LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Eda Morales volvió a las marchas del silencio

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en noviembre 8, 2006

Entre el centenar de personas que participaron de la marcha de silencio pidiendo justicia por la joven catamarqueña, estaba Ada Morales, otra madre del dolor. La muerte de su hija, María Soledad, en 1990 marcó la historia de la provincia.

“Con mucho dolor y mucha tristeza, estoy acompañando a esta mamá que ha perdido a su hija

“Con mucho dolor y mucha tristeza, estoy acompañando a esta mamá que ha perdido a su hija”, expresó Ada Morales, durante la marcha por Rocío

Entre el centenar de personas que participaron hoy a la mañana de la marcha “justicia por Rocío”, la presencia de Ada Morales, la mamá de María Soledad, fue la que más conmovió.

Las dos madres del dolor, Ada e Ivana Ubilla –la mamá de la joven modelo que apareció asesinada la semana pasada- se encontraron en la marcha y fundieron en un emotivo abrazo.

“Con mucho dolor y mucha tristeza, estoy acompañando a esta mamá que ha perdido a su hija. Pasaron 16 años (de la muerte de María Soledad) pero para mí es como si hubiese ocurrido ayer. La película se repite”, dijo, entre lágrimas, Ada Morales.

La muerte de María Soledad, en 1990, y la de Rocío, hace unos días, presentan obvias similitudes.

Rocío Débora Ubilla tenía 15 años y vivía en Catamarca. Desapareció y la comunidad la buscó sin descanso durante días, hasta que su cuerpo fue encontrado en un descampado. El principal acusado es un policía de la provincia.

María Soledad Morales tenía 17 y, también, vivía en Catamarca. Una noche salió de un boliche acompañada por Luis Tula, que la llevó a una fiesta, en donde la drogaron y la violaron. Murió un rato después, probablemente por sobredosis.

Por el crimen de María Soledad fue condenado, en 1998, Luis Luque, hijo del ex diputado nacional Ángel Luque. A pesar de las reiteradas trabas que puso el poder catamarqueño durante el juicio, recibió una pena de 21 años de prisión. Tula, como partícipe secundario, fue condenado a 9 años.

El crimen de María Soledad marcó la historia de la provincia de Catamarca y el asesinato de Rocío no hace más que repetir la historia.

“Te prometo que no voy a descansar hasta que haya justicia”, le dijo Ivana a su hija fallecida, mientras marchaba en silencio, como hace años lo hicieron los que pedían por María Soledad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: