LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Polémicas ejecuciones de dos ex colaboradores de Saddam

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en enero 16, 2007

Eran un medio hermano de Hussein y el ex presidente del Tribunal Revolucionario. Fueron ahorcados. Pero el primero resultó, además, decapitado. Fuertes protestas.

El medio hermano de Saddam Hussein, Barzan Al Tikriti, ex jefe de los servicios de inteligencia iraquíes, y el ex presidente del Tribunal Revolucionario, Awad Al Bandar, fueron ejecutados en la horca ayer en Bagdad, dos semanas después de la ejecución, con el mismo método, del ex líder iraquí. Todos habían sido encontrados culpables de la matanza de 148 shiítas, en la localidad de Dujail, en 1982.

Si bien estas ejecuciones no contaron con el despliegue mediático que rodeó a la condena de Saddam, la polémica volvió a estallar debido a que el medio hermano de Hussein fue decapitado «accidentalmente», al ser ahorcado. Así se lo puede ver en un video difundido sólo ante la prensa en Bagdad por por parte del gobierno iraquí. Las imágenes muestran cómo los dos sentenciados, vestidos con un mono naranja de prisionero, se suben a una horca de metal. Ambos tiemblan, mientras sus verdugos les colocan una capucha negra sobre la cabeza antes de pasarles la soga alrededor del cuello.

En ese momento, se abren las trampillas y el video muestra el cuerpo ahorcado, colgando, de Awad Al Bandar. Barzan al Tikriti, en cambio, aparece en el suelo y su cabeza, metros más lejos.

«Ocurrió algo inusual, al separarse la cabeza del cuerpo. Esto ocurre raramente, pero puede pasar. Es un acto de Dios», informó el portavoz del gobierno iraquí, Ali Al Dabbagh.

«La ejecución se desarrolló con dignidad», aclaró rápidamente para prevenir cualquier polémica sobre el trato brindado a los ajusticiados.

La polémica estalló igual. Khalaf al-Olayan, líder del bloque sunnita en el Parlamento, exigió ver el video. «Es imposible que una persona sea decapitada en una ejecución en la horca. Esto demuestra que el cuerpo ha sido mutilado y esto es una violacion a la ley», disparó.

El fiscal Jaafar al-Moussawi, quien presenció las muertes, relató a la BBC que cuando las trampillas se abrieron, solo vio colgar al cuerpo de Bandar.

«Pensé que el otro convicto, Al-Tikriti, había escapado de la soga. Grité que se había escapado. ‘Bajen y búsquenlo’. Bajé unos pocos escalones para ver: Descubrí que su cabeza se había separado del cuerpo», contó.

Ambos reos habían sido condenados, al igual que Saddam Hussein, por la matanza de Dujail. Saddam fue ejecutado en la horca el pasado 30 de diciembre.

Los dos hombres debían ser ahorcados junto a Saddam. Pero en el último momento su ejecución fue pospuesta por una razón todavía sin determinar y luego fue aplazada debido a la presión internacional, contraria a la pena de muerte.

Los cuerpos fueron transferidos en un helicóptero del ejército estadounidense a Tikrit, al norte de Bagdad, e inhumados cerca de la tumba de Saddam, enterrado en su vecino pueblo natal de Awjah.

El anuncio de la muerte de los dos ex responsables del régimen de Saddam no provocó ninguna reacción notoria en Bagdad. Apenas se produjeron algunas manifestaciones de alegría en la ciudad santa shiíta de Najaf.

«Nadie nos informó de la fecha de la ejecución, pese a que solicitamos la presencia de un representante de nuestro comité durante la aplicación de la sentencia», deploró desde Ammán el abogado jordano de los reos, Issam Al Ghazzawi.

Ayer, varios gobiernos y grupos humanitarios repudiaron las ejecuciones. La secretaria estadounidense de Estado, Condoleezza Rice, de visita en Egipto, comunicó la «decepción» de su país ante esta ejecución y señaló que ambos hombres podrían haber sido ahorcados con «más dignidad».

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, lamentó las muertes. Y el diario vaticano L’Osservatore Romano denunció que el patíbulo es un instrumento «cruel» para aplicar un criterio singular de justicia.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, y el premier italiano, Romano Prodi, condenaron duramente las ejecuciones. «Debemos cooperar para poner fin a la pena de muerte», dijo Barroso en rueda de prensa junto a Prodi, en Roma. «Nadie —sentenció— tiene derecho a quitarle la vida a otra persona».

No se puede mostrar la imagen “https://i0.wp.com/www.clarin.com/diario/2007/01/16/thumb/t020dh01.jpg” porque contiene errores.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: