LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Arte microscópico: viendo lo invisible

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en diciembre 27, 2006

Es bioquímico, pero se hizo famoso por sus fotografías. La cerveza en su versión más íntima, microchips que esconden retratos de Mickey Mouse o la inquitante imagen de la nitroglicerina, forman parte de su colección.

CERVEZAS. Una colección que sirvió para combatir el alcoholismo, esta imagen es de una Budweiser

LA PRIMERA. Imagen tomada de un Microchip con la cara de Wally, famoso por los libros ¿Dónde está Wally?. Davidson la encontró

ALANINA. Captura de un aminoácido no esencial.

Allí donde ciencia y arte confluyen, Michael Davidson encontró su lugar en el mundo. Sin embargo, esa intersección no es obvia. Nada tiene de evidente convertir la imagen de un microscopio en arte, ni de obvio disparar una fotografía desde la mira de un microscopio. Cabe suponer que Davidson estaba concentrado en su investigación, sin embargo no había perdido su capacidad de sorpresa cuando descubrió en el ADN de los monos, no una revelación científica, sino de otro tipo, “esto que estoy viendo es puro arte“, pensó y así comenzó su segunda vocación. ¿Cambió la verdad por una dedicación full time a la obsesión estética?, pues no, la bioquímica sigue siendo su primer y perpetuo amor. Sin embargo, sus fotografías se van haciendo famosas por el mundo.

Davidson dirige la división de microscopia óptica del National High Magnetic Field Laboratory, un emprendimiento conjunto de la Universidad de Florida, la Universidad del Estado de Florida y el Laboratorio Nacional de Los Alamos. Es uno de los más reconocidos expertos a nivel mundial en lo que a física de la cristalización se refiere. Pero en paralelo, recibió más de 40 premios por sus fotografías microscópicas: en su repertorio aparecen retratados los intestinos de una rata, enzimas, aminoácidos, …Pero no hay que asustarse, nada parece lo que es.

En su galería online, Expresiones Moleculares, compila las más sorprendentes imágenes de su micromundo. Allí se pueden seleccionar los temas y acceder a las diferentes colecciones: colesterol, antibióticos, crimen, etc. El formato permite ajustar el foco, el zoom o la intensidad de la imagen, o moverse sobre la imagen–muestra, tal y como si se la estuviera viendo a través de un microscopio. Por un momento Davidson presta sus ojos online.

La magia de sus creaciones reside en hacer visible lo invisible. Para ello utiliza rayos ultravioletas. No es fácil, la vida microscópica es bastante reticente a la fotografía, por eso sus imágenes son únicas. La necesidad de Davidson de mostrar al mundo lo que ven sus ojos privilegiados, lo llevó a fabricar su propio laboratorio microfotográfico artesanal y en él logró una impactante imagen del ADN que se convirtió en portada de la revista científica Nature. A partir de entonces sus fotografías ilustraron cientos de publicaciones.

Pero no sólo eso, también se exhibieron en museos, ilustraron calendarios, camisetas y los famosos colgantes Stonehenge. Pero a pesar de esta extraña popularidad, su trabajo está seriamente entrelazado con la actualidad científica. En uno de sus más recientes aportes a su galería online, explica que un número cada vez mayor de investigaciones requiere imágenes de células vivas y allí ofrece un completo informe acerca de cómo fotografiarlas.

Davidson no sólo fotografía elementos de la naturaleza, uno de sus primeros trabajos fueron microchips. Casi por casualidad (otra sorpresa) un día se topó con la cara de Waldo  (WALLY , en español) en un circuito, “la primera vez que lo vi, estaba al revés y no reconocí su cara”, contó a CNET News, pero a partir de entonces comenzó a buscar más imágenes escondidas (sí, anduvo desarmando computadoras), y las encontró. Subió sus fotografías a la web, y fueron a su vez descubiertas por los diseñadores de microchips, que no tardaron en enviarle nuevos chips, desafiándolo a encontrar otras figuras que no estaban destinadas a ser vistas por ningún ojo humano. Ese trabajo se convirtió en una colección llamada Sillicon Zoo. Autos, perritos, trenes, Mickey, el Pato Donald y otros personajes se alojan en este mundo electrónico y fueron retratados por Davidson. El chascarrillo de los diseñadores de microchips fue descubierto al mundo.

Una de las colecciones más famosas de Davidson es la de cerveza. Casi una misión imposible, pues según admitió, la cerveza no muestra casi nada a través del microscopio. Lograr una imagen capaz de ser fotografiada fue todo un desafío. Pero valió la pena porque se trató de una importante campaña contra el alcoholismo. Ese es el desafío de la fotografía microscópica: lograr que las sustancias cristalicen hasta volverse visibles.

Con otro estilo, uno de los últimos trabajos puestos online, Secret Worlds muestra un recorrido fotográfico que se inicia en el espacio exterior, se acerca a la tierra hasta atravesar la atmósfera y finalizar el interior de la cadena de ADN de la hoja de un árbol: lo que resulta evidente es que de todas esas magnitudes comprendidas entre la vastedad del espacio y el micromundo molecular, el ojo humano tiene referencia de muy poco. Sólo la particular mirada de Davidson es capaz de revelar aquello que esconden las cosas cotidianas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: