LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Las frases de Diego

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en noviembre 30, 2006

Con autocrítica y dosis de humor, Maradona no se calló nada. Y dijo Yo sé que no estoy a la altura del jurado porque son gente que conoce del tema, pero yo estuve del otro lado y sé lo que se siente”, dijo un Diego Maradona vestido de negro y cada vez más parecido a su padre, estrenando su cargo de presidente del jurado de Bailando por un sueño y aludiendo a su participación, como “bailarín”, en la versión italiana del formato.

Luego de hacer suya la definición de Marcelo Tinelli y asumirse como “la voz del pueblo” (pero cómo, ¿no era Polino?), la estrella de la noche ocupó su lugar junto, al hasta entonces, acéfalo jurado, luego de la renuncia de Gerardo Sofovich, para evaluar battement, pliés y soupless, entrándole así al único rubro, junto con los de fertilización asistida y riego por aspersión, del que le faltaba hablar.

Aunque, a decir verdad, el 10 se mostró muy medido y se cuidó muy bien de no ir más allá de lo razonable. Dejando sentado, en cada ocasión en que tuvo que expedirse y calificar, siempre en último término y después de Reina Reech, Moria Casán y Jorge Lafauci, que lo suyo es el fútbol.

Lo hizo cuando le puso 8 a Ximena Capristo y compañía. “Después de todo lo que dijeron (los tres jurados restantes) ¿qué puedo agregar?”, se atajó, antes de “votar con el corazón”, de “votar por el respeto al laburo de ellos dos”.

Lo volvió a hacer cuando le puso 10 a la pareja de María Valenzuela y su soñador. “Yo no entiendo mucho de todo lo que explicaron ellos”, volvió a cubrirse desde la punta del pupitre. “Pero yo me quiero quedar en algo que dijeron Reina y Moria (sobre una dolencia en la cintura que aquejaba a María Valenzuela). En el fútbol, generalmente, el que tenía dolor, no jugaba. ¿Y sabés quién es el que tiene huevos realmente? El que está mal y juega igual. Por eso, con el respeto que me merece el jurado, para mí es un 10”.

Y lo volvió a hacer, por último, cuando les puso un 9 a Carla Conte y su soñador. “La verdad que estoy anonadado de todo lo que dicen. Yo no vi ninguna imprecisión, te juro. Yo soy jugador de fútbol y voy a morir jugador de fútbol; no obstante esto (?) les voy a dar un 9”.

Si algo faltaba para corroborar que Bailando por un sueño es bastante más (o bastante menos, según se vea) que un concurso de baile, el nombramiento de Maradona al frente del jurado (sólo por esta semana, que desde el lunes otro ocupará esa silla), despejó cualquier duda. La llegada del 10 para sentarse en el sillón que dejó libre el hombre record del espectáculo nacional, el hombre que inventó casi toda la televisión, el hombre que con una notable trayectoria de 46 años se ha convertido en sinónimo de sí mismo, mostró, no sólo la astucia de la producción para redoblar la apuesta ante la inesperada deserción del ex presidente, sino, y fundamentalmente, los verdaderos alcances del show en cuestión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: