LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Más que una “chica Almodóvar”

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en diciembre 14, 2006

LA POPULAR CARMEN MAURA FUE HOMENAJEADA DURANTE LA SEMANA PINAMAR 2006-2007

La actriz española estuvo en la muestra de la costa argentina, en la que se proyectaron sus filmes “La comunidad” y “Reinas”, como preestreno. En esta nota recuerda los inicios de su carrera.

No se puede mostrar la imagen “https://i0.wp.com/www.laprensa.com.ar/ediciones/a2006/m12/d14/nota_73566.jpg” porque contiene errores.


Carmen Maura, una de las más notorias “chicas Almodóvar”, llegó a la Semana Pinamar 2006-2007 para ser homenajeada por su trayectoria cinematográfica y confesó que “hacer felices a los demás me ha sido más fácil en el cine que en la vida real”.
En la muestra pinamarense se vieron de ella “La comunidad”, de Alex de la Iglesia, y el preestreno “Reinas”, de Manuel Gómez Pereira, en la que comparte pantalla con Betiana Blum. Con su presencia, Maura de inmediato se ganó el apego del público y de la prensa por su carácter abierto y vivaz.
“Los argentinos os habéis ganado un lugar entre los aficionados españoles al cine -contó en un encuentro informal-. Si los productores españoles aportan sus dineros aquí es porque saben que corren con el caballo ganador.”
Pariente de un caudillo conservador y varias veces jefe de Gobierno -”era un tío de mi madre, yo soy García Maura y él se llamaba Antonio Maura y Montaner”-, Carmen sufrió en su juventud los rigores del mundo franquista en cuanto a educación.
Con padres “más bien de derecha, cuando quise ser periodista les pareció una ordinariez; y cuando llegué a matricularme en Filosofía me impidieron concurrir a clase”, contó sin perder la gracia y el brillo en la mirada, lejos de la madre ajada que compone en la película “Volver” de Almodóvar.

VIDA MODELO
La actriz consideró que, sin embargo, la querían mucho, y que aquel comportamiento era normal en las familias de clase media durante el franquismo, para quienes la mujer joven debía permanecer en casa, puertas adentro, a la espera de un marido.
La actriz se casó a los diecinueve años “para salir de casa y para todo lo demás, porque en aquellos días follar antes del casamiento estaba muy mal visto y era difícil, porque en los hoteles te pedían la libreta de matrimonio”, reveló.
El casamiento y los dos hijos resultantes no le parecieron suficiente incentivo para su vida; su marido abogado le había puesto una galería de arte para cubrir sus tiempos muertos después de preguntarle “¿qué negocio te apetece?”.
“Tenía la cunita de mi hijo a mi lado -memoró- y el negocio se mantenía, pero un día vi un anuncio para un grupo de actores aficionados y me di cuenta de que actuar era algo que me apetecía mucho, aunque a mi marido no le gustaba.”

COSA DE LOCAS
El parecía, en un principio, “muy moderno”, pero no entendía la nueva inquietud de su mujer y el matrimonio naufragó. “Yo no entendía nada de la vida real ni sabía coser un botón, pero lo de actuar se me daba bien”, reconoció.
Alguien especializado le dijo: “Tú tienes talento”, y Maura ingresó al café concert, al teatro y a las fotonovelas, que en los 70 aún se consumían masivamente en su país, aunque su familia se puso del lado de su marido.
“Les cayó pésimo que fuera actriz y se pusieron como bestias, que ya era una señora casada de veinticinco años que esperaba su segundo hijo y que lo que hacía no estaba bien; que era de putas, así que me emperré y tuvimos que divorciarnos”, apunta la madrileña nacida en 1945.

INGRESO AL CINE
Su ingreso a la pantalla grande se dio con un ínfimo papel junto al argentino Carlos Estrada en un título que dijo no recordar: “Yo le decía “qué simpático es usted, doctor” y eso era todo”.
Luego vinieron “La mujer es cosa de hombres”, de Jesús Yague, “¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste?”, de Fernando Colomo, y la para varios consagratoria “Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón”, de Pedro Almodóvar (con Cecilia Roth), que fundó una larga carrera junto al manchego.
Carmen dijo que, sin embargo, su popularidad en la península le llegó con la televisión, y si bien ganó mucho dinero fue un trabajo que nunca sintió como propio.
Dijo no estar de acuerdo con ciertas escuelas teatrales en las que “tienes que estudiar diez años para sentirte un indio o ser infeliz; yo voy y finjo, me pongo el disfraz y ya está, como cuando Pedro me dijo en “Volver”: “olvídate que haces Pilates y sé tú misma, sin maquillaje”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: