LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Belleza en estado puro

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en noviembre 12, 2006

El show que combina teatro negro con números de trapecistas es una apuesta brillante a todos los sentidos.

 Pocos espectáculos logran ejercer la misma fascinación en grandes y chicos. Mamushka es uno de ellos. Con recursos que, no por acotados son menos sorprendentes, el show dirigido por Mariana Sánchez y Pablo Zarfati, logra acaparar la atención del espectador de manera constante. En cada número que lleva adelante la compañía de artistas Circo Negro, lo que sobra es belleza. Desde los movimientos de dos trapecistas que, colgando de la nada forman un solo cuerpo y las bailarinas áeras hasta los juegos de luces y sombras que propone el teatro negro, el espectador se siente dentro de un caja de sorpresas.

Mamushka apunta todo el tiempo a los sentidos: colores que estallan, formas que desaparecen, trajes que vuelan o nadan bajo el mar, seres que pasan de una forma humana a otra abstracta en un instante, luces que impactan y papel picado que se transforma en polvo de estrellas. La banda de sonido que acompaña el despliegue visual es igual de contundente, creando climas que recorren auditivamente melodías hindúes, balcánicas, orientales y rocanroleras, por igual. La cercanía de los artistas con la gente y los inciensos del final le suman potencia sensorial.

Un dato curioso que hace más interesante la propuesta es el lugar donde se desarrolla el espectáculo: en el Club de Trapecistas Estrella del Centenario, una vieja casona de barrio, con aire de galpón, se mezclan sillas de plástico con sofás destartalados y colchones en el piso. Todo, bajo un techo lo suficientemente alto como para permitir las acrobacias, en lo alto, de los artistas.

Y el Club de Trapecistas tiene su historia entrañable. En 1925, un grupo de artistas circenses rusos que huían de la posguerra llegaron al país y se unieron a varios amigos y parientes de la misma profesión que se habían instalado en la Argentina después de venir a actuar por los festejos del Centenario de la Revolución de Mayo, en 1910. En la vieja finca, la troupe entrenaba y actuaba. Pero en 1940, el lugar se transformó en fábrica textil que en los años ’90, quedó desguasada y abandonada. Recién en 2004 Pablo Zarfati, codirector de Mamushka y descendiente de aquellos trapecistas inmigrantes, recuperó el lugar como espacio circense. Y la magia volvió con el espectáculo justo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: