LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Farrah Fawcett: la sonrisa que se hizo mueca, Por Hernán Firpo

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en diciembre 7, 2006

A 30 años de su explosiva aparición en “Los ángeles de Charlie”, lucha contra un cáncer de colon y vive un triste reencuentro con su gran amor, Ryan O’Neal. Qué fue de la dentadura más radiante de Hollywood.

SEGUN PASAN LOS AÑOS. En 1976, cuando desde un póster imponía el brushing para arriba. En 2006, lo que dejó tanto bisturí.

En 1976, Farrah Fawcett dejaba de ser una cara de publicidad para transformarse en el ángel de Charly que más visitaba las habitaciones de los jóvenes norteamericanos. Las ondas de su pelo batido y su doble hilera de dientes fluorescentes vendían miles de pósters. Farrah era un símbolo sexual, pero uno que no necesitaba más que un primer plano para convertirse en el gran milagro del merchandising. Treinta años después, lejos del fetiche y de cualquier posible celebración del mito, la noticia es que la actriz tiene un cáncer de colon y que si la podemos encontrar en algún canal de cable será porque permitió que una cámara filmara su calvario cotidiano. Entre una y otra cosa, las copias del afiche que la popularizó se cotizan a precio de hallazgo arqueológico.

Farrah tiene 59, el año pasado cumplió 58 y antes 57. Los signos vitales (casi) se limitan a la efemérides. Artísticamente, nada. Y para las revistas de chismes, un inventario de cirugías estéticas y el piadoso reencuentro con su ex marido Ryan O’Neal. Ella luchando contra su cáncer, y él que a los 65 años viene de superar una leucemia. “Me he enamorado de nuevo”, dijo O’Neal. Alguna revista dio a entender que podrían estar menos unidos por el amor que por el espanto.

Los hermanos Mike y Ted Trikilis vivían muy bien haciendo pósters porque en los ’70 los jóvenes compraban vinilos y láminas. Se sabía que empapelar las paredes era una manera de ir moldeando la personalidad y el negocio funcionaba con las fotos gigantes de Baretta, La Mujer Biónica y el Hombre Nuclear, que por esos días estaba casado con una rubia texana que le prestaba su pinta de MissRodeo 1976 a una marca de champú.

Parece que uno de los Trikilis estaba sentado en el porche de su casa, cuando apareció un vecinito. Ey, ustedes que hacen pósters, ¿que esperan para sacar el de Farrah Fawcett?. ¿El de quién?, preguntó Ted. El vecino, un adolescente que le robaba las revistas femeninas a su mamá para usar la foto de la modelo, repitió nombre y apellido. “Esperá que anoto”, dijo Ted, atento —como buen comerciante— al reclamo de un consumidor promedio. Ted fue a la oficina. “Tenemos que hacer un póster con la cara de… —sacó la libreta y leyó lo que había escrito— Farrah Fawcett”. ¿Farrah qué? Sobrevino un mínimo estudio de mercado que convenció a los Hnos. de que, en efecto, la mujer provocaba un cosquilleo allí abajo entre el público púber y no tanto.

En el verano de 1976, Farrah ya tenía su sesión de fotos junto a una pileta de su casa en Bel Air, Los Angeles. Las imágenes completarían un lanzamiento tan imprevisto como demoledor: la cadena ABC anunciaba su nueva programación y entre los envíos había uno sobre tres chicas detectives. Los ángeles de Charlie sería el programa más visto de ese año y el siguiente. ¿Y el póster? En 1977 se habían vendido tres millones, que significaron seis millones de dólares para los hermanitos Trikilis. A hoy se contabilizan 12 millones de pósters vendidos. ¿Farrah desnuda? ¿Farrah con escote abismal? Nada que ver: la foto elegida es una chica de peinado arquitectónico y ¡malla enteriza!

Toda una estrella que imaginaba su futuro en Hollywood, Farrah dejó las alas de Charlie en un ropero y se independizó del trío. Eran los días en que decía públicamente: “Desde siempre supe que era hemosa”. Sin embargo, habrá que tener memoria Odol para saber qué fue de su carrera cinematográfica. Los años pasaron y los diarios y revistas del mundo empezaron a encabezar los artículos referidos a ella utilizando una repetida fórmula: “la ex estrella”, “el ex símbolo sexual”.

La racha negativa incluyó separaciones varias —Lee Majors, Ryan O’Neal (Parte 1, después de 17 años de matrimonio), el productor James Orr—, un triste desnudo para Playboy y una errática entrevista con el popular David Letterman (los medios consideraron que estaba drogada y alcoholizada). Sin brillos ni pretensiones de diva, la actriz volvió al cine en 1998 como la esposa de Robert Duvall en El Apostol. Se habló de “resurgimiento”, aunque desde entonces se la vio visitar más quirófanos que platós. Retoque en los ojos, un algo en la nariz, más centímetros de delantera, incontables liftings…

Mary Farrah Leni Fawcett nació el 2 de febrero de 1947, en Corpus Cristi, Texas.

 

¿Sabías?

Hizo un reality de su vida y de su drama

Fawcett protagoniza el reality show “Chasing Farrah”, junto con su ex (actual) marido Ryan O ”Neal. Dicen que el cáncer de la actriz levantó la audiencia y resucitó a los fans. En sus últimos “posteos” en la página web , ella cuenta cómo le fue en el tratamiento y dice estar “dispuesta a pelear”.

2 comentarios para “Farrah Fawcett: la sonrisa que se hizo mueca, Por Hernán Firpo”

  1. FERNANDO said

    FARRAH A MI CONSIDERACION FUE EN SU MOMENTO LA ACTRIZ QUE MAS FAMA LOGRO CON LA SERIE LOS ANGELES DE CHARLY Y APESAR DE LO QUE DIGAN FUE EL ANGEL FAVORITO DE LA GENTE

  2. ESTEL said

    HOLA
    FARRAH FAWCETT, ES UNA DE LAS MUJERES CON MAS CARISMA Y ANGEL, ME ENTRISTE ESA NOTICIA, SUERTE SOÑORA DIOS LA BENDIGA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: