LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Reconstruyen un virus que afectó a ancestros del hombre

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en noviembre 21, 2006

INVESTIGAN COMO LOS ROTAVIRUS INTERVIENEN EN EL DESARROLLO DE CELULAS CANCEROSAS

Si los virus pertenecieran al universo de lo viviente, podría decirse que Fénix fue resucitado. Pero los investigadores todavía no se han puesto de acuerdo y no les han dado a los virus un lugar en el árbol de la vida. Todo lo que podemos escribir es que investigadores franceses «reconstituyeron» un retrovirus —bautizado Fénix— del que se sabe que infectó a un antepasado lejano del homo sapiens hace ya varios millones de años.

No es que se hayan encontrado partículas virales en fósiles antiguos: para realizar esta «reconstrucción», publicada en la última edición de la revista Genome Research, los investigadores del Instituto Gustave-Roussy lo único que hicieron fue reactivar algunos fragmentos del genoma humano. El principal interés de este trabajo radica en un mejor conocimiento de la función que podrían tener estos retrovirus en el desarrollo de los cánceres.

Este proceso se produjo en numerosas oportunidades en la historia evolutiva del hombre. Hasta tal punto que, por sorprendente que parezca, «nuestro genoma está compuesto en aproximadamente un 8% de secuencias genéticas provenientes de un centenar de familias de retrovirus», explica Thierry Heidmann, director de la unidad Retrovirus endógenos y elementos retroides de las eucariotas superiores (CNRS, Centro Nacional de Investigaciones Científicas, Instituto Gustave-Roussy y universidad París IX), uno de los autores de Fénix. De modo que hay virus en el hombre. Igual que en el resto del mundo viviente.

Una vez integradas al genoma del huésped, estas secuencias genéticas virales (también llamadas «retrovirus endógenos») se copian en varios lugares de éste. Con pequeñas variaciones en cada copia respecto del original. Así, para reconstituir a Fénix, explica Heidmann, «alineamos varias copias —vale decir, varias ‘versiones’— de las secuencias en cuestión para llegar a determinar la ‘copia consenso’ con más probabilidades de ser la progenitora de todas las otras».

La reconstitución de Fénix se llevó a cabo tomando infinitas precauciones. «Procedimos en varias etapas, probando en un primer momento la infectividad de la envoltura del virus, o sea su capacidad para entrar en la célula. Esta infectividad resultó sumamente débil», precisa Heidmann. «Luego, modificamos genéticamente el virus de modo que pudiera replicarse en la célula infectada».

Estos vestigios virales presentes en el genoma no se expresan. En todo caso, no en las células sanas. En éstas, dijo Heidmann, «existen medios capaces de reprimir la expresión de estas secuencias genéticas, sobre todo por medio de ciertas proteínas».

Según los investigadores del Instituto Gustave-Roussy, estos retrovirus endógenos no estarían ligados a la iniciación del cáncer, pero sí podrían desempeñar un papel en la proliferación de las células cancerosas. «Pensamos que la aparición de los cánceres podría perturbar los mecanismos de represión de los retrovirus endógenos», explica Heidmann. «Su expresión podría luego favorecer el crecimiento del tumor».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: