LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Entrevista con Luis Miguel Rocha, escritor

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en noviembre 25, 2006

«Nunca compré lo que la Iglesia vende»

No se puede mostrar la imagen “https://i0.wp.com/www.lavoz.com.ar/anexos/imagen/06/6903.jpg” porque contiene errores.

En “La muerte del Papa”, el escritor portugués asocia el Vaticano a una larga lista de asesinatos en Europa y Latinoamérica.

Archivos secretos del Vaticano. Una escalera. Una lista con nombres. Un hombre corriendo. Las primeras páginas de La muerte del Papa cumplen con todos los requisitos para que el lector de thrillers conspirativos religiosos saque un pasaje de ida hacia el resto de la novela.

Luis Miguel Rocha es portugués, tiene 30 años y su segunda novela es un best seller mundial. ¿Las razones? Esgrime una versión no oficial sobre la muerte de Juan Pablo I en 1978, y la asocia a la logia italiana Propaganda Due (P2) cuyos miembros estarían vinculados a la mayoría de los grandes acontecimientos de la historia mundial contemporánea, incluyendo los golpes de Estado en Latinoamérica y la guerra del Golfo.

El hombre que corre escaleras abajo será asesinado, claro, pero alcanzará a enviar la lista por correo a una periodista lusitana cuya vida, a partir de ese momento, estará en severo riesgo. Dobles agentes encubiertos la perseguirán para matarla o protegerla mientras la trama revela datos sorprendentes sobre la corrupción en la Iglesia y la capacidad de muerte de las altas estructuras de poder. La lista tiene nombres de peces gordos: y a los peces gordos no les gusta que sus nombres figuren en ninguna lista en manos de ninguna periodista. Mensajes cifrados, persecuciones en Londres, Roma, Madrid, Nueva York y Buenos Aires, y varios asesinatos después, la periodista está a punto de descubrir las verdaderas circunstancias de la muerte de Albino Luciani, el papa que según la novela quiso limpiar la Iglesia de corruptos pero no supo hasta dónde llegaba la suciedad.

Una novela cristiana. Luis Miguel Rocha vive en Lisboa, Portugal. Desde allí mantuvo un diálogo con La Voz del interior sobre su novela y las implicancias de sus conjeturas.

–¿Por qué le interesó escribir sobre la Iglesia?

–Nunca pensé en escribir sobre la Iglesia, la verdad. Fue un encargo que terminó despertando mi interés.

–¿Cómo fue la investigación previa a la escritura de la novela?

–Fue fácil. Sobre el asesinato de Albino Luciani, no tuve que buscar demasiado: estaba todo ante mis ojos. Después sí, hice una investigación histórica para poder ubicar la trama de la novela.

La muerte del Papa puede ser leída como una novela cristiana contra la Iglesia Católica. La voz narradora tiene una moral llamativamente evangélica a pesar de que las denuncias de corrupción salpican sin recato a toda la estructura de poder del Vaticano y la responsabilizan de asesinatos múltiples entre cuyas víctimas están el primer ministro italiano Aldo Moro y el presidente chileno Salvador Allende.

–Su propia religiosidad, ¿entró en conflicto al tomar conocimiento de la trama secreta tras la muerte de Juan Pablo I?

–No. Yo soy cristiano pero no católico. Nunca compré lo que la Iglesia vende… mi religiosidad y mi opinión sobre el Vaticano son materias diferentes.

–¿La novela le trajo algún tipo de problemas con el Vaticano o con otro poder político?

–Hasta este momento no tuve ningún problema, lo que para mí es un actitud inteligente del Vaticano. Sin embargo, sé que están analizando el caso.

La logia en la Argentina. Uno de los asesinatos de la larga serie de crímenes que tienen lugar en La muerte del Papa ocurre en Buenos Aires. No se trata de una ubicación azarosa: las relaciones entre la P2 y los poderes políticos en la Argentina desde el gobierno de Perón han sido materia de múltiples conjeturas. Para Luis Miguel Rocha, en América del Sur “la P2 colocaba en el poder a quien servía a sus intereses: así regresó Perón, por ejemplo”.

La logia P2 saltó a la fama después del conocido escándalo del Banco Ambrosiano, en el cual el Vaticano se vio fuertemente implicado. En la Argentina ha sido asociada a nombres como los de José López Rega o Emilio Massera, incluidos en la lista de Licio Gelli (uno de los hombres más poderosos de Propaganda Due, actualmente en prisión domiciliaria) que fue encontrada en 1981.

En la novela de Rocha, la P2 aparece como una organización de sumo poder, con fuertes contactos con la CIA, y de la cual sólo se puede escapar con la ayuda de un milagro. De repente, la periodista Sarah Monteiro se ve envuelta en una trama de conspiraciones que incluye hasta a su propio padre y cuya historia se remonta a la muerte de Juan Pablo I. Todo aquello en lo que creía se desmorona y empieza a huir con la ayuda de un doble agente: sus perseguidores crearon el terrorismo a escala mundial y no tendrán reparos en disponer de todo el arsenal de las grandes potencias mundiales para que la lista de Sarah no tome estado público.

–La literatura sobre conspiraciones internacionales pasa por un gran momento a nivel mundial: ¿a qué cree que se debe esto?

–Pienso que estamos pasando por una etapa de escepticismo según la cual no creemos en todas las verdades oficiales que nos dicen. La gente no se conforma con esas verdades. Las cuestiona constantemente y las pone en duda. Y eso es siempre positivo. Espero que mi libro sea útil en ese sentido. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: