LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Laura Fidalgo, una Artista Diferente

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en octubre 21, 2006

Tiene 29 años y mide 1,80. Es profesora de danza. Trabajó con Tato Bores y fue la vedette de Enrique Pinti durante 4 años. Vive en Flores con sus padres. No tiene pareja, pero frecuenta amigovios. Y está en busca de su alma gemela.

En su camarín armó un altar con la Virgen de San Nicolás y una medalla de San Benito. Antes de cada función, besa las imágenes para que la protejan. Después, antes de subir al escenario, pide que le cuiden las piernas, hace tres veces la señal de la cruz y se pone a gritar como una loca. “No me gusta estar en silencio, concentrada y tensa. Estoy concentrada en mi interior.

Trato de transmitir alegría para que el público sienta eso. No entiendo a muchos artistas que se encierran en el camarín y se meten muy para adentro.” A su vez, odia que le deseen “suerte” porque le parece una palabra mediocre que la pone de mal humor. En cambio, sonríe si uno la despide al grito de “éxito” o “triunfo” antes de empezar la función de Buenos Aires al rojo vivo, la revista que hasta la semana pasada estuvo haciendo en el teatro Premier.

Pero ahora Laura Fidalgo no está por salir a escena. Lleva colgado un rosario que le regaló hace poco una chica de 17 años a la que conoció en el consultorio de su dermatóloga. Hoy es día de descanso, más allá de que hizo rutina diaria de entrenamiento. Será por eso que sus brazos se ven fibrosos. Es bailarina, actriz y vedette, y sus gestos y actitudes dan cuenta de su trabajo. Se sienta con las piernas abiertas, bate permanentemente con sus manos el cabello, negro y revuelto, y se sube a cada rato el escote de un top fucsia bien de verano.

El contraste es fuerte teniendo en cuenta que uno está con polera, suéter y bufanda. “Tengo una estufa en el cuerpo”, dice esta morocha de 1,80 nacida en el barrio de Flores hace 29 años. Sigue viviendo allí, con sus padres, en la casa familiar. Susana, la mamá, es ama de casa. El papá, Esteban, es jubilado en radiología y ex director técnico de básquet del equipo de Neuquén. “Papá era un capo como técnico”, dice. Laura y su hermano Leandro están construyendo una nueva casa para sus papás. Ella planea mudarse sola después de terminarla.

No es habitual que siendo tan joven trabajes para hacerles una casa a ellos en lugar de ahorrar para la propia…

Soy muy apegada a mi familia. Lo que más valoro es la decencia y la educación que me dieron. Eso se plasma en todos los ámbitos, y es mi sello. Siempre me dieron libertad y eso es lo que me hizo pegarme a ellos. Obvio, tengo días en que no soporto nada y me peleo con todos.

De chica, Laura solía jugar al elástico y andar en bicicleta por la vereda. Tenía una muñeca Pepona a la que “amaba”. Los payasos y las muñecas de porcelana le daban pánico. Le gustaba sobresalir y ser la reina de los juegos, aunque jura que nunca fue competitiva. Hizo la primaria y el secundario en el colegio Misericordia de Flores.

Es de monjas, ¿mandarías a tus hijos a un colegio religioso?

No, a uno mixto. De mujeres solas ¡es un embole! Además, no por las monjas, sino porque las peores suelen salir de un colegio de monjas. Las que son más reservadas terminan siendo las más michifús. Y tal vez las que son más extrovertidas y creés que se comen el mundo, son súper tranquilas.

Y vos, ¿qué actitud tenías en el secundario?

En el colegio era súper tranquila. Siempre fui muy amiga de mis amigas, muy compinche. Soy selectiva pero abierta con las amistades. Lo que no tolero es el engaño. Soy blanco o negro. Los matices y los grises siempre me costaron.

De adolescente Laura ya era flaquísima y muy alta. Le decían Fideo Fino. Pero ella no se enojaba. Lo único que le quitaba el sueño por ese entonces era bailar. Había empezado a tomar clases a los 6 años. La cosa es que en el secundario se le empezó a complicar compatibilizar el estudio con su pasión. Sobre todo tuvo problemas con Katy, la profesora de inglés de los últimos tres años del secundario: “A esta edad tenés que estudiar, tenés que dedicarte al estudio”, parece que le decía la profesora.

No había buena relación entre ellas. “A los segundos de empezar la clase, gritaba: ‘¡Fidalgo!’. Era como un cuchillo, siempre me quería tomar examen y hasta que no se me caían las lágrimas no paraba. Por eso le debo tener tanto rechazo a los idiomas. Te lo juro. Me hacía estudiar películas como Tiburón en inglés. De hecho, fue la única materia que me llevé siempre”, recuerda.

De Artista y Bailarina a vedette

Los primeros pasos los aprendió en una escuela de Flores. Después, esa misma profesora se trasladó a Caballito y ella la siguió. A los 15, Laura se recibió de profesora superior de danza y a los 16 ya daba clases de baile a las más chiquitas. “Con esa plata me pagaba las clases, las zapatillas de punta…”, recuerda orgullosa. A los 18 era una de las bailarinas del teatro Roma de Avellaneda.

“Ahí estuve 4 años. Me acuerdo que fui con mamá a la audición. Había chicas grossas, que venían del Colón y yo realmente no tenía esa preparación. Es más, mi profesora de chica decía que yo no servía para bailar porque era muy alta y tenía la cola parada, y las bailarinas acá eran todas bajas. Me tiraba un poco abajo aunque era divina. Pero mirá cómo habrá sido mi complejo al principio que bailaba toda encorvada para no sobresalir.

La cuestión es que quedé en el casting y fui durante cuatro años bailarina del teatro Roma en el ballet municipal de Avellaneda.” Estando allí, se enteró de otro casting: era para el programa Tato de América. Se presentó y quedó elegida entre 300 chicas. Después trabajó en Good show, Badía y Cía, Jugate con todo.

También fuiste parte del cuerpo de baile de Emanuel Ortega, ¿cómo fue eso?

¡Fue mi primer viaje como bailarina! Fuimos a Paraguay donde Emanuel iba a hacer tres temas. Me acuerdo que cuando me llamaron dije que no podía ir porque estaba enferma, pero el productor me convenció. Viajé con una amiga que también bailaba. Las dos hacíamos las coreografías. Emanuel es un divino, una persona muy sensible.

Durante el viaje en avión su amiga le comentó que había una audición para el Maipo. “Me acuerdo que le contesté: ‘¿Teatro? Ni loca. Yo hago televisión’”, cuenta. A su vez, Laura trabajaba como modelo en la agencia de Pancho Dotto: “Lo hacía para ganar unos pesos, porque me parecía aburridísimo”, dice. La cuestión es que se presentó a la prueba del Maipo y quedó elegida. De ese modo se convirtió en la vedette de Enrique Pinti. Trabajó con él desde 1998 hasta 2002. Hizo Pinti canta las 40 y el Maipo cumple 90 y Pericon.com.ar. Después, bailó en Angeles desnudos de Ana María Stekelman.

¿Te seguís presentando a los castings?

Ya no. Igual, si un productor de afuera me quiere conocer personalmente, más allá de lo que puede ver en un video, yo audiciono. De hecho, empecé de a poco, sin un contacto, sin conocer a nadie.

¿Nunca tuviste que hacer concesiones con alguien para conseguir un trabajo?

Jamás hice eso. No estaría edificando la casa de mis padres; ya la tendría. Te hubiera invitado a mi barco para hacer la nota.

Bueno, exagerás un poco.

No, con los personajes que han pasado y las tarjetas que me han dejado, sobre todo en el Maipo, con invitaciones al exterior…

¿Qué te mandaban de regalo?

Muchos ositos y kilos de helado, porque me encanta.

¿Joyas?

No, nunca una joya. Y eso que me encantan los diamantes (risas). Me han encarado y me encaran, pero me manejo con mis códigos.

¿Te podrías enamorar de un admirador?

No, porque a mí me gusta que me cuiden como mujer.

¿Y por qué el prejuicio con un admirador?

Porque me gustaría que se enamore primero por cómo soy como mujer y después por mi trabajo. Que no sea: ‘Te vi en el escenario, sos increíble, quiero conocerte’.

Muchos hombres se ratonean con vos, ¿qué te provoca eso?

No me molesta porque trabajo de eso. Me encanta. Mi trabajo arriba del escenario es hacer que me como todo, que se mueran por mí. Debajo, cuelgo el cartelito y sigo con mi vida.

Tu primer topless fue en Pinti canta las 40, ¿te costó hacerlo?

No, porque se justificaba. Nunca hice un desnudo total.Tampoco fui de hacer topless en la playa. Me parece mucho más efectiva y sensual una linda bikini y que los hombres se hagan la cabeza.

En la obra que hiciste también te quedabas en lolas, ¿nunca te dio vergüenza?

Y… no, hay que hacerlo. Lo que sí, tiene que estar todo en su lugar y trabajar el cuerpo para eso. Además, no es que salgo haciendo un carnaval carioca.

¿Te juega en contra tu trabajo de vedette para tener una pareja estable?

En un punto sí, pero cuando me bajo del escenario soy distinta. Yo no ando de vedette por la calle. Además, ser vedette es un trabajo. Vedette significa que en lo tuyo sos la mejor, tenés actitud, presencia, talento. Hay que saber cantar, bailar y actuar. Y en una de las tres disciplinas, tenés que pisar fuerte.

¿Y cuál es tu fuerte?

La danza.

¿Qué relación tenés con tus compañeros?

Yo soy una mina muy noble. Ahora, si me jodés, te jodo. Yo no me meto con nadie y no me gusta que lo hagan conmigo. Soy divina, pero si me venís por atrás, me doy vuelta y te mato.

El frío es cada vez más intenso, pero ella sigue en top, sentada con las piernas abiertas. Entusiasmada cuenta que este año fue la figura invitada de la Argentina para el lanzamiento de una importante marca de lencería en el teatro Teatriz de Madrid: “Hice tres coreografías y bailé con Hernán Piquín, el segundo de Julio Bocca –cuenta–. Lo pasé muy bien aunque soy autoexigente. Por eso me cuesta el disfrute. Soy muy sensible y, como trabajo desde chica, me puse una coraza. Ahora tengo ganas de aflojarme un poco.”

¿Estás enamorada?

No, pero lo necesito. Creo que si estuviera enamorada haría la función distinta, más relajada. Antes decía que mi carrera era mi prioridad, pero hace dos años que me estoy dando cuenta que quiero compartir mi vida con alguien. Me gustaría encontrar a mi alma gemela, ese que te entiende sólo con la mirada.

¿Salís, vas a bailar, lo buscás?

No me gusta que se me vea a la noche. Prefiero ir a cenar. También sé que cuesta que se me acerquen porque tienen esa imagen de mí… Les da un poco de miedo. Igual, siempre hay amigovios. Soy una mujer joven, linda… (risas). Ojo: no soy de las que los besa en la primera noche. Tengo que conocerlo bien. Y valoro mucho el tema de acostarme con alguien porque es una entrega total. Es estar desnuda, pero de alma.

¿Con quiénes fantaseás? ¿Con bailarines, con actores…?

No, con deportistas. Me gustan los número uno. Tienen que estar bien arriba. Así como soy exigente conmigo, lo soy con el otro.

Si me dan a elegir…

Club preferido
Boca Juniors

¿Pizza o hamburguesa?
Pizza

¿Ropa de algodón o de seda?
De algodón

¿Luz apagada o encendida?
Velas

Un lugar romántico
La playa

Un dibujo animado

Tom y Jerry

¿Montaña o mar?
Mar

Para dormir: ¿camisón o remera?
Bombacha y musculosa

¿Té o mate?
Mate

Comida preferida
Asado

Deporte
Vóley , atletismo y hockey

¿Altos o bajos?
Altos

¿Rubios o morochos?
Rubios y morochos

Un canal de TV
Film & Arts

Palabras sobre vedettes de ayer y de hoy

Nélida Roca: Por lo que la vi me parecía una mujer muy mona y tenía mucha presencia sobre el escenario. De ella, sobre todo, rescaté la actitud y la presencia”.

Nélida Lobato:Una reina como bailarina. Una excelente vedette y bailarina”.

Susana Brunetti:Una mujer hermosa”.

Moria Casán:Es una leona, una mujer con mucha fuerza.”

Florencia de la V:Es un travesti capocómica muy divertida y carismática, con mucho ángel”.

Ingrid Grudke:Una modelo muy linda”.

Yuyito González:Una mujer muy exuberante, linda e inteligente. No la vi trabajar, pero hizo cosas de comediante que fueron graciosas. Tiene mucha presencia, es altísima y muy atractiva ”.

Luciana Salazar:Es una mujer linda. A ella y a Florencia (de la V) les digo que ya que aprovecharon el lugar que les dieron en la tele y en el teatro, ahora que estudien y se preparen”.

María Eugenia Ritó: “Es una mujer linda”.

https://i1.wp.com/www.sitiosargentina.com.ar/fotos/mujeres/fotos/l/laura-fidalgo-3.jpg

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: