LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

La acústica del Colón no se toca ..?

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en diciembre 3, 2006

Ante la posibilidad de que la excelente acústica se modificara por la remodelación, fueron convocados expertos en la materia. Aquí explican qué harán.

Arrese, Sanchez Quintana y Basso. El director de infraestructura del gobierno de la ciudad, y los dos especialistas acústicos.

Unas de las preguntas fundamentales que rondan en torno del Master Plan es cómo se garantizará la conservación de la acústica del Colón, cuya excepcionalidad no una presunción argentina sino un hecho reconocido en todo el mundo: un estudio realizado en 2000 por Leo Beranek —uno de los más destacados investigadores contemporáneos en acústica arquitectónica— y publicado en The Acoustical Society of America asegura que el Colón es el primer teatro de ópera del mundo; y en otro estudio publicado enActa Acústica de 2003 el mismo autor otorga al Colón el tercer puesto en la lista de los mejores 58 teatros para música sinfónica. Para dar respuesta a ese interrogante    el

 arquitecto Alvaro Arrese, Director General de Infraestructura del Gobierno de la Ciudad, y a los dos ingenieros que están a cargo del control acústico de las reformas y que son tal vez los dos mayores especialistas en acústica del país: Rafael Sánchez Quintana y Gustavo Basso, que además de sus cargos académicos es violinista en la orquesta del Argentino de La Plata.

«El punto absoluto de partida —explica Arrese— fue que la acústica del Colón no se altera, ya que es el patrimonio más valioso del teatro: después vienen todas las otras cosas, que tienen que ver con la acústica: las telas, la forma de la sala, etcétera, pero digamos que todas las características arquitectónicas vienen después de la acústica. En todas las intervenciones fuimos absolutamente cautelosos y lo primero que hicimos fue convocar los dos más grandes especialistas de acústica que me parece que hay en el país. Había demandas muy grandes de reforma escenotécnica, y fuimos progresivamente descartando todas las que suponíamos que podían alterar la acústica.»

¿Cuáles?

Arrese: Lo primero que se pidió fue corregir la pendiente del escenario.

Basso: Vinieron los arquitectos del Master Plan con un pedido de enderezar el escenario: hicimos un modelo por computadora, estudios, mediciones, y comprobamos que eso afectaría la acústica. No se volvió a hablar del tema.

Arrese: El escenario del Colón no tiene reserva hacia abajo, y en un momento se pensó en llevarlo para el costado. El escenario tiene pocos hombros y se pensó en voltear la pared lateral que da sobre la plaza y construir un edificio al lado, que era la propuesta de Capobianco. Llegamos a la conclusión, con nuestros especialistas, que una de las características excepcionales de la acústica del Colón era la reflexión temprana; que la calidad que tiene en los graves era producto de la solidez y el grosor de los muros, que no todos los teatros del mundo tiene. Dijimos: tampoco va la expansión lateral. Lo que quedaba era mejorar la conexión entre los talleres de escenografía y el escenario. Había un túnel bastante tortuoso y se podía podía construir un mejor montacargas. Respetamos la caja escénica en su totalidad y mantenemos el disco giratorio, que seguramente no hay otro de este tamaño en el mundo. Ahora bien, si quieren que entre un helicóptero en el escenario… no, no se puede. Hay que hacer otro teatro.

¿En qué medida la modificación de telas y superficies puede alterar la acústica?

Quintana: La acústica de la sala comprende, fundamentalmente, todas las reflexiones que produce su geometría. Nuestra primera meta fue que no se cambiara nada de la geometría de la sala ni del escenario. ¿Qué nos quedaba? Si no tocamos nada de la geometría, nos queda la absorción dentro de la sala; y si bien todo lo que hay en una sala es muy importante, tenemos que pensar que cuando las butacas están ocupadas lo que predomina es la persona que está sentada sobre ella. Pero igual debemos estudiar lo que pasa con los elementos textiles. Como está especificado en el pliego de especificaciones técnicas de la obra, antes de comenzar a desarmar la sala hemos hecho mediciones según la norma ISO 3382, que tiene en cuenta todo lo que es tiempo de reverberación y sus derivados: energías laterales y demás.

¿Qué y cómo se mide?:

Basso: Se coloca un dodecaedro, que es una especie de pelota con parlantes, que emite en una banda ancha, que ocupa todo el rango de una orquesta y apunta hacia todos lados. Se coloca en el escenario y en el foso. Y se miden más de cuarenta puntos, en palcos, plateas, cazuela, etcétera. Como dato, en La Fenice de Venecia se midieron sólo ocho puntos, y en el San Carlo de Nápoles, seis. Acá estamos en el límite de las posibilidades técnicas. Tenemos un diagnóstico muy preciso, más preciso que de lo que se hizo en la Scala de Milán. Es como una tomografía computada, lo más perfecto que se puede hacer hoy en el mundo como diagnóstico del comportamiento de la sala. Se va a ir desarmando la sala por etapas. Se van a retapizar las butacas con las telas seleccionadas, y hasta que la medición de las butacas con las nuevas telas no den los mismos valores que teníamos antes, el retapizado no se aprueba.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: