LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

«En el Colón vivía a laxantes» por Hernán Firpo

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en diciembre 3, 2006

Recuerda con ira su pasado de bailarina clásica. Y siente como una victoria personal el haber triunfado en el tango. Cuánto cobra por clase. Su vida, después del efecto Playboy.

Perdonen, pero hoy no puede decirse nada de la mujer que se desnudó en una revista porque, para la charla, Mora Godoy es una persona cabal que está detrás de una mesa, la cola contra el sillón, la espalda disciplinada como una viga, y unos jeans ni apretados ni sueltos, así que la parte que habría que dedicarle a sus piernas «esculpidas» bla-bla-bla o a la «diva lánguida y sensual» (¡uff!) quedará para otra ocasión. Esto es periodismo verdad y ahora la cosa evoluciona en torno a las facultades curativas del tango que, según parece, previene enfermedades cardíacas y disminuye la presión arterial. ¿Entonces? Entonces decimos que las academias deben tener alumnos que suscriben a dietas macrobióticas o que buscan disminuir su exceso de lípidos bailando con el CD de alguna orquesta típica.

Y ya habrás escuchado decir: «Pasé de cien abdominales, a pilates y ahora quiero probar con una técnica reductora llamada tango».

Algo hay (se ríe con una boca grande y libre de emplomaduras). Mucha gente lo toma como un complemento deportivo y cultural. El tango es un buen ejercicio y también un lugar de encuentro. Te diría que se convirtió en un buen punto de encuentro para solos y solas. Acá (a su estudio) viene mucha gente que se pone de novios y deja…

Y desde que Robert Duvall puso de moda el tango en la Argentina, ¿sentís que tenés más trabajo?

Vos lo decís en broma, pero desde ya que fue importantísimo lo de Robert Duvall. Los argentinos somos de necesitar la aprobación de «afuera». Es muy bueno que él esté en la primera fila de los Mundiales de Tango.

¿Los Mundiales de Tango no son medio truchos? Siempre se hacen acá, siempre ganan argentinos…

(Mora tiene un segunda risa más acuartelada y pudorosa) Este año ganaron colombianos… pero bueno, el Mundial no es ¡guau…! Hay mucho para mejorar. Me parece que deberían ordenar a los competidores por categorías y ver qué se evalúa: ¿la acrobacia?, ¿la técnica?

¿El tango electrónico es una consecuencia de ese boom, o es un invento para distribuir las pastillas de éxtasis que sobran de Creamfields?

Puede ser cualquiera de las dos variantes, pero aporta. Fijate que vas a un lugar fashion y te ponen tango electrónico. Los pibes escuchan eso.

Pasaste de la elite del Colón a ser considerada en un género popular. ¿Frustración o revancha?

El Colón me dio lo que soy en el tango. Me dicen: «Se nota que eras bailarina clásica». Pero sí, fue una revancha. Ahora que veo el Colón cerrado y sin que sepan adónde van a hacer las obras del año que viene, mientras que yo hago 350 funciones al año…¿sabés qué? (alza los brazos como Rocky)… Victoria.

El consejo de Mora: curtirse en el Colón y terminar siendo bailarina de milonga.

Cuando yo empecé, no era una oportunidad. Era así: «Ay, nena, te fue mal en el Colón y te metiste en el tango…».

Decílo fuerte: «Odio el Colón»

Sí, qué sé yo… Era medio peligroso el sistema. Yo tenía que tomar laxantes cada dos por tres, me pesaban todos los meses, como a las modelos. Egresé con 44 kilos.

¿Fuiste anoréxica o bulímica?

Tomaba laxantes todos los días, me cuidaba al extremo en las comidas, pero no llegué a eso.

Leí por ahí que te separaste de Diego Romay. ¿Esto fue antes o después de las fotos en Playboy?

Antes.

Y ahora que sos una ex, ¿podemos hablar mal de Don Alejandro Romay?

¡¿Mal?! Alejandro fue y es mi admirador número uno. Creo que porque llevé la carrera desde muy abajo. Ahí le entré en el corazón. Me quedó de él un recuerdo hermoso.

Bailarina, coreógrafa, dueña de una academia, compañía propia… Explicame, ¿para qué necesitaste desnudarte?

Necesitar, no necesitaba nada… Me gustó la idea. Yo no me dedico a hacer desnudos, fue algo puntual que no repetiría. Ya está, lo disfruté.

¿Fue el día en que le pusiste precio a tu cuerpo?

¡No! Yo no necesitaba la plata. Nunca acepté trabajos por una motivación económica.

¿Tuviste más notas por el desnudo o por el show de tango que diste para los Rolling Stones?

Por el desnudo.

«Ser», según un pensador francés, «es ser visto en los medios». ¿Qué opinás?

Yo tengo bajo perfil. Hago muchas notas, aunque nunca un conventillo. Yo voy al supermercadito chico, salgo, camino. Me encanta.

¿Cuánto cuesta tomar una clase de tango con vos?

La clase particular conmigo cuesta cien dólares y dura una hora.

¿Cobrás en dólares? No me quiero imaginar lo que le facturaste a los Stones.

Pero yo no les di clases, les hice un show.

¿Cuánto?

Eso no se dice. Pero ellos no se quejaron como vos.

No se puede mostrar la imagen “https://i0.wp.com/www.clarin.com/diario/2006/12/03/thumb/e024lh04.jpg” porque contiene errores.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: