LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Un Serrat íntimo y exquisito

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en enero 30, 2007

Fue como tenerlo en el living de tu casa y que tomara la guitarra y se pusiera a cantar sus mejores canciones, con arreglos bellísimos y un Ricard Miralles sobresaliente en el piano. Un Serrat histriónico, relajado, con muy buena voz y un manejo del escenario como nunca se lo había visto en show alguno, contando historias, anécdotas, actuando y hasta bailando un poco, en una suerte de espectáculo de café concert masivo.


El show, que duró nada menos que dos horas y veinte, abrió con «Hoy puede ser un gran día», con Miralles sobre el costado izquierdo del escenario tras un piano de cola y Serrat con su guitarra en el centro. «Bienvenidos a su casa y a su fiesta», saludó como introducción, y eso fue precisamente el show, una fiesta compartida con un viejo amigo para celebrar sus maravillosas creaciones, muchas de las cuales nos han acompañado toda la vida. Le siguió ese verdadero canto a la esperanza que es «De vez en cuando la vida», cerrando la trilogía inicial con nada menos que «Mediterráneo», un clásico absoluto, una canción genial y perfecta. Luego llegó el turno de las dos primeras canciones de su último disco editado, «Mô», que es en catalán, razón por lo cual se tomó el trabajo de recitar primero las letras. Los temas son «Mô» (que es el nombre por el cual los lugareños llaman a Mahon, en la isla Menorca, donde Serrat tiene una casa en la que pasa gran parte del año) y «Jamás podrás huir de ti». Pasado el interludio en catalán arranca sin avisar con la nostálgica ternura de la poesía de «Aquellas pequeñas cosas», la cual comenzó a humedecer los ojos de gran parte del público asistente. Con gran manejo de los tempos y climas del show, un Serrat bien «canchero» interpretó una versión casi tanguera del discepoleano tema «Yo me manejo bien con todo el mundo», irónica viñeta que pinta de cuerpo entero la personalidad y figura de esos advenedizos chupamedias y alcahuetes del poder en todas sus manifestaciones. En este tramo del show comienza a destacarse su veta actoral e interpreta con maestría la cancion «Benito», protagonizada por un linyera, atreviéndose inclusive con unos pasos de baile. La ironía sigue con «Me gusta todo de ti (pero tú no)», esa ácida reflexión sobre la belleza superficial, para cambiar completamente el clima del espectáculo y meterse de lleno con la poesía mayúscula de Antonio Machado y un siempre emocionante y movilizador «Cantares», el cual terminó en una verdadera ovación por parte de todo el recinto. El show continuó con otra canción en catalán del último disco, «Quemando nubes», a la que siguieron dos de su más antiguos y recordados éxitos: «Tu nombre me sabe a hierba» y «Penélope», ambos con unos arreglos nuevos y exquisitos que insuflaron una nueva vida a los añejos clásicos. Luego Serrat abandona el escenario y le deja el protagonismo al inmenso Ricard Miralles y su piano, un verdadero maestro con las teclas y arreglador de los discos más emblemáticos del catalán, quien comenzó su solo con variaciones sobre «Adiós nonino» de Piazzolla y lo terminó con unos acordes de «Cambalache». Cuando Serrat regresó lo presentó con mucho humor pero genuino cariño, contó cómo se conocieron en 1969, presentados nada menos que por el gran pianista de jazz catalán Teté Montoliú, y bromeó sobre su larga relación, a la cual describió con mucho humor como la de un matrimonio: «con Ricard nos conocemos y queremos desde hace casi cuarenta años, somos como un matrimonio, con amor, pero tambien con nuestras broncas, eso sí, sin sexo…bueno, como dije: como un matrimonio», ironizó el Nano despertando las carcajadas de todo el mundo. El humor continuó cuando presentó el último tema que cantó en catalán del disco «Mô», «Si hubiera nacido mujer», donde contó que su madre en realidad esperaba una niña cuando estaba embarazada de él, y que por esa razón todo lo que tuvo de muy pequeño era color rosa o muy femenino. El tramo fue muy hilarante y extenso como para transcribir en su totalidad, pero un Serrat muy locuaz y divertido transformado en una especie de comediante de «stand up», se ridiculizó a sí mismo diciendo que «de esas experiencias de la niñez uno no queda impune» y que a pesar de mostrarse muy varón en escena, en la intimidad suele ponerse ligueros rosas. Un Serrat desopilante e inédito que sorprendió a todos con su humor y frescura. Lo increíble es que después de tanta hilaridad abordó uno de sus temas más graves de su repertorio, «Pueblo Blanco», en una versión descomunal y dramática que volvió a levantar a todo el recinto y fue de lo mejor de la noche. La veta histriónica continuó luego, ya con mayor seriedad, cuando interpretó a ese mayordomo servil que protagoniza el tema «»Disculpe el señor», un personaje que parece escapado de un relato de Miguel Delibes, para luego distender nuevamente un poco el clima con «No hago otra cosa que pensar en ti». El tema final volvió a conjurar la poesía de otro grande, Miguel Hernández, en una emocionante versión de «Para la libertad» con todo el Polideportivo de pie celebrando los versos que cantan que, a pesar de todas la vicisitudes que tengamos que soportar, aún tenemos la vida. Los bises comenzaron con una tierna versión de «Esos locos bajitos» que finalmente convirtieron en lágrimas de auténtica emoción los humedecidos ojos del respetable, y la celebración de la tradicional «Fiesta», que arrancó un espontáneo y ruidoso «nooo» por parte del público después de la frase «Se acabó, el sol nos dice que llegó el final». Tal vez por esa razón, los músicos volvieron a aparecer sobre el escenario, emocionados, y Serrat nos regaló la que tal vez sea su más sentida canción de amor, «Lucía». El final real fue para el recuerdo, con un Serrat bañado en una luz roja sobre el borde del escenario, con los brazos en cruz, y cantando como pocas veces se lo escuchara -desde el fondo mismo de sus entrañas- una versión de «La Saeta» que quedará en la memoria de todos los asistentes a tan maravilloso evento.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: