LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

El George Lucas de la pornografía

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en enero 22, 2007

Dicen que derribó los muros que separan al XXX del cine convencional. Defensor de la belleza de las actrices, hizo una Matrix hot, una porno animada y ganó 70 premios. Algunos creen que su artcore no levanta temperatura.

Michael Ninn  es el producto más excéntrico que arrojó la industria pornográfica en mucho tiempo, por no decir, desde sus principios. Nadie sabe muy bien quién es, pues ese que se acaba de nombrar es algo así como su nombre de guerra. Ni siquiera sus amigos saben que ese hombre de 56 -felizmente casado en segundas nupcias desde hace 20 años y padre de cinco hijos- es el que revolucionó el mundo de la triple X. Aunque su identidad es un misterio, el apodo es bien conocido: a Ninn lo llaman el George Lucas de la pornografía por llevar el género a un terreno inexplorado. ¿De qué manera? Agregándole efectos especiales, convirtiéndolo en ciencia ficción y siendo el primero en hacer una película entera de animación computada (porno, por supuesto). Dicen que es el padre de la pornografía del futuro y le entregaron 70 premios. Pero él ¿acaso un poco ingrato?, dice ser cineasta primero, pornógrafo después.

Sus productos –además de estar provistos de una buena cuota de creatividad- tienen la calidad que la pornografía nunca se preocupó en ofrecer. Algunos hasta sostienen, lo que es mucho decir, que borró las líneas que dividen al cine convencional del porno. De NinnWorx, su productora, salieron hitos como 2Funky 4you, un trabajo 100% animación computada que llevó dos años de producción y ocupó a un equipo de 15 personas, o sea, estándares de producción inéditos para una XXX. También hizo la película más cara de la historia de la pornografía: Metro City 2, que costó 250 mil dólares (aunque Ninn asegura que se las puede arreglar con 45 mil también). En Perfect, usaron quince cámaras para imitar la célebre escena de Matrix en la que las balas vuelan en cámara lenta. “Es una honorable película del futuro con suspenso”, opinó Charles Prast, presidente y CEO de Private Media Group.

2Funky 4You es como Toy Story, pero con sexo. Los personajes son en 3D como en Monster Inc, sólo que con una historia diferente”, explica Ninn sin dar la cara a las cámaras en el programa 3001: A Sex Oddity, que emite I.Sat. Se trata de una de las pocas entrevistas (5 ó 6, dice él) que Ninn concedió en sus 20 años de carrera. Reacio a las cámaras, poco amigo de las fiestas, hasta para la industria de películas para adultos este hombre es un misterio.

En otra de las contadas entrevistas, una que dio a XRentDVD, apunta las prioridades de su trabajo: “La belleza de la chica viene primero y luego una buena iluminación, es decir, valores estándares para un proyecto, sexo hot y chicas lindas”. Asegura que su influencia no la encuentra en el trabajo de otros directores sino en las tapas de Vogue y otras revistas por el estilo, y que las estrellas de sus películas deben tener una belleza clásica, tanto como sea posible.

“Aunque hacemos efectos especiales, lo que verdaderamente impacta de mis filmes es la hermosura de las mujeres, el estilo del film importa tanto como los efectos. Lo que hago se bautizó como artcore, no es hardcore“, señala en una entrevista para radio realizada por Matt Blank. Porque si bien tiene todos los elementos del hardcore, es diferente. Nos tomamos el tiempo para hacerlo apropiadamente, para encontrar los mejores maquilladores, los mejores directores de arte…”

Claro que no a todos les parece maravilloso lo que hace Ninn. En la industria tiene también sus detractores que sostienen que las animaciones 3D y los efectos especiales son lindos, pero que así la gente no se inspira (a buen entendedor, pocas palabras). Dicen que las películas pornográficas tienen por objetivo excitar al espectador, no convertirse en arte ni ciencia ficción. Y aquí viene el hachazo: dicen que las películas de Ninn no le suben la temperatura a nadie. Pero parece que a Ninn le importan poco esos comentarios. “Simplemente hago lo que hago. Por fortuna tengo una audiencia ahí afuera. Cuando tenga que parar de hacer lo que quiero hacer, entonces no lo haré más”. No sólo tiene una audiencia, también tiene el reconocimiento de la AVN y en términos de récord: en un solo año ganó 17 premios.

A pesar de su éxito, Ninn no se apropia de ese mundo que lo venera: jamás asistió a la entrega de premios AVN. Y así, sin querer o queriendo, creó un halo de misterio alrededor de sí mismo. Posiblemente Ninn tenga menos glamour de lo que cabría esperar: “Vivo dos vidas separadas. No hago la vida de la gente que está en pornografía, de fiesta en fiesta. Me comprometo a hacer las películas y fuera tengo otra vida, paso el tiempo libre con mi familia. No tengo muchos amigos en el negocio, me gusta el jet sky. Tengo una vida normal fuera del trabajo”.

Lo cierto es que este hombre llegó a la industria del cine para adultos casi sin querer. Se acababa de divorciar de su primera mujer y trabajaba en publicidad en Nueva York. Un amigo desde Los Angeles lo llamó para trabajar con él y, mientras hacía publicidades para el Sheraton, Budweiser y Miller, se dio cuenta de que el género XXX le permitiría hacer una diferencia. Miró las películas y supo que no sería difícil mejorar esos estándares. “No hay compromiso en hacer porno. Podés ser tan loco como quieras, y eso es lo que me gustó”.

Más allá de ese momento inspirado en su existencia, Ninn se revela tan sensato como cualquier norteamericano promedio. Conserva en secreto su verdadero nombre como su bien más preciado, le gusta jugar con sus amigos a preguntarles qué opinan sobre ese tal Michael Ninn (por supuesto, ellos no saben que es él) y se aguanta las críticas. A sus hijos todavía no les explicó a qué se dedica, aunque los dos más grandes se van dando cuenta. “Lo mejor es el sexo con amor“, confiesa a riesgo de desacralizar la idea que su audiencia pudo haberse formado de él. Y agrega:”todavía me abruma el hecho de que la gente se saque la ropa y tenga sexo adelante nuestro”.

Ninn busca belleza inspiradora en las mujeres que aparecen en sus filmes. Muchas de ellas no tuvieron experiencias previas en cine para adultos, hasta que Ninn las convocó. He aquí algunas de sus chicas:

Heather Vuur es la estrella de Sacred Sin , una peli con música de Van Halen. Vuur fue reclutada por Ninn sin tener experiencia anterior en films XXX, ahora es su actriz exclusiva. “Ella es increíble, en el top de ser una belleza impresionante. Su energía para esta película fue, sencillamente, fantástica”, cuenta el director.

Audrey Hollander es la protagonista de Catherine, una de las películas que Ninn llama caníbal, es decir, las escenas van un poquito más lejos que lejos.

Tall Goddess es una modelo alemana altísima “increíblemente bella” opina Ninn. Nunca había hecho cine, sólo cosas para Internet hasta que Ninn la reclutó entre sus filas.

Una respuesta para “El George Lucas de la pornografía”

  1. federico said

    hola

    les escribia para decirle que sus peliculas estan muy buenas me gusta un monton las produccion que tiene soy un chico q le gusta mirar muchas pelis y ando buscando hace tiempo una direccion para ver que posibilidades hay de hacer aunque sea una minima participacion en una de sus peliculas me gustaria que si pueden me contesten a mi direccion de correo que deje para que nos contactemos.

    desde ya les agradesco espero que lean y me contesten este E-mail y sigan haciendo esas pelis chau

    federico 22 años S.M: de Tucuman

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: