LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Hollywood puso de moda pedir disculpas

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en enero 22, 2007

En estos días, en el ambiente del espectáculo norteamericano la forma más elevada de arte es la disculpa. Disculparse ha llegado a ser una representación teatral —con un estilo casi obligatorio— cada vez que una celebridad se comporta mal y tiene que retractarse para recuperar los favores del público. El método funciona tan bien que casi se ha convertido en una receta: Confesión + Contrición = Rehabilitación.

2006 fue el año de las disculpas. La más comentada fue la de Mel Gibson, quien tuvo que retractarse públicamente a causa de un sonado incidente. En julio, fue detenido por ebriedad y exceso de velocidad en una ruta. Después de insultar a los oficiales de policía que lo arrestaron, pronunció la siguiente frase: «Los judíos son los responsables de todas las guerras del mundo». Y luego le preguntó al subcomisario: «¿Usted es judío?». Dos días después divulgó la confesión, seguida del arrepentimiento: «Me avergüenzo profundamente de todo lo que dije, y pido disculpas a quienes ofendí… Con mi comportamiento me he deshonrado y he deshonrado a mi familia, y lo lamento».

Michael Richards —coprotagonista de Seinfeld— siguió el ejemplo de Gibson y tuvo un grave problema por haber pronunciado un grosero parlamento en un «comedy club»; en esa ocasión profirió gruesos insultos y le dijo a un orador negro: «Hace cincuenta años te habríamos puesto una horquilla en el…». Luego, Richards apareció en el show de David Letterman para disculparse diciendo: «Yo no soy racista. Por eso, todo esto es una locura».

Y hubo más, muchas más, desde el episodio en que Isaiah Washington, coprotagonista de Grey’s Anatomy, se disculpó por haber insultado a un colega de reparto llamándolo «gay» con un epíteto torpe y despectivo («Me arrepiento sinceramente por haber usado esas palabras»), hasta la retractación de Christina Ricci, quien después de haber sido incluida en la lista de «las peor vestidas» por una organización protectora de los animales, se disculpó por haber aparecido en la tapa de la revista W luciendo una prenda de piel de ciervo: «Nunca más usaré pieles», dijo.

Pero la mejor disculpa fue la de Sienna Miller. Mientras filmaba una película en Pittsburgh, la actriz se refirió petulantemente a la ciudad reemplazando la sílaba «Pitt» del nombre, por una palabra que rima con ella (en inglés) y cuya traducción no es apta para un diario que leen las familias. El incidente terminó con un edulcorado pedido de perdón: Miller dijo que los ciudadanos de Pittsburgh son «cálidos y amables», y agregó que «las conversaciones pueden ser fácilmente manipuladas por la prensa».

Desde luego, la manipulación es un camino de doble vía. Cuando un famoso se mete en líos, suele recurrir a alguno de los integrantes de la creciente legión de consultores especializados en resolver situaciones de crisis, quienes —a cambio de abultados honorarios— ponen en escena la transición de la culpabilidad a la rehabilitación, pasando por la confesión. Con Gibson, la estrategia fue guardar silencio por un tiempo, trabajar con la rehabilitación, y dar la impresión de estar viviendo una dolorosa penitencia, antes de terminar dando una entrevista a Diane Sawyer, la amiga de los «chicos malos» del espectáculo.

Y en cuanto a la aparición de Richards con Letterman, fue una opción inteligente, según Paul Slansky, co-autor de un compendio muy ingenioso de disculpas. «Aparecer en el talk show de la noche, como lo demostró Hugh Grant con Jay Leno años atrás, le permite a una persona tener un fantástico escenario para disculparse», dice Slansky. «El talk show nocturno es casi por definición un entorno seguro y amigable. Los conductores del espacio están emocionados por tu presencia y nunca te harían preguntas duras. Entonces, al día siguiente, todo el mundo habla de tu aparición y se termina el problema».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: