LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Devendra Banhart, Con las venas abiertas

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en noviembre 8, 2006

Una estrella de la música folk en busca de inspiración

 Asoman los primeros calores en Buenos Aires y parece que las estrellas de rock del Primer Mundo salieran de debajo de las baldosas de Av. de Mayo. Les gusta el clima y la gente; se asombran de la vida nocturna de la ciudad; les pagan bien y, como le ocurre a la gran cantidad de turistas que caminan por la Capital Federal diariamente, disfrutan de los precios bajos.


Patti Smith, los Beastie Boys y los franceses con disfraz robótico de Daft Punk desfilaron este fin de semana por el escenario de un festival porteño, y en diez días llegará otro cargamento de celebridades, encabezadas por los británicos New Order y los californianos Black Eyed Peas. Dentro de ese marco -como una especie de opening fuera del programa oficial del Personal Fest- también pasó por Buenos Aires “la última gran cosa” de la música folk norteamericana: Devendra Banhart, un joven texano de 25 años, con familiares y gustos latinos, de preferencias espirituales y religiosas múltiples, ánimo aventurero y pasión declarada por Atahualpa Yupanqui, Mercedes Sosa y Os Mutantes, entre otros artistas de este lado del universo.

En un viaje lleno de contradicciones y acciones que lo depositaron tanto en la sala de ensayo de Caetano Veloso, en Río de Janeiro, como en el escenario de una exclusiva disco de Buenos Aires (con unas pocas entradas en venta que costaban 100 pesos), este muchacho psicodélico, que también impone tendencias en el mundo moderno, tiene por estos días un solo objetivo: encontrar el alma de la canción sudamericana perfecta. Algo así como la experiencia “manuchaesca”de los años 90, pero aquí y ahora.

“Estamos agarrando sabores, sintiéndolos y abriendo todas las puertas de nuestros corazones para que entre la vibración y la energía de la música hecha en Sudamérica, para después llevarla adonde vivimos, y hacer nuestra versión. No queremos hacer algo argentino, sino construir nuestra propia Argentina, nuestro propio Brasil; queremos grabar la mezcla de nuestras influencias latinoamericanas”, dice, y confiesa que acaba de comprarse una pila de discos de Atahualpa, Spinetta y otros artistas del rock argentino de los años 70. “Creo que este disco que vamos a grabar va a ser auténticamente folklórico y muy físico, además. No sé cómo explicarlo, pero mis discos anteriores eran menos terrenales… o como si te dijeran: «Okay, te voy a cortar y vas a sangrar»; en éste que estamos preparando, ya estás cortado y te duele.” ¿Las venas abiertas de América latina en clave folk indie norteamericano? Habrá que esperar.

Así como Bob Marley sostenía que se había comprado un BMW porque tenía las mismas iniciales de Bob Marley & The Wailers, Devendra asegura que maneja un Mercedes porque le recuerda a su abuela. “Yo me siento como una viejita desde pequeño; siempre fue así”, concluye.

Irónico, carismático y provocador por naturaleza, Devendra muestra su bajo perfil cuando se refiere a su música y su imagen: “Todo lo que ocurre con mi figura en los medios es una ilusión, nada más. En realidad, la cuestión es que hacemos música de una manera muy natural. No tratamos de ser personas que no somos. Lo nuestro tiene que ver con conexiones, con entregarse plenamente. Esa es nuestra forma no sólo de hacer música, sino de vivir”.

Palabras más, palabras menos, el joven es hoy una estrella de la nueva y rica escena folk norteamericana, muy a pesar del fallido concierto que ofreció en la disco palermitana Crobar -definitivamente no era el lugar indicado para las canciones voladas de sus exitosos últimos dos discos, Niño rojo y Cripple Crow -, la semana pasada, junto a sus compañeros de ruta y de banda: Vetiver. “Nosotros representamos lo fácil que es hacer música, y somos el ejemplo de que el corazón puede triunfar por sobre la habilidad. No somos virtuosos, sino apasionados por lo que hacemos. De hecho, nunca me he considerado músico.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: