LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Se cumple poco la ley que regula la venta de comida en las calles

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en enero 1, 2007

Prohíbe vender café, jugo o bebidas fraccionadas. Y estipula, por ejemplo, que los pancheros deben tener guantes. La Ciudad aumentó los controles, pero apunta a impedir la elaboración y venta callejera.

IRREGULARIDADES. Un puesto, ayer, en El Rosedal. Tiene chorizos marcados, pomos de aderezos y mesas.

  En abril de 2004, el Gobierno porteño puso en vigencia la Ley Nº 1.166, que buscaba ordenar la venta ambulante de comidas. Dijo entonces que abría el camino para regularizar una actividad ilegal. Más de dos años después, en las calles de la Ciudad sigue existiendo una enorme cantidad de puestos truchos, que venden comidas de calidad sospechosa. En el Ejecutivo afirman que aumentaron los controles, pero reconocen que queda bastante por hacer.

La venta ambulante de comidas quedó prohibida en 1996, cuando se vencieron los últimos permisos otorgados. Sin embargo, por falta de controles, se mantuvo de hecho, y creció con la crisis.

En octubre de 2003 la Legislatura sancionó la Ley 1.166, que entró en práctica meses después. Creó un registro de vendedores, donde los interesados tuvieran que anotarse, aprobar un curso de manipulación de alimentos, pedir un permiso anual para trabajar y pagar un canon mensual de entre $ 50 y $ 250.

Se habilitaron tres categorías: venta de golosinas (garrapiñadas, pochoclo, manzanas con caramelo y otras); la de panchos; y la de hamburguesas y cortes de carne. Quedó prohibida la venta de alcohol y el fraccionamiento de bebidas y aderezos: todas las gaseosas deben ser vendidas en latas o botellitas; y la mayonesa, ketchup y mostaza, en sachets individuales.

La Comuna prometió que habilitaría no más de 2.400 permisos. A su vez, aseguró que todos los vendedores iban a contar con una credencial con foto, que trabajarían «en blanco» y que usarían guantes y delantales.

Pero hoy, muchas cosas siguen fuera de norma. Según la Subsecretaría de Control Comunal, en la Ciudad hay 275 puestos habilitados, pero la Cámara Argentina de Comercio, mediante un relevamiento propio, detectó 811, entre legales y truchos.

En las calles se pueden ver personas que venden jugo exprimido, café, helados y sándwiches y aderezos caseros no envasados, todo prohibido. Incluso los legales no cumplen todo, porque, por ejemplo, colocan mesas y sillas en la vereda, lo que no está permitido. Y varios venden alcohol.

Esta situación derivó en que la Legislatura aprobara un pedido de informes para que el Ejecutivo explique, antes de febrero, cómo está manejando la situación. Su autor, el legislador del ARI Alejandro Rabinovich, afirmó: «La Ley 1.166 no se está cumpliendo, la higiene de los alimentos no está asegurada.»

El Sindicato de Vendedores Ambulantes de la República Argentina (SIVARA) sumó críticas. Su titular, Oscar Silva, señaló: «Muchas de las cosas que establece la ley nunca se pusieron en marcha. Por ejemplo, la Comuna jamás subastó las ubicaciones de los puestos de panchos que manejan empresas o cooperativas, y sus vendedores siguen trabajando en negro.»

En la Comuna aseguran que trabajan en el tema. Federico Peña, subsecretario de Control Comunal, explicó: «Cuando asumimos, hace dos años, había 780 puestos habilitados. Hoy quedan 275, en gran parte porque detectamos que no cumplían con todos los requisitos y no les renovamos los permisos o los clausuramos. Este año hicimos 1.571 controles, un 146% más que en 2005. Además, en dos años detectamos 500 puestos truchos.»

Pero reconocen problemas: «Es cierto que falta mucho por hacer. Es una actividad difícil de controlar. Pensamos que, ya que pasó la crisis, debemos volver a discutir la normativa, porque afecta el uso del espacio público. Por eso preferimos no subastar aún las ubicaciones de las pancheras a cargo de empresas. Nos parece que directamente no se debería permitir la elaboración y venta de alimentos en la calle, salvo los envasados», aseguró Peña. Es decir que, si la Legislatura lo aprobara, no se podrían vender más panchos ni hamburguesas.

Mientras tanto, Control Comunal sacó el 1º de diciembre una resolución para otorgar, por sorteo, 99 permisos para puestos en diferentes calles y plazas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: