LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Gran homenaje al pianista Eduardo Lagos

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en noviembre 3, 2006

Homenaje al pianista y compositor Eduardo Lagos. Con Manolo Juárez, Oscar Alem, Lilián Saba, Hernán Ríos, Carlos Aguirre, Abel Rogantini, Pablo Fraguela, Mariano Moreno y Constanza Meinero. El martes, en el Teatro Presidente Alvear.
Nuestra opinión: muy bueno

Los dos estaban sentados al piano. Oscar Alem acentuaba los compases de una vieja chacarera y Eduardo Lagos -el protagonista de la noche- le devolvía cortas frases de un famoso motivo popular de la música del Caribe, o las líneas de algún tango, o de una pieza de Beethoven. Las risas del público atento no se hicieron esperar. La humorada fue al final del homenaje que el martes se le ofreció al pianista, compositor y arreglador Eduardo Lagos, en el marco del Encuentro Músicas de Provincia.

Un rato antes, Manolo Juárez había tocado “Zamba de mi esperanza” y “La olvidada”, y Oscar Alem, “Toda la pampa” y “La oncena”. Estos dos veteranos de la música argentina cerraron el programa de un concierto por el que habían pasado pianistas de varias generaciones para rendirle tributo al Negro Lagos.

Y si arriba figura una calificación es porque, más allá de que se trató de un homenaje, por el alto y homogéneo nivel de composición e interpretación, dio la sensación de un consistente concierto de música popular que giró en torno al repertorio de un artista que proyectó varios rumbos a partir de la música de raíz folklórica. Quienes no asistieron seguramente podrán comprobarlo el año próximo, cuando se edite el disco con la grabación de esa noche, que incluyó títulos como “La bacha”, “Mi amigo Waldo”, “La banquina” y “El palangana”, entre otros.

Apenas pasadas las 21, Manolo Juárez, que ofició de maestro de ceremonias, presentó a la primera invitada, Lilián Saba. Desde entonces comenzó el pase de postas. Cuando un músico terminaba de tocar, se acercaba al micrófono para presentar al siguiente hasta completar el amplio abanico generacional y estilístico (según las versiones que se escucharon de cada intérprete).

De la gracia pianística de Lilián se pasó a la interpretación a cuatro manos que hicieron dos de sus alumnos, Mariano Moreno y Constanza Meinero. El dúo se tomó el trabajo de desgrabar la versión de un tema que Lagos y Alem grabaron en Pianisssimo , placa registrada en 1986.

El siguiente en la lista era Pablo Fraguela, otro pianista que tiene gracia y elegancia. Después fue el turno de Abel Rogantini, para desarrollar “Tono y dominante” ingeniosamente a partir de un par de recursos y luego meterse en una pieza (“Con amuras a estribor”) compleja por la independencia de manos que requirió su versión. Más tarde apareció Hernán Ríos, con algunos apoyos jazzísticos, y finalmente Carlos Aguirre, para resaltar el juego de acentuaciones. Así se completó un rico panorama a partir de la obra del homenajeado, con pianistas muy distintos.

También hubo palabras. Llegaron desde Mar del Plata los saludos de Adolfo Abalos. Fue como decir: “La tradición saludó a la vanguardia”. Y a lo largo de la actuación otros músicos elogiaron a Lagos. Sólo habría que agregar que esa noche fue ejemplo de fuerza espiritual y física. Porque a Lagos lo aquejan problemas de salud que no le permiten estar sobre los escenarios. Pero en el momento de los bises se sentó al piano con Alem para disfrutar tocando (primero, “La vieja”; luego, “La López Pereyra”) y para hacer que el público disfrutara también.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: