LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

RECITAL DE LEON GIECO EN EL OPERA

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en noviembre 20, 2006

Gran rescate emotivo


Tocó más de 30 temas, de todas sus etapas, en casi tres horas. Apoyado en un gran trabajo visual, conmovió al público.

SOLIDARIO.Gieco anunció que lo recaudado por la venta de merchandising sería donado.Voy a hacer la próxima canción con alguien que me acompaña desde hace mucho”, dice León Gieco y mira hacia un costado para aumentar la expectativa. Pero el artista invitado aparece arriba, en la pantalla gigante: es el propio Gieco en los 70. El otro, el mismo: melena dorada, cara aniñada; básicamente igual. Ambos “Leones”, separados por más de tres décadas, tocan Hombres de hierro complementándose a la perfección. “Gracias” cierra el más joven; “Gracias”, repite el actual. El Opera tiembla.

Este instante de 15 años de mí (que alude al vínculo del músico con EMI) prefigura lo que vendrá: un concierto en el que Gieco se muestra igual a sí mismo —su mentada coherencia ideológica, tan festejada como su música— y propone un rescate emotivo, apoyado en lo visual. El show, de hecho, funciona como un viaje a través del tiempo a fuerza de imágenes: un videoclip con música en vivo, sin histeria, a lo Gieco, que empieza con temas de la era pre Sólo le pido a Dios .

Suenan Soy un pobre agujero, Tema de los mosquitos, Todos los caballos blancos y otros imbatibles. Tres pantallas, que remedan antiguos aparatos de TV, hipnotizan y estremecen con imágenes de una Argentina que ya no existe. Rompecabezas musical y político que abarca desde el golpe de Onganía hasta el de Videla. Pappo hippón; Lito Nebbia galancete; Charly García sobrio; Spinetta igual. Ortega Peña, Santucho, el Padre Mugica, el Che, Trelew, Ezeiza, Monte Chingolo: la sangre derramada.

El sabor agridulce persiste cuando Gieco salta al presente. “A todas las mujeres luchadoras”, anuncia, antes de entonar Santa Tejerina: sobre él sonríe Marta Merkin, extraordinaria periodista fallecida en el 2005. Luego, la serena conmoción de La memoria, con una coreografía interpretada por Demián Frontera, de un grupo de danza sobre silla de ruedas. Más tarde, el tango Galleguita, bailado por el ballet de la Asociación Amar, con chi cos con síndrome down.

Los artistas invitados son otra declaración de principios: el público aplaude y llora. El concierto sigue con Cinco siglos igual, a capella, y clásicos. A casi tres horas del comienzo, cierra con el himno: Sólo le pido a Dios. Un Gieco igual a Gieco: fidelidad a sí mismo que le basta para hacer delirar a su público.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: