LA ARGENTINIDAD….. AL PALO

Política, Videos, Ciencia,Cultura, Espectáculos, Cine, Deportes, Tegnologías, Arte, Humor, Música, Reportajes. ETC

Los ecologistas protestan por una cena en Lleida cuyo plato estrella es el burro

Posted by LA ARGENTINIDAD ...AL PALO en febrero 3, 2007

En Sort. Se pretende promocionar el consumo. Los organizadores del ágape sacrificaron anteayer dos ejemplares macho. Los burros están protegidos.

La organización Ecologistas en Acción considera “triste, esperpéntico y lamentable” que se organice una fiesta gastronómica en Sort con estofado de carne de burro catalán como plato estrella, “en lugar de promover su respeto y reconocimiento”.

Promoción del consumo

La protesta de los ecologistas se produce después del anuncio de la sociedad gastronómica “La Xicoia” de Sort de organizar una cena para hoy, en la que se cocinarán dos ejemplares macho de burro catalán con el objetivo de promocionar su consumo y recuperar la “Festa del RUC“, tradicional en la comarca del Pallars.

Los organizadores del ágape sacrificaron anteayer dos ejemplares macho

Los organizadores del ágape sacrificaron anteayer dos ejemplares macho y ya han iniciado su preparación culinaria para la cena, a la que esperan la asistencia de unos quinientos comensales.

Fuentes de la asociación gastronómica “La Xicoia” han explicado que “las protestas ecologistas nos parecen desmesuradas, ya que no sacrificamos hembras protegidas para la reproducción”.

300 burros protegidos

Sin embargo, Ecologistas en Acción recuerda que “en estos momentos hay trescientos burros catalanes protegidos, un símbolo de Cataluña, un símbolo identitario de un animal que durante siglos ha sido el compañero de trabajo del hombre en los trabajos del campo y el transporte”.

Los ecologistas consideran que “aún es más desconcertante que en el cartel publicitario de esta fiesta de Sort figuren como colaboradores instituciones como el departamento de Cultura de la Generalitat, Caixa de Catalunya y La Caixa, porque creemos que a ningún país civilizado y europeo se le ocurriría promover una iniciativa de estas características”.

3 comentarios to “Los ecologistas protestan por una cena en Lleida cuyo plato estrella es el burro”

  1. antonio said

    EL BURRO CATALÀ NO ES MENJA

    En referència a algunes noticies aparegudes darrerament als mitjans de comunicació, l’associació per al foment de la raça asinina catalana (A.F.R.A.C.), voldria fer algunes puntualitzacions.
    Els burros que es mengen al poble de Sort no són de raça catalana i per tant, no estan inscrits al llibre de registre genealògic ni reconeguts com a tals. L’associació A.F.R.A.C., amb més de vint-i-cinc anys treballant per a la recuperació de la raça i els seus ramaders, dedicats a tan noble causa (la de conservar un patrimoni genètic i cultural), en cap cas té la seva finalitat, en la producció de carn per al consum humà.
    L’ase català forma part de la nostra història i fou un veritable motor econòmic d’algunes comarques, on tenia una funció molt específica i durant molts anys sobrevisqué al costat de l’home en els sistemes tradicionals de l’agricultura. La funció que aquests animals tenen avui en dia, òbviament no és la mateixa, però mai la seva raó de ser és convertir-se en hamburguesa.
    El burro català es un animal noble, de mirada penetrant, un ésser sensible que els seus propietaris admiren i estimen.
    Malgrat la tradició del Pallars de menjar carn d’ase, el burro català i la seva associació L’A.F.R.A.C., no tenen res a veure amb la iniciativa, per altre banda totalment lícita, del col·lectiu Xicoia de servir carn de ruc, que no de burro català, als seus comensals.

    David Ferràndez Cañadell, membre de l’ A.F.R.A.C.
    33937246X
    C/segarell 271, Muntanyola
    🙂

  2. la que mas sabe carmen said

    La presidenta de l’Associació per la Defensa dels Drets dels Animals (ADDA), Carme Méndez, va explicar ahir que el fet de sacrificar dos mascles no és il·legal perquè la Generalitat protegeix només les femelles, aixins que és totalment lícit la festa que es fà al Pallars Sobirà.

  3. quim said

    EL RUNRÚN (QUIM MONZÓ) – BURROS

    El sábado se celebró en Sort la Festa del Ruc. Los asistentes se comieron dos burros, en forma de estofado y longaniza. A la cena (preparada por la sociedad gastronómica La Xicoia) asistieron cuatrocientas personas. La organizan desde hace más de diez años, pero en esta ocasión han cambiado el lugar de encuentro: de Llessui han pasado a Sort. En la edición digital de La Vanguardia, el vicepresidente de la Xicoia resaltaba las cualidades de la carne de burro, «cuyo sabor es similar a la del caballo, pero un poco más dulce». Explicaba también que, mezclada con la de cerdo, da unas longanizas sabrosas.

    Pero -ay- en los últimos tiempos el burro ha ido ocupando un lugar en la simbología catalana (hecho que incluso ha merecido un sermón del mismísimo Jordi Pujol). Ese lugar simbólico ha hecho que – tras diez años sin que nadie reparase en la cita gastronómica del Pallars – de repente muchos ojos se hayan posado en ella. De entre todos esos ojos, cabe destacar los de Ecologistes en Acció y Asociación Defensa Derechos Animales (tal cual: sin artículos ni preposiciones), que han emitido un comunicado diciendo que comer burro en una fiesta gastronómica es «triste, esperpéntico y lamentable», que «en estos momentos hay trescientos burros catalanes protegidos, un símbolo de Catalunya, un símbolo identitario de un animal que durante siglos ha sido el compañero de trabajo del hombre» y que «creemos que a ningún país civilizado y europeo se le ocurriría promover una iniciativa de estas características».

    El comunicado es un ejemplo claro de la empanada mental de muchas supuestas almas bondadosas. Ecologistes en Acció y Asociación Defensa Derechos Animales hacen trampa cuando hablan de burros protegidos en relación con los de Sort. Porque los que se comieron allí no eran guarans sino de raza común. Eran machos, además, ya que – aun siendo comunes – las burras sí estan protegidas, para facilitar la reproducción. De la bondad de estas citas gastronómicas habla La Xicoia: hace diez años, cuando esas comidas empezaron a celebrarse, sólo una granja pallaresa se dedicaba a la cría de esos animales, y una década después ya son diez, lo que demuestra que contribuye al mantenimiento de la especie.

    Y las «almas bondadosas» vuelven a hacer trampa cuando dicen que «a ningún país civilizado y europeo se le ocurriría promover una iniciativa de estas características». Recuerdo que una mañana de abril de hace catorce años paseaba por la ciudad italiana de Asti. Entré en un mercado a curiosear. En un puesto de carnicería vi longanizas de burro y me interesé por ellas. Como le comenté al propietario que nunca las había probado, me regaló una, y no hubo forma de que quisiera cobrarme. Simplemente a la plancha, estaba rica-rica. A veces como carne de caballo o de potro, que compro en la carnicería Xavier, de Santa Caterina. Hoy, en mercados y restaurantes encuentras también carne de avestruz y de canguro (amén de gusanos y escorpiones, en Petrás de la Boquería). Con ese panorama, ¿la de burro no se va a poder comer? ¿Qué prejuicio puritano lo impide? ¿Uno religioso, similar al que prohíbe, según donde, comer cerdo? Al estilo de Calixto Bieito, cabría modernizar el viejo refrán: de burro i de sostenible, se n’ha de venir de mena.

    LA VANGUARDIA – 07/02/2007, pàg. 24

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: