LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

De Niro y la historia de la CIA

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en noviembre 12, 2006

Cualquier historia sobre la Agencia Central de Inteligencia involucra el engaño, pero el nivel de trampa que hay detrás de una sola escena de El buen pastor (en inglés, The Good Shepherd) un filme sobre la creación de la CIA, es notable.

ENTRE EL AMOR Y LA PROFESION. Angelina Jolie es la esposa de Matt Damon, que encarna a un jefe de la agencia de inteligencia de los EE.UU

La escenografía es simple: un día crudo de invierno en Long Island Sound, el agente de la CIA Edward Wilson (Matt Damon) trata de determinar si el desertor ruso Valentin Mironov (John Sessions) es quien dice ser.

Sessions es un actor inglés, o sea que ya está fingiendo el acento. Mironov es supuestamente un concertista de violín, o sea que también tiene que aparentar que sabe tocar —de esa manera Wilson sabrá si Mironov es legítimo—. El aire es gélido, con lo cual las manos de Sessions están duras. El arco raspa las cuerdas.

«Mi digitación se fue al diablo —le dice Sessions al director de la película, Robert De Niro—. Lo lamento.» Sandy Park, que coordina la música pregrabada, aparece para dar instrucciones a Sessions, que lleva tres semanas practicando. «¿Dieciséis compases? ¿Eso es lo que aprendiste?», se burla Damon de Sessions mientras se prepara para otra toma. «¿Y a eso lo llamás canción?»

Para pulir la escena, De Niro (quien ya dirigió Una luz en el infierno) filmará una toma con los dedos de un violinista de verdad. Pero eso también exigirá mucha maña, sin hablar de la incomodidad. Los dedos de Sessions no tienen vello. Los dedos del violinista suplente, sí. De modo que hay que depilárselos. El dolor fue, al parecer, espectacular.

Mientras De Niro trabajaba para concluir el montaje, todavía no era seguro si el segmento del violín llegará a la película terminada. La última versión del director de El buen pastor, que se estrena el 22 de diciembre en los Estados Unidos, llegaba a los 160 minutos, y los distribuidores querían 20 minutos menos.

«No está dicha la última palabra —dice De Niro, a fines de octubre—. Pero no puedo cortar más sin sentirme mal.»

Por lo menos tenía algo para cortar. Tardó doce años en llevar El buen pastor hasta ese punto, un período en el que la película pasó por las manos de cinco directores. Pero a cada traspié y con cada dilación desesperante, el tema iba volviéndose más actual. «Esto no es la saga Bourne», dice la productora Jane Rosenthal. «Hay que meterse en la película y prestar atención.»

El guión de Eric Roth no es ni intelectual ni históricamente modesto: pretende dramatizar los inicios de la CIA, rebotando desde la fallida invasión de Bahía de Cochinos en 1961 hasta una ceremonia de iniciación para la fraternidad secreta Calavera y Huesos, pasando por el intercambio de científicos judíos en Alemania durante la posguerra.

En el centro de este ambicioso relato se encuentra Wilson, un amalgama ficticia de varios ex jefes de la CIA, entre ellos el experto en operaciones secretas Richard Bissel y el experto en contrainteligencia James Angleton.

Elegido al salir de Yale para incorporarse a la precursora de la CIA, la Oficina de Servicios Estratégicos, durante la Segunda Guerra, Wilson asciende rápidamente en ambas organizaciones. De una lealtad inquebrantable al principio, Wilson aprende que su vocación pone en peligro no sólo sus ideales sino también sus amigos y su matrimonio. «Es lo que le pasa a una persona que decide sumergirse en el secreto —dice Roth—. Es una historia familiar de un tipo especial.»

Roth escribió el guión en 1994 para Francis Ford Coppola y Columbia, justo cuando Forrest Gump, escrita por él, era un éxito mundial. Coppola no hizo la película y el guión pasó a Wayne Wang. Cambios en Columbia hicieron que el proyecto recayera en Philip Kaufman (Los elegidos), pero resultó infructuoso.

La siguiente escala improductiva de El buen pastor fue el director John Frankenheimer y MGM. Frankenheimer quería que De Niro actuara en la película, pero el director murió en 2002.

La propuesta de De Niro era seguir a la CIA desde Bahía de Cochinos hasta la caída del Muro de Berlín en 1989. El guión de Roth terminaba justo después de la abortada invasión cubana. De Niro y Roth llegaron entonces a un acuerdo: Roth vería la posibilidad de plasmar la idea de De Niro en un guión si el actor lo dirigía.

El buen pastor aterrizó en Universal Pictures, donde llamaron al productor Graham King (Pandillas de Nueva York) para que pagara la factura. King tenía un contrato con Leonardo DiCaprio y el actor expresó su deseo de interpretar a Wilson. Tribeca Productions de De Niro y Rosenthal pensaba rodar la película a comienzos del año pasado.

Pero la producción no pudo cerrar el abultado contrato de Di Caprio y De Niro tenía miedo de que el actor hiciera primero Los infiltrados, de Scorsese. «Una noche le dije: ‘Tenés que decírmelo ahora. ¿Sí o no?’ —dice De Niro—. Esa noche tenía la intención de proponérselo a Matt.»

Damon también actuaba en Los infiltrados, pero terminaría antes que DiCaprio y el eternamente ocupado Damon no tenía intención de tomarse tiempo libre antes de empezar El buen pastor. De Niro tendría que esperar solamente seis meses para empezar a filmar.

El problema fue que cuando DiCaprio abandonó el proyecto, King también —con toda su plata—.

Finalmente, subió a bordo Morgan Creek Productions de James Robinson. La película se haría, pero con un presupuesto inferior a US$ 90 millones, lo cual significaba que la mayoría de los protagonistas, incluido Damon, deberían reducir sus honorarios normales. «Jim Robinson nos salvó», dice Roth.

Pese a sentirse frustrados por las innumerables postergaciones, los realizadores no pudieron dejar de notar que El buen pastor iba adquiriendo relevancia. «Los de Universal se interesaron mucho más en la película después del 11/9», dice Rosenthal.

Cuando se sentó por primera vez frente al teclado, Roth no tenía idea de que más adelante se descubriría que la CIA dirigía cárceles secretas y que torturaba supuestamente a sospechosos de terrorismo, o que la Agencia de Seguridad Nacional haría escuchas sin autorización. Todos esos incidentes, sin embargo, aparecían presagiados en la película.

«Lo escribí hace doce años —dice Roth—. La película no estaba pensada para reflejar nada políticamente.» Roth y De Niro dijeron que la idea del filme es más bien seguir la evolución personal y cultural de la agencia de inteligencia más famosa del mundo.

Cuando Wilson entra en la CIA, sus tácticas son casi corteses. Es cierto que la agencia trata de orquestar el derrocamiento de Fidel Castro y un país centroamericano no nombrado (Nicaragua novelado), pero la CIA también actúa con sus rivales soviéticos como si jugara al ajedrez.

A diferencia de muchas películas de espionaje, El buen pastor no tiene interés en tiroteos ni persecuciones. Si el progenitor del cine moderno de agentes secretos de Hollywood es el novelista de James Bond, Ian Fleming, De Niro y Roth le deben mucho más a la ficción del espionaje literario de John le Carré.

«Cuando los personajes se disparan todo el tiempo, es demasiado», dice De Niro. «Me gusta que las cosas pasen por alguna razón. Por eso quiero minimizar la violencia, presentarla de una manera silenciosa. En esa época, era un juego de caballeros.»

No estaba en el guión de filmación, pero De Niro y Roth agregaron una escena donde los agentes de la CIA torturan a un sujeto en un interrogatorio. Es que si bien minimizan la violencia, ambos quieren poner de relieve la influencia corruptora del poder. Los primeros directores de la CIA, dice De Niro, «eran idealistas, inteligentes. Trataban de hacer lo que creían correcto. Después se volvieron excesivamente confiados y empezaron a hacer cosas que no siempre nos benefician».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: