LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Advierten que el cambio climático también pone en riesgo a la salud

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en enero 27, 2007

El aumento de la temperatura, la humedad, la lluvia y el nivel del mar son factores que influyen en el recrudecimiento de enfermedades como la malaria, el dengue, la fiebre amarilla y el mal de Chagas.No hay dudas: el cambio climático mundial provocará numerosos efectos en la salud humana. Y lo que ya aseguran también los científicos es que los efectos negativos superarán a los positivos. Una de las consecuencias de esta locura climática es que aumentarán las enfermedades. Incluso volverán algunas ya erradicadas.

El tema es todo un desafío. Lo dice la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su último informe sobre Cambio Climático y Salud Humana: “El sistema climático mundial integra los complejos procesos que mantienen la vida. El clima y el tiempo siempre han repercutido mucho en la salud y el bienestar de los seres humanos, pero, al igual que otros grandes sistemas naturales, el climático está empezando a sufrir la presión de las actividades humanas. Este cambio global es un nuevo reto para las actuales iniciativas encaminadas para proteger la salud”.

La OMS ya estimó en 2002 que este fenómeno había sido responsable del 2,4% de los casos de diarrea en el mundo y del 6% de los casos de paludismo.

El científico argentino Osvaldo Canziani, copresidente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC), da cuenta de las evaluaciones de su grupo de trabajo: “Los impactos en la salud serán más negativos que positivos. Algunos cambios serán resultado de modificaciones en las frecuencias e intensidades de los extremos de calor y frío, de inundaciones y sequías. También afectará los sistemas ecológico y social, dando lugar a enfermedades infecciosas, produciendo cambios en la producción de alimentos y la adecuación nutricional, concentraciones de contaminantes del aire, además de consecuencias para la salud derivadas de desplazamientos de poblaciones. Además, la intensificación de las olas de calor acrecentará el riesgo de mortalidad en ancianos y poblaciones de menos recursos”.

Entre los factores que afectarán la transmisión de enfermedades infecciosas como la malaria, el dengue, la fiebre amarilla, el paludismo y el Chagas están el aumento de la temperatura, la humedad, las lluvias y el nivel del mar. Estos factores podrían no sólo conducir a la extensión del área de influencia de estas enfermedades sino también aumentar la importancia de sus brotes.

Edgardo Marcos, subdirector del Instituto de Zoonosis Luis Pasteur, explica algunas de las razones del regreso de enfermedades emergentes vinculadas con el cambio climático: “Las altas temperaturas y el aumento de lluvias favorecen la reproducción de mosquitos, que son los vectores que transmiten las enfermedades infecciosas”. Da el ejemplo del dengue, que fue desterrado en el 50 y volvió en el 98. “El dengue comenzó en Jujuy, después llegó a Misiones y ahora está en todo el norte del país, donde ya se considera endémica”, dice Marcos.

También habla de la enfermedad del Nilo Occidental: “Era exótica en toda América hasta que en el 99 aparecieron aves muertas en el Central Park de Nueva York. Ahora no sólo está en todo los Estados Unidos sino que la enfermedad llegó a Argentina, donde hubo casos de humanos en Córdoba y caballos de San Antonio de Areco”. Otro ejemplo por el estilo es la encefalitis de San Luis: Argentina pasó de ser país libre a tener casos en 2006.

¿En unos años el dengue, la fiebre amarilla o la malaria se instalarán en Buenos Aires? “Afirmarlo sería hacer futurología. Pero sí existen los riesgos, ya que lo que seguramente va a ocurrir es que se extienda el período de presencia de los mosquitos por el aumento de lluvias y temperatura”, explica Marcos.

Si bien la capacidad científica para predecir y trazar modelos de los efectos en la salud sigue evolucionando, aún no es posible precisar y localizar proyecciones para muchas enfermedades. Sin embargo, es prioritario mejorar la infraestructura de salud pública y desarrollar medidas de adaptación. Así opina Leónidas Girardin, especialista en economía del cambio climático global: “Sí, es un problema de mucha plata, pero hay que planificar e invertir ahora porque después va a salir mucho más caro”.

Preocupación mundial

El cambio climático no sólo constituye una amenaza a escala planetaria para la naturaleza y el ser humano, sino también para el desarrollo económico, es la opinión casi unánime en el Foro Económico Mundial de Davos, que se desarrolla en Suiza.

El debate entre líderes políticos y empresarios se centra en la velocidad y los medios con los que afrontar el problema. El director del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, Achim Steiner, dijo que ya se percibe desde la industria una preocupación por el tema ambiental como un factor que pone en riesgo la supervivencia.

 

Factor humano


El planeta Tierra se formó hace 4.500 millones de años. Imagínese, en ese tiempo hubo de todo. Epocas calientes, heladas, inestables, y cambios en el clima, en los ecosistemas, en la vida. ¿El clima está cambiando de nuevo? Sí, claro, y volverá a hacerlo una y otra vez hasta que el Sol se apague y se termine todo. El tema es que la aparición del hombre moderno aportó un factor inesperado: la emisión de gases (producto de sus actividades, industriales sobre todo) que influyen —negativamente— en el efecto invernadero, esa especie de “escudo protector” que ayuda a que nuestro planeta tenga temperaturas aptas para la vida. Esos gases están acelerando un calentamiento global. Prepárese, porque eso no es nada saludable. Y lo peor es que ya no puede detenerse.

 

Alerta por el dengue


Tres casos de dengue en Corrientes y dos en Formosa pusieron en alerta a las autoridades sanitarias. Paraguay afronta un brote de la enfermedad, con más de mil afectados —600 de ellos en Asunción— y tres muertes.

 

“A la Argentina, estos cambios en el clima se le vienen encima”


Existe una Unidad de Cambio Climático en el país que ya presentó una Primera Comunicación Nacional en 1997, y ahora está lista la segunda. Entre sus tareas está realizar estudios para actualizar y mejorar los inventarios nacionales de gases de efecto invernadero (GEI).

Esta Unidad —formada por las Secretarías de Ambiente y Desarrollo Sustentable; de Relaciones Exteriores; de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva; de Energía, de Transporte, de Industria, Comercio y de la Pequeña y Mediana Empresa; de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos; de Recursos Hídricos— evalúa la vulnerabilidad al cambio climático de varios ecosistemas y formula estrategias de adaptación.

En esta Segunda Comunicación se dan algunas recomendaciones para mitigar la emisión de gases. Son medidas a gran escala y que tienen que ver con el sector energético, ganadero, forestal, del transporte.

De todas maneras, en relación a la emisión de gases, Argentina está en el puesto número 30 en el mundo: los primeros lugares son para Estados Unidos, China, Japón, la ex Unión Soviética, Alemania.

“Nuestro país emite el 0,5 por ciento del total mundial”, explica  Leónidas Girardín, economista especializado en cambio climático. “Es decir, si bien se deben tomar medidas para bajar la emisión, aunque acá no se emitan más gases, el cambio climático se nos viene encima igual. Por eso es que hay que tomar medidas ya”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: