LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Cine Infantil Las locuras del Emperador

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en diciembre 7, 2006

 

«Happy Feet: El pingüino», sobre un animalito diferente, tiene sus momentos divertidos.

MUMBLE Y SUS AMIGOS. El pingüino emperador y el bicho malo de la película. (Warner Bros)

 

 Con una técnica realmente maravillosa, Happy Feet: El pingüino podrá cautivar a los más chicos. La cámara se mueve por lugares impensados, entre hielos, nieve y mar, rodea a pingüinos, gaviotas y ballenas. Hoy por hoy, una película animada se parece más y más a una convencional, en su edición, su iluminación… y sus tramas. No debería sorprender, viniendo de la mano del australiano George Miller, director de Babe, un chanchito en la ciudad, donde ya hacía maravillas.

El eje del conflicto de Happy Feet pasa por la segregación que los pingüinos más antiguos —y supuestamente más sabios: la Naturaleza demostrará que no siempre es así— realizan del pobre Mumble, quien nació prácticamente zapateando y bailando. Los pingüinos Emperador enamoran a sus parejas con el canto, y el bichito cuando abre el pico más que gorgojear, parece Linda Blair en El exorcista. Nadie sabe qué hacer con él, ya que su habilidad no pasa por el canto, sino por el baile y, abandonado a su suerte, Mumble ya crecido encontrará quién lo quiera e intentará salvar a su especie, ya que los alienígenas (bah: los hombres) están acabando con los peces de la zona de la Antártida.

Precisamente el comienzo de Happy Feet se parece al de La marcha de los pingüinos, el documental francés que este año ganó el Oscar en su género. Muestra cómo mamá se va a pescar al océano, dejando a cuidado de papá el huevo. Algo pasa y el padre de Mumble se cree responsable de lo que en verdad no tiene mucho que ver.

Los puntos de contacto entre esta película y otros éxitos animados no pasan desapercibidos ni para un chico de preescolar que devore más de una de las propuestas animadas: los pingüinos se deslizan por túneles entre el hielo, igualito a Sid y sus compañeritos en La era de hielo; Mumble claramente tiene problemas, características especiales como le sucedía a Nemo y su aletita más pequeña en Buscando a Nemo; la banda de sonido está plagada de hits de otras épocas (A mi manera, temas de Elvis y Queen) como en ambas Shrek. Y así.

Claro que el filme tiene momentos muy divertidos, que los chicos disfrutarán a pura risa.

Una pena es perder las voces de Robin Williams, explotado desde que personificó al Genio en Aladdin, para Disney, que en la versión original en inglés le presta su carisma a Ramón, el líder de los pingüinos con acento cubano que acompañan a Mumble, y a Amoroso, el líder espiritual que recibe «información» de los seres místicos. Que uno de los compañeritos de Ramón sea el pingüino Néstor tampoco debe sorprender: el chiste ya viene así desde los Esatdos Unidos…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: