LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

ENTREVISTA A JUDE LAW

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en noviembre 8, 2006

“Hay que hacerse cargo”


Tras dos años de complicada vida personal, el actor regresa al cine. El jueves llega “Todos los hombres del rey”

Dentro de lo que puede ser considerado “un caos” en la habitualmente tranquila y ordenada ciudad de Toronto, se puede decir que la conferencia de prensa de Todos los hombres del rey, lo fue. La combinación de un reparto estelar que incluía a Sean Penn, Jude Law, Kate Winslet, Mark Ruffalo y el director Steven Zaillian, hicieron transpirar a más de uno. Especialmente luego de que a Penn se le diera por prender un cigarrillo y, como nadie se atrevió a decirle que estaba prohibido fumar, el hotel terminó pagando una multa de varios miles de dólares.

Penn, claro, fue el centro de atención con sus ácidos comentarios sobre Bush (“es como el Diablo, pero tonto”, dijo) y sus críticas a la guerra de Irak y al manejo político de la situación post-Katrina en Nueva Orleánss.

Pero viendo la remake de Zaillian (guionista de La lista de Schindler) del clásico filme de 1949 de Robert Rossen, se aprecia que el verdadero protagonista, el narrador, el que conduce al espectador a través de esta compleja trama de engaños políticos, usos y abusos de poder en el estado de Louisiana en los ’40, es Jude Law, uno de esos actores que nunca tienen una película sola, sino dos o tres a la vez.

En la ceremonia del Oscar del año pasado, el actor inglés de Inteligencia artificial, Closer y El regreso a Cold Mountain, fue objeto de una broma por parte del conductor Chris Rock ya que se dio la casualidad de que el hombre había aparecido, en pocos meses, en seis películas. Y casi ninguna había sido exitosa. “¿Quieren a Tom Cruise y lo único que pueden conseguir es a Jude Law —bromeó Rock—. No es lo mismo. ¿Quién es Jude Law? ¿Por qué está en todas las películas que veo en los últimos cuatro años? Si no pueden conseguir una estrella, esperen, ¿ok?”

Law reconoce que el chiste no le cayó simpático. Estaba viendo la ceremonia desde el set de Todos los hombres…, en Nueva Orleáns, cuando se topó con la humorada. Penn, que sí había viajado a la ceremonia, salió luego al escenario, enojado, a defenderlo.

“Cuando empezó el chiste me reí porque pensé que él ni sabía quién era yo —explica—, pero después empecé a enojarme porque la cosa se tornó personal. Me emocionó cuando Sean salió en mi defensa. Uno sabe que en esta profesión pasan cosas así, pero me molestó que, una vez hecho el chiste, siguió y siguió. Y yo no tengo la culpa de que cinco o seis películas mías se estrenaran al mismo tiempo.”

Habrá que rezar que a la nueva conductora de los Oscar, Ellen de Generes, no se le de por repetir la broma porque en esta temporada Law aparece en tres películas a la vez. En Todos los hombres… (que debía haber llegado a los cines en 2005 pero se demoró en la edición), el actor de 33 años interpreta al periodista Jack Burden quién sigue la ascendente carrera de Willie Stark, el despiadado político que encarna Penn.

En el mismo Festival de Toronto, Law presentó también Brea king and Entering, de Anthony Minghella (con quien colabora por tercera vez), en donde encarna a un arquitecto que, a partir de un robo a su oficina, termina conectándose con una refugiada política bosnia (Juliette Binoche). Y, no hay dos sin tres, protagoniza la comedia romántica The Holiday, de Nancy Meyers.

Hablando de Todos los hombres…, dijo que su decisión de aceptar el papel tuvo que ver con el conflicto que vivía su personaje.”Me encantó la idea de ser un periodista que se dedica a revelar la corrupción de ciertos personajes, pero que a la vez no le importan las repercusiones. Todos tenemos que hacernos cargo de nuestras decisiones en la vida”.

Pese a su look, Law ha tratado de evitar en su carrera interpretar al “galancito” (sólo en Alfie lo hizo y no le fue bien), prefiriendo papeles serios en dramas y policiales. “No soy un fan de las comedias románticas modernas —explica—. Le faltan la delicadeza que encontrás en las de Cary Grant. Hace falta mucho talento para interpretar a un personaje de comedia sofisticado. Yo no soy bueno en eso”.

Tampoco hay muchas risas en Breaking and Entering, un drama familiar, social y político. “Es una película sobre personas reales, ambiguas. Nadie es del todo bueno o malo. Son contradictorios, como la gente normal”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: