LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Guadalajara impone su marca: literatura, negocios y espectáculo

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en diciembre 2, 2006

De Gael García Bernal y Gabo a los febriles desayunos entre ejecutivos editoriales.
Siete días de un evento que ya es referente mundial de libros y escritores.

A PURO NOBEL. Gabriel García Márquez, la sudafricana Nadine Gordimer y Carlos Fuentes en la apertura.

Ahí pasa el bajito de Gael García Bernal, cuidándose los anteojos y disimulando el espanto: una horda de chicos que lo acaba de descubrir en los pasillos de la Feria lo corre para tocarlo, tratando de romper la barrera de brazos anudados que lo protege. Ni Felipe de Asturias, quien cruzó los mismos pasillos el día anterior, había causado semejante revuelo.

Aunque el cielo de la Feria de Guadalajara cada año se alumbra con estrellas de distintos ámbitos, no hay que creer que el acontecimiento es pura farándula. Mañana termina aquí una larga semana en la que hubo conferencias, presentaciones de libros, espectáculos masivos, charlas íntimas entre escritores y lectores, premios, homenajes.

De hecho, García Bernal participó de uno de los actos más conmovedores de la Feria. El miércoles a la noche compartió el escenario con José Saramago. Ante unas 2.300 personas que pagaron 10 y 40 dólares por la entrada, el actor y el Nobel leyeron fragmentos del libro Las intermitencias de la muerte. Una lectura enmarcada en una puesta sutil, que empezó entre el murmullo y los ruiditos de los celulares y fue imponiéndose hasta tener a la sala en vilo.

Pero esto tampoco es LA Feria del Libro, ni es LA Feria el recital de Martirio y Kiko Veneno abierto y gratuito a las puertas del predio, ni las presentaciones de Carmen Linares o Miguel Ríos o, ayer, Joaquín Sabina. No.

LA Feria, sí, fue su inauguración, con los Premios Nobel Nadine Gordimer, José Saramago y Gabriel García Márquez sentados a la misma mesa. Sí es LA Feria, entonces, la sencilla voz de la sudafricana Nadine Gordimer. Crítica histórica del apartheid, nacida en 1923 en una familia judía de clase media, está aquí para hablar del escritor como testigo. «Un testigo que tiene que ofrecer un testimonio que nace de su interior», dice. También es la Feria la conferencia que dan Gordimer, Saramago, Tomás Eloy Martínez y Elena Poniatowska sobre «El escritor como referente político de la sociedad», durante la cual Martínez pregunta: «¿Cuando decimos escritor político a la mayoría le está pasando por la cabeza un escritor de izquierda?» Y contesta que, por lo menos en la Argentina, muchos de los grandes escritores políticos han sido de la más franca derecha.

De política y de literatura se tratará, aunque casi no se hable de eso, la mesa entre el escritor iraquí Jabbar Yassin Hussin (1954) y el israelí Etgar Keret (1973). Exiliado en Francia hace 30 años —y amigo del argentino Juan José Saer— Jabbar volvió a Bagdad tras la caída de Hussein pero encontró una ciudad bombardeada y familia y amigos asesinados. Etgar y Jabbar entraron tomados del hombro. «Yo nací cerca de una guerra»— dijo Jabbar— «él nació en la época de otra guerra. Esas guerras nunca terminaron. Nuestras vidas están atravesadas por la angustia». Keret habló poco en la mesa, pero dijo a la prensa que «Por un lado, es una disputa fundamentalmente religiosa; del otro lado, hay una disputa fundamentalmente capitalista. Y si existe alguna religión de la que puedes hablar en Israel, es el capitalismo».

La presencia argentina este año también es esmerada. Además de escritores —estuvieron Ricardo Piglia y Rodrigo Fresán, la conferencia de Alan Pauls tuvo gran convocatoria, se presentaron Juan Sasturain y Angela Pradelli— el stand que reúne a los editores del país fue el más grande y mejor ubicado que haya puesto argentina en esta Feria. Varias editoriales medianas y chicas, algunas especializadas en literatura infantil, tuvieron reuniones que evaluaron como provechosas. Es que por precio y por calidad de edición, es un buen momento para la industria del libro argentino y la Cámara trata de aprovecharlo.

Aquí está también, como una figura clave del país, el Negro Fontanarrosa, que hoy recibirá un homenaje. Feria de estrellas, el cuarto Premio Nobel que visitó Guadalajara fue Joseph Stiglitz, quien se dio el lujo de hacerle recomendaciones al nuevo presidente: «No debe seguir las políticas públicas del FMI».

Sol del tibio otoño de Guadalajara, fiesta, encuentros, conferencias llenas. Aquí se acaba otra feria.

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: