LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Chubut: Lujo y placer en la Península

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en noviembre 12, 2006

Otra manera de acercarse a los magníficos paisajes de Península Valdés. Travesías en 4×4, cocina gourmet y servicio 5 estrellas.

Axel marca el paso. Es difícil seguir al guía en el viento de la estepa patagónica. Un grupo de europeos hace lo que puede arriba de seis caballos acostumbrados a las mañanas frescas de la Península Valdés, al nordeste de Chubut. Una hora de cabalgata entre reservas de elefantes marinos y acantilados con el verde inmenso del Atlántico a los pies, ilusiona a cualquiera con una vida de safari. Pero la recompensa es más terrenal. Una 4×4 cargada de salmón ahumado, quesos variados y jamón crudo posterga el espíritu aventurero para más adelante.

El paseo viene incluido en los 173 dólares por noche que cuesta la habitación en el Faro Punta Delgada, un hotel de campo que forma parte de una propuesta que está creciendo en el costado más agreste de la Patagonia: el turismo vip ¿Hoteles de lujo en la tierra de la carpa y la mochila? ¿Asados gourmet en noches que antes sólo se iluminaban con un fogón? Sí. El cambio favorable y la ola de turismo internacional multiplicó las opciones cinco estrellas en la península.

Se trata de una muy recomendable alternativa para descubrir los atractivos de Península Valdés y dedicarle a esta región virgen el tiempo que merece. Una buena posibilidad para abstraerse del ajetreo de las grandes ciudades. En la estancia del hotel, los celulares no tienen señal, no llegan los diarios y tampoco hay manera de conectarse a Internet.

La agencia que propone esta forma de recorrer la Península Valdés se encarga de buscar a los turistas en el aeropuerto de Trelew y llevarlos hasta el hotel, que se despliega en un terreno de 450 hectáreas, en el extremo sudeste de la península, sobre un acantilado con vista al mar.

De día se puede observar la fauna patagónica con guías profesionales, quienes ayudan a los turistas a interpretar las maravillas de la naturaleza. Los más aventureros pueden optar por los caballos ensillados, para hacer una cabalgata sobre los acantilados con las mejores vistas panorámicas. Al atardecer se impone un trekking por la playa y los alrededores. También se puede recorrer en 4×4 hasta Punta Fósiles y observar un picadero, donde los primitivos habitantes fabricaban sus herramientas con piedras.
En el faro de Punta Delgada


EL FARO Y EL SOL. UN CENTENARIO ALIADO DE LOS MARINOS QUE AUN ILUMINA LA COSTA SUR.


Para tomar todavía más perspectiva, es imperdible la visita al faro construido a principios del siglo XX, que funciona perfectamente. Antiguamente, allí funcionaba el Casino de suboficiales de la Armada. Por la noche, desde las playas, los turistas pueden contemplar el movimiento de los haces de luz y maravillarse con el espectáculo de las estrellas.

En general, las cabalgatas arrancan por la mañana. Los grupos son de entre siete y ocho personas, a quienes guía Axel. Los caballos son mansos y siguen al experto, que los lleva bordeando los acantilados. Desde ese lugar, el paisaje resulta imponente y el mar visto desde la altura capta todas las miradas. Abajo, en las playas, hay cientos de elefantes marinos y sus rugidos son el único sonido que se escucha.

El paseo termina en la playa, donde un vehículo 4×4 espera con la comida. En esta época del año, es apasionante bajar a la arena y mantenerse a una distancia prudente, para observar la colonia de elefantes marinos. Los turistas son testigos de peleas entre machos de más de 4 toneladas de peso, que disputan entre sí el dominio de cada harén, que puede llegar a reunir más de cien hembras llegadas para parir y buscar nuevamente pareja.

La mayor reserva continental de pingüinos magallánicos está en Punta Tombo, donde desde setiembre hasta abril puede llegar a verse un millón de ejemplares. La entrada a la reserva natural, que se encuentra a 200 km (39 km son de ripio) de Puerto Madryn, es gratuita. «Para que los turistas no tengan que ir hasta Punta Tombo y pierdan el día viajando, ofrecemos llevarlos a una pingüinera de la estancia San Lorenzo, en Punta Delgada. Además, al ser más exclusiva, podrán disfrutar mejor de los animales y la naturaleza», comenta la guía Alejandra Domenechelli.

En San Lorenzo hay más de 300 mil pingüinos. En el galpón de esquila de la estancia transformado en comedor, los turistas disfrutan de la especialidad de la casa: corderito patagónico al asador. Además, en el viaje hacia la estancia los turistas visitan Caleta Valdés y Punta Norte, donde se puede ver alguna orca tratando de cazar un lobo marino. Desde la estancia, una camioneta 4×4 lleva a los visitantes por un camino barroso hacia la playa.

Después de un viaje de 20 minutos y 1.300 m antes de llegar a la playa, empiezan a verse los primeros pingüinos escondidos entre la arena y los arbustos. Caminan lento, pero con ritmo y en línea recta. Cuando alguien se les interpone en el camino, frenan, giran su cabeza y esperan que el visitante se corra. Pero la mayoría permanece con su pareja en sus nidos.

Con la visita a los pingüinos termina la estadía en Faro Punta Delgada y empieza el viaje hacia Puerto Pirámides, el único asentamiento poblacional de la Península. Su mayor atractivo es la ballena Franca Austral, que se acerca en invierno para reproducirse. La mayoría de los turistas Vip se albergan en el hotel Las Restingas, que está justo frente al mar. Desde sus ventanas, los más privilegiados pueden observar a decenas de ejemplares haciendo piruetas.

Vale la pena madrugar. Desayuno mirando el mar, para luego subir a un catamarán o a un gomón para poder ver las ballenas de cerca. En el camino sólo se escucha el motor de la embarcación. Tras unos minutos, parece que nunca van a aparecer, pero el show está por comenzar: el cuerpo inmenso de una de ellas sale del agua y, al caer nuevamente, genera un estruendo que deja paralizados a los navegantes.

Ballenas a los saltos

Una ballena adulta mide unos 14 m y pesa hasta 40 mil kilos. Pese a su tamaño, realiza variados movimientos dentro y fuera del agua. «Nadie es capaz de asegurarle al turista un buen avistaje. La ballena hace lo que quiere y cuando quiere. De todas maneras, esta es una época de salto, algo que los visitantes agradecen», cuenta Jorge Schmid, uno de los seis prestadores de avistajes.

Al terminar el viaje la embarcación se acerca a la playa y un tractor se mete en el agua para remolcar el bote. La mayoría de los pasajeros se van felices a sus hoteles y los más valientes se quedan para volver al agua, pero esta vez con un traje de neoprem y guiados por un buzo profesional que los acompañará para sumergirse en el mar. Los que lo logran vuelven fascinados. Sólo unos pocos no se animaron a sumergirse. «Tuve la suerte que cuando me tocó a mí aparecieron tres lobos marinos que jugaban nadando a mi alrededor. Fue emocionante y de mucha adrenalina», cuenta Martín emocionado.

Entre tantas emociones, llega el último día. Los turistas vip terminan de preparar sus bolsos, que esta vez los llevan cargados de anécdotas. Las cámaras digitales almacenan decenas de fotos similares. En la mayoría la protagonista es la misma, y hay que mirar con detenimiento para notar las diferencias que existen entre unas y otras. Lo que sucede es que estos turistas no suelen coincidir su lugar de vacaciones con el que eligen las ballenas para tener sus crías. Ya en el lobby del hotel, uno de los turistas se lamenta porque llegó la hora de irse. Es que los buenos momentos parecen que pasan más rápido. Y este pasó rapidísimo.

Una respuesta hasta “Chubut: Lujo y placer en la Península”

  1. claudia said

    solicito que envien un telefono de contacto estoy organizando un viaje para 110 personas
    att
    claudia acosta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: