LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Carnaval de Montevideo: murgas, publicidad y tambor

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en enero 26, 2007

El carnaval de la capital uruguaya comenzó hoy a todo tambor, color y fantasía pero con la singularidad sin antecedentes de contar con dos reinas por un error informático.

«La mitad de los montevideanos» -según el decir popular- se lanzó esta noche a las márgenes de la céntrica Avenida 18 de Julio, la arteria Aorta de la urbe.

Por primera vez en la historias de los festejos, por un desliz al copiar los nombres, la denominada Reina de las Llamadas, Nadia Benítez, fue coronada como Reina del Carnaval, mientras la verdadera, Mariné Villalba, observaba el hecho presa de asombro.

Ambas iniciaron el desfile sobre una carroza precedida, como es tradición, por el Marqués de las Cabriolas y sus respectivos séquitos.

Una veintena de murgas o conjuntos de baile y canto, siete grupos de parodistas, tres revistas carnavalescas y nueve sociedades de negros y lubolos (blancos pintados de negro), desfilaron en el primer día.

La comparsa Cuareim 1080, con más de 200 tambores que hicieron tronar los edificios de la extensa avenida y calles adyacentes, marchó este año a la cabeza de las agrupaciones de su tipo.

Entre las murgas, abrió el paseo en esta ocasión la denominada Araca La Cana, giro de palabras alusivo a la cárcel, en enconada batalla con Agárrate Catalina, ganadora en de todos los lauros en 2005 y 2006.

Ambas, junto a Falta y Resto, Demimurga, La Platense, Queso Magro, Vieja Viola y Todavía no se sabe, sobresalen por el contenido social de cantos que hablan de tragedias, amistad, pasiones mundanas, esperanzas frustradas y filosofías callejeras.

«Vengan a la fiesta los que lloran canten los que aprenden a callar suelten como pájaros de fuego Las campanas de la libertad . Ruge en el teatro de los pobres la profunda voz de la igualdad luce la alegría sus ropajes cada vez que llega el carnaval», dice uno de los textos.

A Contramano, Carambola, Curtidores de Hongos, Bafo y sus mulatas, provocaron silencios generalizados para escuchar sus canciones e historias, o aplausos atronadores ante el contagioso ritmo de sus congas africanas y redoblantes europeos.

«Ahí va Carlos «El Cachito» Leon», clamó un joven que instantes mas tarde pronunciara una amenaza gratuita a un amigo: «Te voy a volar los dientes en 10 mil pedazos».

«Demasiada publicidad», dijo una espectadora desde su silla, por la cual debió pagar 95 pesos (4.00 USD), según comentó con lamento.

Cientos de contratados, incluidos vehículos de gran porte, anunciaron a lo largo del trayecto mercancías y servicios nacionales o pertenecientes a empresas transnacionales patrocinadoras.

En murgas y grupos figuran personajes de amplio reconocimiento como Julio «El Canela» Sosa, y tocadores como Victor «Tulunga» Alvarado, Carlos «El Bocha» Pintos, José María «El Catusa» Silva, Gerardo «El Batata» Cánepa y Raúl «El Tinta» Velazco.

Negros, en su mayoría, mulatos y blancos «con corazón mestizo», todos risueños para la circunstancia y con sus caras pintadas, animaron hasta la fatiga la popular celebración hasta entrada la madrugada.

Solo después, la noche de Montevideo volvió a ser como siempre- la de una ciudad silenciosa, escondida tras sus decenas bancos financieros, sus proposiciones ocultas y una quietud nerviosa que aparenta temores o presagios ancestrales.

Desaparecieron el ruido y los hombres sobre zancos, las mujeres semidesdunas, los abanderados y los figurines convertidos en muñecones de cabeza descomunal que hacen jadear, reir o gritar de espanto.

Un colega dijo en un virtual exceso que el carnaval capitalino era «similar al de Río de Janeiro».

«Nada que ver», lo cortó otro, también uruguayo, con la frase que se emplea aquí para negar, preguntar, exclamar y justificar.

«Teníamos un sueño que se nos perdió pregunto dónde está quizás alguien lo vió Que pena nuestro sueño que no vio la luz que pena la ilusión de nuestra juventud», evoca una reflexiva murga de Agárrate Catalina.

GRACIAS  ANABELA

Una respuesta hasta “Carnaval de Montevideo: murgas, publicidad y tambor”

  1. MARTA said

    Hola vanessa:
    me encanto la pelicula de high school musical.
    mis amigas y yo no paramos de ablar de ella
    tengo tu disco y el de la peli tu disco no paro de escucharlo
    eres mi mejor estrella de pelis

    adios wapa

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: