LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

El «diseñazo» ya impone la marca argentina en la estética global

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en noviembre 5, 2006

Elegida «Ciudad del Diseño» por la UNESCO, Buenos Aires ya marca tendencia. Así, el país generó una sustitución de importaciones desde el plano creativo.

Atención: la historia se está dando vuelta. Si en el imaginario local los contenedores portuarios han sido señal del arribo a mansalva de producción extranjera, que el paisaje cultural esté siendo definido por cosas para la vida diseñadas y fabricadas en el país, es una gran noticia. El «diseñazo», parece, llegó para quedarse.

Por eso, fue en contenedores de chapa como se eligió mostrar la cosecha de este último lustro durante el reciente I Festival Internacional de Diseño de Buenos Aires. Y esos mismos containers que estuvieron anclados en el predio comunal El Dorrego, saldrán de viaje durante el 2007 por diversas latitudes: «Es que el foco del encuentro son los proyectos y los profesionales que, con calidad, excelencia e innovación permitan representar la producción local en el mundo, donde tímidamente comenzaron a sonar las primeras notas que refieren a cierta lejana, emergente y activa ciudad del diseño», dice Adrián Lebendiker, director general de Industrias Culturales y Diseño.

Esa melodía porteña hizo que el año pasado la UNESCO eligiera a Buenos Aires como Ciudad del Diseño en el marco de su Red de Ciudades Creativas (Berlín y Montreal fueron las otras dos urbes seleccionadas en el 06 para el mismo rubro mientras que, entre las 9 ciudades restantes están la italiana Bologna por la música, la colombiana Popayán por la gastronomía y la escocesa Edimburgo por la literatura).

«UNESCO siempre se ocupó de proteger los entornos culturales y educativos, ahora queremos ser más activos, ayudar a potenciarlos a través de la construcción en red», dijo Arianne Hassani, coordinadora de la Red de Ciudades Creativas, de visita a raíz del festival.

Y este nuevo capítulo en la sustitución de importaciones que empezó con la crisis de 2001 (un disparador cultural tan fuerte para el diseño argentino como lo fue Malvinas para el rock nacional) no se verifica solamente en Buenos Aires (la urbe con mayor cantidad de estudiantes de diseño en el mundo: unos 14.000 entre universidades públicas y privadas). Con menos visibilidad la movida se extiende a ciudades como Córdoba, Mendoza, Rosario y Mar del Plata.

Fueron las mismas razones las que las empujaron a una instancia de dimensionamiento y concentración en ciertos temas como la identidad, el pasado propio (raíces había, aunque dispersas, cortadas y lejanas), el compromiso con el contexto social. Y en esa trama se hallan las respuestas para preguntas como ¿y qué ofrece nuestro diseño, qué lo diferencia en otras latitudes? En tanto, el mundo se sube a una operación eternamente autocriticada aquí: eso de salir a buscar la referencia afuera.

¿Se invirtieron los papeles? No tanto. Europa, por caso sigue teniendo la sartén por el mango en términos de fabricación, tecnología, entidades, difusión, generación de cruces culturales y comerciales pero… está seca de ideas. Y arquea las cejas frente a los resultados que, por caso, generan la unión creativa entre diseño y falta de recursos. Allí brilla nuestro capital: un mix de creatividad, encuentro emocionado con una cantera de materiales y técnicas regionales que ni conocíamos, el combate al desperdicio, la nueva conciencia social.

El interés que genera este despertar hizo que la Cancillería argentina, desde su Dirección de Asuntos Culturales, vuelva a promocionar al diseño como un bien cultural más, como se hizo a fines de los 60 y en los primeros 70. Así, hasta fin de mes permanecerá en la Universidad Mayor de Chile la muestra Ind/Argentina diseña, que expone el trabajo de 13 diseñadores nacionales. Allí se lucen el equipamiento urbano plástico de Diana Cabeza, la serie de íconos gráficos «No Brand» de la argentinidad de Hernán Berdichebsky y Gustavo Sthele y las geniales piezas de Usos (Jujuy) que reinterpretan en clave contemporánea el más rico y colorido legado del altiplano, con materiales como cardón y raíces naturales. En abril, la misma muestra viajará a Japón.

«Es que Argentina está de moda y el diseño argentino también», reconoce Martín Churba, exitoso diseñador de ropa y entornos. «Por primera vez estamos en sincronía con el mundo. Será porque ahora producimos con impulso propio, sin esperar la aprobación externa. Hacemos desde un nuevo amor por lo que somos, por lo que tenemos y hacia quienes lo dirigimos: ¿cómo no va a atraer semejante energía?», se explaya.

Entre las conferencias más ricas del Festival de Buenos Aires, estuvo la del ítalo-argentino Nicola Goretti, que puso el acento en la reconstrucción a través del diseño y la arquitectura: «Las respuestas sobre qué hacer y cómo resurgen de manera confusa y salpicada (como siempre en los momentos de cambio) frente a la pérdida acelerada del espacio construido y natural, del concepto tradicional de la familia y la sociedad y, sobre todo, la pérdida de ambientes relativamente seguros (físicos y mentales)», observa.

En esa dirección, Goretti mostró cómo en Brasil, donde reside, la producción de características manuales y artesanales da las respuestas más contundentes a esta búsqueda.

Luego, se refirió a la ventaja que el diseño argentino podría aportar: «El predominio de la idea, del concepto; nuestras regiones pueden igualarse en ventajas para trabajar y pensar, sin necesidad de recurrir a la tecnología como fuente principal, un tópico que hoy ya no es tan importante».

En el debe, Argentina necesita, además, trabajar con mayores niveles de experimentación (mental y física), posiblemente la principal carencia de su diseño hoy

Dónde, cómo y qué ver

Festival de Diseño Muestra: «El diseño en la vida cotidiana», hasta el día 12, de 10 a 21 (lunes cerrado) en el Centro Cultural Recoleta. En la UP (Universidad de Palermo), Open DC: ciclo de talleres de diseño industrial, gráfico e indumentaria abiertos a la comunidad, de lunes a viernes de 11.30 a 17.15, en Mario Bravo 1050.

Design Connection 6ª edición de la feria y muestra más conocida como Cienporciento. Este año, con foco en el Eco design. Exposición de diseño nacional y extranjero. Seminarios. Del 9 al 13, en el auditorio Buenos Aires del BAD (Pueyrredón 2501, 2ø nivel). www.cienporciento.net

Código país 6ª edición del festival de tendencias creativas con más de 600 participantes. Diseño, música, teatro y cine. Del 8 al 10 de noviembre en Báez al 100 (Las Cañitas).

Diseño de Cuyo. Guón!: primera colección de diseño mendocino, pasado y presente, hasta el 28 de noviembre en ECA (9 de Julio y Gutiérrez), Mendoza.

www.edcontemporaneo.com

Casa FOA. Muestra de tendencias de diseño interior y paisajismo. Espacio de Diseño: versiones actuales de 16 sillas históricas argentinas e internacionales. Hasta el 19, en el Palacio Lezama, Martín García 348, de 11.30 a 20.30. 

Una biblioteca del diseño


La actividad intensa del diseño generó un efecto dominó en el mercado editorial. Así, a la oferta de revistas («90+10», «RE.diseño», «Interface» y, en berve, la semestral y voluminosa «Barzón») se suma una incipiente biblioteca del diseñazo. Diseño: estrategia y gestión, de Reinaldo Leiro. Con una extensa trayectoria docente y profesional como diseñador-empresario, Leiro propone aquí la difícil tarea de relacionar los concpetos y lenguajes propios del diseño y de la empresa para lograr, a través de una acción interactiva, que el diseñador pueda afirmar su protagonismo en la decisiones y en la gestión del proyecto. Esto consiste, ni más ni menos que en una nueva forma de pensar el diseño. (Ediciones Infinito).

Crónicas del diseño industrial en la Argentina, de Ricardo Blanco. Con estilo ágil y compromiso afectivo, uno de los diseñadores y docentes de diseño más mentados aborda los orígenes del diseño en el país y va hilvanando con crónicas —que, en muchos casos lo tienen como protagonista—, a personas, grupos, organziaciones y piezas tales como el Magiclick, el BKF o la cama mecatrónica. (Ediciones FADU).

El diseño de comunicación, de Jorge Frascara. La sociedad necesita diseñadores hoy más que nunca, dispara este diseñador gráfico argentino emigrado al Canadá. Y se introduce en el análisis del desarrollo de las nuevas tecnologías, que ponen a la comunicación al alcance de un sector extensísimo de la sociedad. (Ediciones Infinito).

En torno al producto, de Paulina Becerra y Analía Cervini. Diseño estratégico e innovación en Buenos Aires. Respuestas alrededor de las oportunidades para la unidades productivas más pequeñas (CMD).

sotipos del proyecto «No Brand», estudio HB


70 millones de dólares es el caudal que mueven las exportaciones argentinas relacionadas con el diseño.
14 mil son los estudiantes de diseño en Buenos Aires. La mayor proporción del mundo para una metrópoli.
3 son las «Ciudades Creativas» que UNESCO eligió por su calidad de diseño. Berlín, Montreal y Buenos Aires.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: