LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Brasil extraditará a un joven acusado de un doble crimen en Santiago del Estero

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en diciembre 28, 2006

Se trata de Carlos Guardo, de 28 años, hijo de un conocido abogado santiagueño. Estaba prófugo y fue detenido en Brasilia. Se lo acusa de ser el autor de quemar viva a su ex novia y una tía de ella, en julio de 2004.

VICTIMA. Silvia Alejandra Chávez.

 La Justicia de Brasil hizo lugar al pedido de extraditar a un joven santiagueño que fue detenido en ese país, acusado de provocar un incendio en el que murieron su ex novia y una tía de la joven.

El sospechoso fue identificado como Carlos Federico Guardo, un estudiante de abogacía de 28 años, sobre quien pesaba un pedido de captura internacional como presunto autor material de los asesinatos de su ex novia, Silvia Chávez, de 26, y Estela, de 56.

Guardo fue apresado en mayo de 2005 luego de estar ocho meses prófugo, durante un control de rutina cuando transitaba en un auto por el centro de la ciudad de Brasilia.

Las mujeres murieron quemadas: se sospecha que Guardo arrojó combustible por debajo de la puerta principal y encendió la casa ubicada en el barrio Primera Junta de la capital santiagueña, en la madrugada del 28 de julio de 2004.

El joven, hijo de un conocido abogado, había sido detenido por el hecho y a las pocas horas fue excarcelado por orden del ex juez y actual fiscal de una Cámara del Crimen, Raúl Romero, que inicialmente calificó la causa como “lesiones graves”.

Una vez en libertad y tras la muerte de las mujeres, Guardo escapó cuando el magistrado volvió a ordenar su arresto. Recién ayer, la Justicia brasileña autorizó su extradición.

Guardo era buscado por el asesinato de Silvia y Estela. En la casa habían vaciado un bidón de 10 litros de nafta por debajo de la puerta. Envueltas en llamas, las mujeres fueron socorridas por un familiar que también resultó con quemaduras en la cara y en el cabello.

Las sospechas de la Justicia apuntaron a Guardo, hijo de un reconocido abogado de Fiscalía de Estado de la provincia y ex novio de Silvia.

Los testimonios de los vecinos probarían la participación del acusado. Guardo quería reanudar su noviazgo, pero Silvia se negaba por los continuos episodios de violencia por los que había pasado.

Incluso existía en la Justicia una denuncia por lesiones producidas con un arma blanca. El entonces fiscal de la causa, Gonzalo Salama Rietti, dictó la orden de detención nacional e internacional contra el acusado.

La Justicia detectó que Guardo estaba en Tucumán, presuntamente protegido por un alto funcionario judicial que no permitió que allanaran su casa. La vivienda del funcionario judicial tucumano no pudo allanarse por una presunta inexactitud del domicilio.

Silvia había advertido a los padres de su ex novio que las iba a matar. “Este muchacho no está normal. Me va a matar y hará lo mismo con toda mi familia”, les había anticipado. Eso ocurrió el 6 de enero de 2004, seis meses antes del asesinato de las dos mujeres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: