

En ese discurso, Lula aseguró: “Serra es una figura cosmopolita de dimensión nacional. Es un político muy experimentado. Aécio Neves también tiene una enorme experiencia y consigue un diálogo muy fluido con nuestros gobernadores (los del Partido de los Trabajadores)”. Según Lula, esto garantiza un clima “muy favorable” para su segundo mandato. “Yo voy a estar mucho más tranquilo”.

El presidente no dudó en señalar que su relación con Serra, quién ya había sido su adversario en 2002, “es infinitamente mejor que con Geraldo Alckmin (su actual adversario)”. En relación a Neves, tuvo palabras también elogiosas: “Tengo con Aécio una relación que considero extraordinaria, como amigo, como político. Y eso a pesar de que estamos en partidos diferentes. Es como si él hubiera ido a un baile en un lugar y yo a un baile en otro sitio. Lo cierto es que los dos tenemos el mismo gusto por la danza. Tenemos muchas afinidades”.

Lula mantuvo incluso un tono tranquilo al referirse al ex presidente Fernando Henrique Cardoso, quien los últimos tiempos se empecinó en cuestionar la figura presidencial de un modo poco elegante.

Según el presidente brasileño, “mi relación con Fernando Henrique siempre fue muy buena, pero se truncó. Creo que él habló demás como ex presidente. Yo lo conocí cuando él era un joven que volvía a Brasil con la ambición de ser candidato a senador. En aquel momento, yo tomé la iniciativa de buscarlo para hacer campaña por él en el ABC (como se llama al cinturón industrial de San Pablo)”.

En un tono ya más anecdótico, Lula afirmó que no se arrepentía de la tentativa de expulsar del país a Larry Rohter, corresponsal del diario The New York Times. En 2004, el periodista neoyorquino hizo una nota donde relataba los presuntos excesos alcohólicos del presidente brasileño. Fue tal vez la expresión más acabada de la mala relación que Lula mantuvo durante estos cuatro años con la prensa, tanto brasileña como extranjera. “No me arrepiento de lo que hice”, afirmó el presidente frente a los periodistas del diario Folha.

Admitió sin embargo que había sido convencido de que no era una buena idea expulsar a Rohter. “Yo soy un a persona flexible. No quería hacer un caso con esa historia, porque el espíritu de corporación periodística es muy fuerte”.

Lo cierto es que Rohter estuvo en el punto más álgido de la mala relación de Lula con los medios periodísticos. Sin duda, el presidente brasileño no ha logrado superar esa dificultad, aunque hoy intente disimular su resistencia a las indagatorias de la prensa y se someta a sus exámenes.

Durante la entrevista del diario Folha, Lula siguió en sus trece, al evaluar que Rohter había elaborado aquélla nota por “encargo”. Después agregó: “Esa nota reveló un preconcepto, porque si un presidente fino toma un whisky en un cóctel queda elegante. Ahora, si lo hace Lula, no es elegante. Yo dudo que algún periodista en este país me haya visto borracho”, subrayó.

“Estoy hace cuatro años en la presidencia y nunca fui a un restaurante, nunca fui a un cumpleaños, nunca fui a una fiesta. Le digo a Marisa (su esposa) que somos prisioneros o del Palacio de Alvorada (la residencia oficial) o de mi apartamento” en el interior del estado de San Pablo.

Pasando a otros temas, los periodistas de Folha le preguntaron si debería haber cambios en el Partido de los Trabajadores. Lula respondió de inmediato: “Creo que el partido necesita un reciclaje. Espero que se terminen las elecciones para que se discuta, inmediatamente, qué rumbo tomará el PT. Como están, las cosas no puede continuar”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: