LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

CINE- EL JUEGO DEL MIEDO III

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en diciembre 15, 2006

Dos horas de tortura al espectador


En «El juego del miedo III» continúan los tormentos para los que caen en manos de Jigsaw.

SANGRE. Aquí, allá y en todas partes.

Si su idea de entretenimiento cinematográfico es pasarse dos horas en una serie de cámaras de tortura viendo como un supuesto profeta de la Moral imparte sus lecciones a las «culpables» víctimas a través de los métodos más crueles y retorcidos imaginables, entonces El juego del miedo III es la película que usted se merece. Para los que suponemos que el cine es otra cosa, la tortura es doble.

El éxito del filme (en los Estados Unidos hizo 34 millones de dólares en sus primeros tres días) no habla tan mal del filme como del estado mental del público que la consume. ¿Cuál es la necesidad psicológica de someterse a un filme que, más allá de la sangre y las piernas y cabezas amputadas y las operaciones a cerebro abierto y las automutilaciones, encima pretende, a través de su personaje principal, un demente criminal que se hace llamar Jigsaw (Tobin Bell), convertirse en una lección moral acerca de cómo vivir la vida?

El tal Jigsaw es un hombre al que le gustan los juegos y las trampas. Con un avanzado cáncer terminal, el hombre (con la ayuda de una psicótica asistente) secuestra gente y las somete a sesiones de tortura en pos de enseñarles una lección respecto a sus vidas. En este caso, la víctima es una doctora obsesionada por su trabajo que ha dejado de lado a su familia, compuesta por un marido traumatizado por la muerte de su hijo, y su otra hija.

El secuestra a los dos y los pone a prueba mediante una serie de desafíos. Ella debe tratar de mantenerlo vivo ya que, de no hacerlo, explotarán una docena de balas en su cuello. El debe enfrentar a la testigo, el juez y el asesino de su hijo y decidir si dejar que sean torturados o ayudarlos más allá de su deseo de venganza. Jigsaw siempre esconde alguna carta, y las trampas no acabarán allí donde uno supone.

Dirigida como un largo videoclip teñido de sangre y repleta de huesos crujientes, la idea de una personaje que promueve el perdón y el derecho a «vivir la vida» sometiendo a sus rehenes a implacables torturas suena descabellada. Y aún más la idea de que los espectadores recuerden que la película intenta hablar de esos temas. Lo más probable es que salgan de la sala regodeándose en las escenas más cruentas y preguntándose porqué no hacérselas a sus animalitos domésticos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: