LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Uno de cada tres habitantes de Darfur vive hacinado en campos de refugiados

Publicado por LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en febrero 1, 2007

  • El secretario de Estado de Exteriores y la de Cooperación Internacional visitaron esta castigada zona.
  • Unas 250.000 personas han muerto ya en este conflicto.
  • Hay 4 millones de desplazados en Sudán.

Hacinados en campos de refugiados en unas pésimas condiciones de salubridad, viviendo muchos de ellos sólo de la ayuda humanitaria, uno de cada tres habitantes de Darfur ha tenido que abandonar su hogar huyendo del escenario de una de las peores crisis de violencia de los últimos años.

Entre 200.000 y 250.000 personas han muerto ya en este conflicto, que dura algo más de tres años, y más de dos millones están acogidos en campos de refugiados internos en esta región, que tiene una extensión similar a la de Francia y una población que ronda los seis millones de habitantes.

Darfur tiene una extensión como la de Francia, con unos seis millones de habitantes

Uno de estos asentamientos teóricamente temporales, el de Abushok, en el norte de Darfur, fue visitado ayer por los secretarios de Estados de Asuntos Exteriores, Bernardino León, y de Cooperación Internacional, Leire Pajín, como colofón a un viaje oficial que los ha llevado también a la capital sudanesa, Jartum y Etiopía.

Pajín y León visitaron, además, un colegio, formado por una docena de aulas de paja, donde entre 60 y 70 niños, con un escasísimo material escolar, reciben educación gracias a un programa de UNICEF, en colaboración con el Ministerio de Educación sudanés.

En esta región noroccidental de Sudán, el conflicto se reavivó en 2003, cuando el Movimiento de Liberación de Sudán se levantó en armas, junto con otros grupos, para protestar contra la pobreza y la marginación de la región.

La violencia se mantiene pese al acuerdo de paz firmado en Abuya, Nigeria, en mayo del año pasado, al que no se sumaron varios grupos rebeldes enfrentados a Jartum, por lo que las agencias humanitarias encuentran gravísimos probl

emas de seguridad para acceder a los más necesitados, una situación de inseguridad que la ONU ha calificado como “desesperada”.

La violencia se mantiene pese al acuerdo de paz del año pasado, al que no se sumaron grupos rebeldes enfrentados a Jartum

Un subdesarrollo crónico, la situación de violencia continuada y la ausencia de un enfoque internacional sostenido hacen que, incluso con paz, cualquier mejora real de las condiciones de vida de la población sea difícil de alcanzar.

Diversos países árabes y la ONU estudian la posibilidad de formar una fuerza de interposición en Darfur, con efectivos africanos y cascos azules, algo a lo que, en principio, se opone el Gobierno sudanés.

Además, el Premio Nobel de la Paz de 1997, Judy Williams, dirigirá próximamente una misión de la ONU que investigará la situación de los derechos humanos en la región, donde las fuerzas de paz de la Unión Africana, desplegadas en 2004, no han conseguido frenar la violencia.

La vida diaria, un infierno

Alrededor de 54.000 personas se encuentran refugiadas en el campo de Abushk, una mínima parte de los más de cuatro millones de desplazados que hay en todo el país.

Países árabes y la ONU estudian formar una fuerza de interposición con efectivos africanos y cascos azules, pero el Gobierno sudanés se opone

Las fuerzas desplegadas por la Unión Africana ‘controlan’ la entrada al asentamiento, al que, no obstante, rara vez acceden.

Casi a la entrada de Abushok hay un ‘mercado’ que combina puestos de comida con otros donde adquirir palos de madera ya serrados y lijados, que sirven para sujetar los techos de las chabolas.

Y es que todavía se mantiene una endeble economía doméstica, sustituida a veces por trueques.

En los campos, los desplazados internos no sólo tienen que enfrentarse al hambre, a la miseria y a la enfermedad, sino que algunos arrastran traumas psicológicos provocados por la violencia que les obligó a huir de sus hogares y por la incertidumbre que les mantiene en estos asentamientos temporales.

Miles de personas son las que se ven obligadas a sobrevivir únicamente con lo justo que les llega de las agencias humanitarias internacionales.

Uno de estos casos es una clínica para niños con desnutrición severa, un proyecto que desarrolla Acción contra el Hambre y gracias al cual actualmente sesenta menores de hasta cinco años reciben el sustento necesario para alcanzar un peso acorde con su edad.

En este centro, en cuya puerta de entrada hay un cartel que prohíbe el uso de armas, las tiendas están dibujadas por los propios niños, que disponen también de una sala de juegos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 39 seguidores

%d personas les gusta esto: