LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

ENTREVISTA AL GUITARRISTA ULISES BUTRON , por HERNÁN FIRPO

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en enero 15, 2007

Todos somos héroes anónimos


No se puede mostrar la imagen “https://i0.wp.com/www.clarin.com/diario/2007/01/14/thumb/e014lh01.jpg” porque contiene errores.Formó Metrópoli, tocó con Spinetta y cantó el hit de Tango Feroz. Después se hundió en el alcohol y las drogas. Está de vuelta.

A mediados de los 80, Spinetta grababa un disco en el mismo estudio donde un nuevo grupo pop buscaba darle forma a su sonido. El Flaco se acercó. Me gusta esa guitarra, dijo. Escuchó un día, otro y le propuso a Ulises Butrón que formara parte del disco Privé. Nada mal para un pibe de 22 años. Después de Privé, Ulises grabó La la la (Spinetta/Páez) hasta que lo contrató Miguel Mateos para tocar en la interminable gira de Rockas Vivas. «Y sí, yo era como el guitarrista de moda».

Butrón es un apellido de la segunda horneada del rock nacional. Además estuvo en la formación (muy) inicial de Soda Stereo, construyó Metrópoli (¿se acuerdan del hitazo Héroes anónimos?) y en 1993 le llegó la masividad poniéndole su voz de cantor a la música de la película Tango Feroz. Hay que explicar esto porque pasaron diez años hasta volver a tener noticias suyas. Su regreso se llama Triangular y es un power trío («podemos llamarlo así»), con temas propios (lo acompañan Ricky Sáenz Paz, en bajo, y Aitor Graña, en batería). Por ahora, la banda graba lo que será su disco debut y toca en un lugar y en otro.

Si se le pregunta qué pasó en todos estos años, el pelado de 44 años que está del otro lado del grabador sonríe (cuando se sonríe por no llorar) y dice: «A veces pienso que estoy vivo de casualidad. Tres años atrás estaba completamente borracho, me caí por una escalera y me abrí la cabeza. Terminé en coma. Pero no fue un accidente así nomás: estaba tan loco que salí del hospital y me mandaron a un psiquiátrico. Feo, feo».

¿Y ahora cómo andás?

Bien, pero sigo con Alcohólicos Anónimos. Tuve que estar guardado un rato largo para recomponerme y poder mostrarme entero.

¿Cuál es la pretensión con Triangular?

Me pone muy feliz tocar en vivo con los chicos… siento que estoy hecho para eso. Básicamente soy un artista de tabla. Amo improvisar y que me agarre la magia del momento. Fijate que desde las últimas y aisladas presentaciones del disco Viajero (1997) pasó mucho tiempo…

¿Y además del tiempo, que otra cosa pasó?

La vida pasó.

Viajero fue la pista de que las cosas no andaban bien. Un título que no venía a cuento de sus experiencias de mochilero sino de una dieta narcótica. «Vivía a éxtasis y ácido. Me despegaba de una adicción y entraba en otra y así hasta que llegué al alcohol». Butrón habla desandando un camino largo y sinuoso. Pide que esto y aquello no se publique y a los saltos reconstruye una historia de rockeros irredentos donde éxito y fracaso son calles que se cruzan.

En 1992 fue convocado para cantar el tema principal de la ópera prima de un tal Marcelo Piñeyro. «Habíamos grabado un demo con lo que después sería La Guardia del Fuego —su última agrupación conocida— y me llamaron por teléfono. Te intersaría cantar para una pelí sobre la vida de Tanguito?. Dije que sí, obvio. En ese momento no iba a pensar que Tango… sería lo más visto desde La historia oficial».

Pero la película fue boom y la Guardia del Fuego se convertiría en la banda de sonido itinerante del filme. Presentaciones por todos lados, las finanzas del grupo que mejoran, los medios que están atentos al movimiento de Ulises & Cía. En ese horno tan intenso La Guardia se calcinó: BMG les rescinde el contrato (si había pasado el cuarto de hora de la película, también el de la banda).

«Fue un palazo tremendo. Nos usaron y nos tiraron», recuerda. A todo esto, Ulises perdía a su papá y se separaba de María Gabriela Epumer, su mujer durante ocho años. Las malas noticias no iban a parar: rehace su vida pero su nueva pareja —madre de su único hijo— se enferma y muere. Ulises desbarranca. De la depresión a las adicciones puede haber un solo paso.

Sobrio a las piñas, ahora Butrón participó de Escúchame entre el ruido, 40 años de rock argentino. Allí se unió la célula de Metrópoli, (él + Isabel de Sebastián), apenas un guiño para iniciados. «Habían pasado 14 años», dice Ulises. ¿Y? «Nada. Nos juntaron para grabar un tema de Catupecu Machu pero, la verdad, discutimos bastante. Como antes… Mi cabeza está puesta en Triangular.»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: