LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

El «brit chic» copa las pasarelas del mundo

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en diciembre 15, 2006

Los sexy sixties están de vuelta

Los máximos diseñadores eligen evocar el Londres de los años 60 cuando la modelo Twiggy (foto), la boutique Biba y looks como el de la banda The Who inspiraban a los jóvenes de entonces. Volvieron los típicos peinados andróginos.

Las modelos delgadas con ojos grandes como Twiggy marcaron el ideal de belleza andrógino

Las modelos delgadas con ojos grandes como Twiggy marcaron el ideal de belleza andrógino

Londres/París/Hamburgo. Sólo hay una ciudad que en asuntos relacionados con la moda puede estar al mismo tiempo «in» y «out»: Londres. La capital británica es singular también en lo que a tendencias se refiere.

A pesar de que sus diseñadores parecen más bien cansados y fueron sustituidos por sus colegas en París, Milán y Nueva York, el llamado «brit chic» está en auge.

Se trata sobre todo de invocar el Londres de los años 60. Los sixties están celebrando un impresionante «comeback» tanto en la moda como en la música.

«Londres floreció de golpe. Aquí está el ambiente», escribió en 1966 la revista Time en un artículo de portada que causó revuelo y acuñó la expresión de «swinging London». 

Jóvenes diseñadores y pequeñas tiendas independientes hicieron furor en la capital británica en aquel entonces.

La moda y la música pop se convirtieron en sus exportaciones más conocidas. Y las ideas llegaban, y eso era nuevo, «de la calle».

Mientras en París la ambiciosa alta costura parecía cada vez más anticuada, en Londres gente joven diseñaba vestimenta para las personas de su misma edad: sencilla, sexy y accesible.

Boutiques disparatadas como Biba causaban furor. Las modelos delgadas con ojos grandes como Twiggy marcaron el ideal de belleza andrógino, que también determinó el look de estrellas del pop como los Beatles.

Y Mary Quant propagó la minifalda, que se convirtió en la prenda más importante de esta tendencia. Justamente la minifalda está de regreso con toda su fuerza. En su nueva versión se lleva como falda o en forma de un vestido trapecio, también ésta una prenda típica de los sixties.

Las colecciones que marcan tendencia como las de Burberry, Versace, Marni o Malo en Milán, de Balenciaga, Lanvin o Chloé en París, mostraron muchas ideas de los años 60 con diseños claros de líneas rectas, contrastes blanco-negro, motivos gráficos o decoraciones metálicas.

Muchas cosas recuerdan a Mary Quant, pero también a sus colegas parisinos André Courreges o Paco Rabanne, que en los 60 se ocuparon de que París no perdiera la conexión con la nueva ola.

También los típicos peinados andróginos de aquel entonces se vieron ahora en las pasarelas: los cortes cortos como el varonil «pixie» o el peinado «bob» hasta la barbilla.

Así, la top model italiana Mariacarla Boscono logró hace poco convertirse en la más solicitada entre las modelos gracias a su nuevo peinado corto teñido de rubio.

También el icono de la moda británica Sienna Miller se cortó el cabello, para el papel de Edie Sedgwick, musa de Andy Warhol, también ella un ídolo de los años 60.

En la música, hace tiempo que regresaron los 60. Bandas como el grupo de culto británico Kaiser Chiefs o los cinco suecos de Mando Diao recuerdan en su look a los mods, el movimiento juvenil que predominó en los años 60. Aquellos oían música de The Who y solían actuar con peinados tipo casco, camisas estrechas y trajes entallados.

En el caso de Gustaf Norén, líder de Mando Diao, el peinado le sienta tan bien que ya fue visto en la portada de varias revistas internacionales de moda. Los londinenses ofrecen incluso la exposición adecuada para esta tendencia. Hasta el 25 de febrero, en el Museo Victoria & Albert se puede ver la muestra «Sixties Fashion».

En ella, también testigos de la época toman la palabra. «Los adolescentes ya no querían tener el mismo aspecto que sus madres», explica por ejemplo la periodista Felicity Green en un documental. «Querían seguir su propio camino, y así surgió la ropa sólo para esa generación. Eso fue una gran revolución».

Vista así la actual fiebre por los años 60 supone una paradoja en la historia de la moda. Y es que las hijas de aquellas mujeres que luchaban por la libertad hoy sólo quieren una cosa: parecerse a sus madres en aquel entonces.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: