LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

En vacaciones crece la demanda para “escrachar” a maridos infieles

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en enero 27, 2007

En el país hay más de 45 mil detectives. Muchos se ocupan de casos de infidelidad.

Aunque más no sea por curiosidad, ¿quién no espió alguna vez a alguien? Menos común es, claro está, mandar a un detective a perseguir al marido. Pero esto es algo que sucede cada vez más. Especialmente en las vacaciones. Y se paga bien, un promedio de 400 pesos por día. A cambio, los sabuesos hacen de todo. Escuchan el caso, estudian los pasos a seguir y salen a espiar a hombres y mujeres sospechados de infidelidad. Sí, los hombres también contratan.

Según la Dirección General Fiscalizadora de Agencias de Seguridad Privada provincial, en la Argentina hay unas 500 empresas privadas y más de 45 mil investigadores y detectives que cobran entre 3.000 y 4.000 pesos por caso cerrado. Desde la Academia Newbery , su director Miguel Angel Maiolino asegura: “La mitad de los clientes que atendemos vienen preocupados por la infidelidad”. Y aclara: “Las que más contratan son las mujeres. Basta que sus maridos se rompan una uña para que ya crean que tienen una amante”.

La actividad de estos pichones de inspector Gadget no es nada simple. No sólo se basa en el seguimiento de parejas infieles o en reunir evidencia para divorcios, sino que también abarca temas penales, civiles, comerciales, recupero de objetos de arte o mercadería robada. “Considero que en la Argentina falta una ley del detective privado a nivel nacional”, afirma Maiolino, respecto del proyecto de ley de la provincia de Buenos Aires, donde quedarían prohibidas las investigaciones referidas a cuestiones privadas.

Vacío legal mediante, los sabuesos siguen en las calles despertando paranoias. Y para eso están equipados: viajan en camionetas diseñadas para hacer trabajo de campo y seguir a potenciales infieles desde lejos. Usan cámaras especiales para sacar fotos a distancia y ponen micrófonos microscópicos donde menos lo imaginen. Tengan cuidado, ya lo dice el refrán, la curiosidad mata al gato…

Lorena Bassani, Roxana Lavazza y Damián Courteaux,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: